Las sociedades encubiertas de la Policía.


Siempre se ha sabido, o se ha intuido, que al igual que existen policías encubiertos, también hay negocios encubiertos y sociedades que se utilizan para conseguir información o simplemente para mejorar esas tapaderas. Sociedades, no obstante, que tienen actividad real (o no) y que llegan a acumular patrimonios de cierta importancia. De quién es al final ese patrimonio puede tener muchas interpretaciones, ¿es del policía que lo maneja para su actividad encubierta? ¿Es de las personas que utiliza como testaferros para que su nombre no esté en la sociedad? ¿O sería directamente del Gobierno si es que alguna vez se ha enterado de que existen? En cualquier caso, las sociedades encubiertas de la Policía existen y ahora parece haberse destapado el asunto por lo que ha dicho el propio comisario Villarejo.
Disponibilidad inmediata 902 195 024
Disponibilidad inmediata
902 195 024
Cuando uno empieza a tirar del hilo y ve que este mismo comisario aparece «vinculado» al pequeño Nicolás, cabe preguntarse hasta qué punto el joven fantasea o realmente está metido en todo un entramado de espionaje.

Las sociedades encubiertas de la Policía acumulan patrimonios importantes

#las sociedades encubiertas de la policía
Las sociedades encubiertas de la Policía. Temor en Interior de que sean descubiertas.
El patrimonio del comisario, según ha trascendido, asciende a más de 16 millones de euros (casi 2.700 millones de pesetas pa'que se entienda mejor), todo manejado a través de una estructura empresarial en la que aparece su mujer y su abogado. Según he leído, en la actualidad hay otros sesenta policías en situación parecida, cuando hace apenas tres años solo eran catorce.
¿Qué pasaría si se descubrieran cuáles son las sociedades encubiertas de la Policía, la Guardia Civil y el CNI? Es algo que sin duda tendría consecuencias y por lo visto hay nervios en en Ministerio de Interior por si esa información sensible llegara a los medio de manera detallada.
Lo que más me pica la curiosidad en estos momentos es cómo terminará el asunto del pequeño Nicolás que tan frívolamente nos ha sido presentado. Estoy convencido de que tiene unas ramificaciones mucho más allá de la tontería de que se hiciera fotos con unos y otros.
Ramón Cerdá
Leer más...