EL CLUB DE LOS EMPERADORES

Leer más...

3. TV3 ENTRE GRECIA Y CATALUÑA

 3. TV3 ENTRE GRECIA Y CATALUÑA

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 9-7-2015. TV3 continúa entre Grecia y la independencia catalana, más el absurdo de una incongruente “lista única sin políticos” para las “plebiscitarias” del 27S,  que según unos debería incluir a Artur Mas, Oriol Junqueras, e incluso David Fernández de la CUP, y otros, nombres completamente desconocidos y no profesionales de la política, o sin peso específico dice ANC, la ficticia Asamblea Nacional Catalana.

Tan incongruente como el cuadre de las cuentas y pactos griegos, que piden el tercer rescate. Pero me temo que, o cuadran, mas o menos, o salen del euro. Si quieren euros deberán subir el IVA, bajar pensiones, y otras exigencias. Así, a palo seco… más miseria. Se parece a las propuestas del Consejo de Política Fiscal y Financiera que limita déficits en las comunidades autónomas españolas. Mas-Colell suelta la palabra clave “absurdo”.

Tan "absurdo" cómo que con ese déficit se financie una televisión pública repitiéndonos constantemente la necesidad de independizarse del Estado que con su dinero la mantiene. Y digo les importa un pimiento que el Tribunal Constitucional haya ilegalizado cualquier disposición de bienes y dinero público para la "independencia", ellos siguen en lo suyo. Veremos que sucede con Carles Viver Pi-Suñer y su Consejo Asesor para la Transición Nacional  de Cataluña, cerebro de las "estructuras de estado", suspendido también  por el Constitucional. Y si en Grecia para seguir en su "institucionalizado y eterno déficit" sólo cabe la opción de volver a su moneda, en Cataluña quedan pocas opciones "legales".  De hecho tenemos un Govern "ilegal".  


Pero ¿qué significa volver al dracma? En román paladino que cualquier gobierno de derechas, izquierdas, o al revés, o ultra derecha o izquierda, puede anunciar desde su balcón o su tele, que aumenta pensiones, sueldo mínimo, sueldo-social generalizado, ayudas, derechos sociales, creará empleo, bajará impuestos, o los crea pero a cargo de los que más tengan ¡los ricos!  Y se revisará la deuda exterior limpiando la que no corresponda, por ejemplo por la compra de armas, más la indispensable “quita”.

 Apenas acabado el discurso, y con las máquinas de imprimir billetes al rojo vivo se llenan los cajeros automáticos que lanzarán los nuevos billetes a tenor de por ejemplo un dracma por un euro, o diez por uno. Si el billete y su valor facial son pura entelequia, su cambio o poder de compra es tan relativo que apenas el primer billete en la calle comienza el drama del dracma. Incluso el drama del abastecimiento o de las estanterías.

Me temo que no es necesario que ironice sobre los inmediatos valores que el “mercado” y “estraperlo o corrupción” otorgarían a ese primer billete. Por igual si la República de Cataluña emitiera su “peseta catalana” para llenar los vacíos cajeros automáticos. El proceso es tan fácil de intuir que la mayoría absoluta de las poblaciones de Grecia o Cataluña, tras votar cualquier postulado político, responde que siempre dentro del EURO. Pero el Euro, un sueño muy anterior a su teórico invento hace 20 años, flota entre unas soberanías que le impiden su propia soberanía. Europa está lejos de la federación de estados convirtiendo su moneda en indiscutido dogma común. En EEUU es impensable salirse !o expular! del DOLAR, al igual que la inconstitucional secesión. A quién propusiera algo remotamente parecido y ¡gastara dinero público en su obsesión! le enviarían digo algo más que los loqueros.

Recuerdan historiadores que en el siglo XIX el dólar sufrió varias crisis y valores según el banco y estado que lo imprimía. Y por supuesto que en la actualidad cualquier estado americano que no equilibre sus presupuestos se verá obligado a pagar a sus empleados con pagarés de emisión propia, sucedido en la California actual. Ni que decir tiene que las cuentas se regularizan en poco tiempo, y sin que nadie haya rescatado ni a California, ni a la super industrial  Pittsburgh, o tantas ciudades quebradas.

 Reglas generales, que si ante las últimas macro quiebras el Estado Federal ha invertido en varios bancos y grandes empresas, completando el “new deal” tras la gran depresión del 29, ni de lejos alcanza  la débil estructura del Euro. Se desea el Euro, entre otras virtudes para que la galopante inflación no convierta las monedas en práctico papel mojado. Pero todos los deseos tienen sus límites, entre ellos una subvención hasta el infinito. Las cuentas de todo ente público han de cuadrar, y la obligación de toda Política es crear riqueza, para repartir y crecer.

El dilema se centra en la miseria que crea la corrupción política, o puede crear en Cataluña una ficción también fruto de corruptos. La solución de Perogrullo, imprimir más euros, llenar la Calle de euros, pero indispensable haber cegado los pozos sin fondo de la Corrupción...

Y entre las noticias del día, que no comenta TV3, destacaría otra genialidad de nuestra alcaldesa Ada Colau, más dirigida a luchar contra la institucionalizada Corrupción que contra el institucionalizado Déficit, y por supuesto muy lejos de su intención alinearse con la "austeridad" de Merkel:

EL MUNDO



"Colau intenta que los jefes de la oposición cobren un 24% menos en Barcelona


La propuesta de la alcaldesa de Barcelona no cuenta en estos momentos con el visto bueno de los partidos"
Leer más...