Bárbara Rey y el rey emérito, graves acusaciones.

Estos días en las redes sociales hemos podido ver algunas noticias sobre Bárbara Rey y el rey emérito don Juan Carlos I. Las cuestiones del corazón y los devaneos de los famosos (sean de la índole que sean, tanto la cuestión como el famoso) nunca me han interesado y suelo pasar de puntillas sobre este tipo de noticias. Rara vez leo más allá del titular ni suelo comentarlas. En cualquier caso, una cosa es la parte frívola de la noticia (el rey y sus supuestas amantes) y otra las graves acusaciones que se han estado difundiendo sobre el hecho de que el CNI haya estado pagando cantidades millonarias para conseguir el silencio de la supuestamente implicada Bárbara Rey. Eso, caso de ser cierto, sinceramente me parece mucho más grave. Pero aún hay otra cosa que me parece más grave todavía, y es que estas noticias aparezcan así, de pronto, en las redes sociales (OKDiario).
El rey emérito y el CIS son altas instituciones del Estado. La pregunta que yo me hago es: ¿Se pueden difundir este tipo de cuestiones sin haber pasado previamente por los tribunales o sin haber sido investigadas por la policía? ¿Basta una simple supuesta filtración de alguien que supuestamente dice conocer estos detalles? ¿O existen pruebas de peso que lo justifiquen?

¿Y si no fuera cierta la noticia de Bárbara Rey y el rey emérito?

#bárbara rey
¿Y si no fuera cierta la noticia de los supuestos pagos a Bárbara Rey?
Doy por hecho que cada vez circulan más noticias falsas, cosa que queda muy propiciada por el funcionamiento de las redes sociales y la facilidad con la que cualquiera puede difundir noticias o pseudonoticias. ¿Por qué tenemos que dar credibilidad a una noticia de este tipo? Sinceramente no lo sé, solo sé lo que veo por las redes; no he visto a mucha gente cuestionando la veracidad de la noticia, pero sí que he visto una gran difusión, mucho compartir y muchas palabras desagradables en comentarios. Si he de ser sincero, no me he formado una opinión al respecto, pero no me gusta la situación; si existen pruebas de algo así creo que habría que acudir a los tribunales, no a la prensa ni a las redes sociales.
En cualquier caso, no he hecho ningún comentario en las redes sobre esto ni tenía previsto hablar de ello, pero un lector del blog me ha hecho llegar un escrito presentado por SUGC, Guardias Civiles por los Derechos Humanos, y me ha parecido interesante compartirlo. En el escrito, a cuyo texto íntegro se puede acceder desde AQUÍ, se solicitan actuaciones a la presidenta del Congreso de los Diputados para que haga entrega a todos los grupos parlamentarios «en defensa de la legalidad y de la ética que debe presidir en la actuación y defensa de las altas instituciones del Estado, especialmente como en este caso que desde diversos medios de comunicación se ha acusado a su majestad emérito don Juan Carlos I y al Centro Nacional de Inteligencia entre otras instituciones de actuaciones que pudieran ser constitutivas de un concurso de acciones supuestamente delictuales».
Según el SUGC, se han hecho acusaciones sin fundamento contra personas honorables y que estas «no deben ser consentidas y debe procederse a una investigación y a depurar las responsabilidades que procedan puesto que implicar a altas instituciones del Estado en hechos que pueden ser constitutivos de delitos y además de supuestos hechos corruptos efectuados o imputados a entidades especiales e imprescindibles para el funcionamiento del Estado no pueden ser consentidas en aras de garantizar la credibilidad de nuestro sistema democrático y nuestro estado de derecho».
Al final y por simplificar, lo que más me ha acabado de llamar la atención en este asunto es que por cualquier chiste estúpido y de mal gusto, acaba saliendo la fiscalía pidiendo responsabilidades y sobre esto no me suena haber oído nada al respecto. ¿Es porque dan la noticia por buena y quieren dejarlo así? ¿O porque está mal visto defender a los organismos del Estado?
A raíz de las noticias, Bárbara Rey a través de su representante a hecho un comunicado en el que, si bien no niega su posible relación con don Juan Carlos I, sí hace una serie de matices al respecto:
«Me dirijo a ustedes en mi condición de abogada de Dª María Gracia García, conocida con el nombre artístico de Bárbara Rey. Teniendo en cuenta el conjunto de informaciones que se han venido divulgando a lo largo de la semana pasada al hilo de las noticias aparecidas en el diario digital OK Diario y suscritas por el periodista D. Manuel Cerdán, les transmito lo siguiente:
1- Es rotundamente falso que mi representada haya efectuado ninguna grabación con fines intimidatorios o coactivos a S.M., el actual Rey Emérito D. Juan Carlos I de Borbón.
2- Es absolutamente incierto que mi cliente haya utilizado a su hijo, induciéndole, cuando era menor de edad, a fin de grabar o captar imágenes propias y de terceros.
3- Jamás se han producido reuniones con miembros de CNI o representantes o amigos de D. Juan Carlos de Borbón tendentes a negociar la entrega de presuntas grabaciones a cambio de dinero.
4- Es falso que se haya pagado a Dª Bárbara Rey ninguna cifra económica como consecuencia de lo anterior, siendo igualmente incierto que en su vida haya percibido dinero de fondos reservados o de terceros. Mi cliente ha cosechado una extensa vida profesional como artista, sin que ninguno de los ingresos que haya percibido provenga de actividades ilícitas o inmorales.Por ello, y considerando que todas las informaciones divulgadas son falsas y atentan gravemente a su derecho al honor y al derecho a la intimidad y al propio y el de su familia, les requiero fehacientemente a fin de que cesen en su ataque, puesto que a proseguir, nos veremos compelidos a defender los derecho vulnerados con la interposición de todas las acciones legales que haya lugar en derecho.
Atentamente,Teresa Bueyes Hernández"

Ramón Cerdá
Leer más...