RATO, BLESA, LOS PUJOL... Y LA INDEPENDENCIA...

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 11-10-2014. La “barra libre de liquidez” del BCE a los bancos, paliando o cronificando la profunda crisis española, se extendió a varios clanes particulares. Tarjetas negras o fajos de billetes. Liquidez sin límite.

De hecho desde hace 35 años ¡y de antes! un selecto grupo de españoles y catalanes (recuerdo a los De la Rosa) han gozado del privilegio de la liquidez sin límite. Ni que decir tiene que con el visto bueno o silencio del Banco de España, y la banca en general, que por ley controlan desde finales de los 70 todo pago de más de 500.000 pesetas ¡pesetas!, con el agravante que al común de los mortales les pueden negar el pago a cambio de un cheque nominativo. Una ley, la del control y registro del efectivo, que irónicamente se dictó para limitar los botines de los abundantes atracos. Sin dinero en la ventanilla menos atracos, y lo que no se llevaban los vulgares atracadores, lo robaban  desde “dentro”.

Denominador común: gente surgida de la Administración, o benéficas cajas de ahorro y entorno, a los que deberíamos unir muchos otros de la misma procedencia que ganando más de un millón de euros al año por fuerza no se les acaba la “liquidez”.

EL PAÍS



Vidas de lujo con cargo a una caja en quiebra




Todos los partidos políticos entraron en el festín de la caja


¡Partidos y sindicatos! Y en Cataluña continúa la campaña y la consulta, lo que significa que al independentismo le sobra liquidez. Muy al contrario que al resto de catalanes. Los signos externos, tan extravagantes como relojes en la fachada y todo tipo de folclóricas y uniformadas manifestaciones, restaurantes a tope en torno a la Plaza San Jaime, y televisión a todo trapo, son evidentes. ¡Los independentistas mejor alimentados del Mundo!

Un “ejército” entre profesionales del independentismo y de los medios que presumiblemente cobran a fin de mes, y que por las últimas noticias pudieran continuar en su “trabajo” tras el 9-N.

Barcelona. (EFE).- El president Artur Mas se ha reunido este viernes con una delegación de la Assamblea Nacional Catalana (ANC), encabezada por su presidenta, Carme Forcadell, y las entidades que impulsan la campaña Ara és l'hora, a los que ha trasladado que el Govern sigue preparando la consulta del 9-N.

 Ya casi es imposible que se vote el 9N, por lo que no es de extrañar que se posponga. Me sorprendería que Artur Mas tirara la toalla convocando unas autonómicas. Más bien convencerá a los irreductibles (o ya los tiene convencidos) que por culpa de Madrid se pospone el 9N para el próximo año. Necesita tiempo ante la avalancha judicial.



Y además, a seguir viviendo del cuento… ¡y los catalanes a jo…se!
Leer más...

Yo dimito, tú dimites, el ébola dimite


España está a punto de estallar. Al de los brotes verdes le pasó algo parecido. Al final al perro flaco todo se le hacen pulgas, y Mariano, que no se saca conejos de la chistera y ve raíces vigorosas en sus árboles, tiene un problema de una magnitud insospechada. La chica-para-todo, alias Soraya, está que no cabe en sí de gozo porque tiene más problemas que Heidi buscando a Marco. Fuera del cachondeo que esta circunstancia me sugiere, me gustaría saber para qué tanta comisión, para qué tanto sujeto rodeando como si fuera la Virgen del Pilar a la ministra de Sanidad y para qué tanto protocolo. Leer más de esta entrada
Leer más...

Tarjetas opacas. ¿Tenía Cipriano Muñoz una?


Lo de las tarjetas opacas, como ya comenté, es un asunto que traerá cola, y mucha. De momento, Hacienda no solo quiere investigar a los 86 titulares de las supuestas tarjetas opacas de Caja Madrid, sino que quiere averiguar si otras entidades usaban el procedimiento o no. procedimiento que parece que tiene antecedentes hasta de los años 80.
Ahora que Rato y Blesa ya están oficialmente imputados en el asunto, parece ser que están saliendo nuevos comentarios interesantes.
#tarjetas opacas
Cipriano Muñoz parecía saber lo de las tarjetas opacas de Caja Madrid

Hacienda sabía lo de las tarjetas opacas

Por lo visto el inspector de Hacienda Cipriano Muñoz conocía perfectamente la existencia de dichas tarjetas opacas. Claro que podríamos pensar que es una manera de tirar balones fuera puesto que este señor ya ha fallecido, pero en uno de los correos electrónicos de Blesa intervenidos aparece el comentario de cuando se jubiló este señor, haciendo constar que podría ser un problema el nombramiento de su sucesor. Esto, a primera vista, evidencia que el tal Cipriano sí que era conocedor del asunto. Cabría preguntarse si también tenía una, o lo remuneraban de otro modo.
Según dicen, el arreglo con Cipriano Muñoz, inspector de Hacienda consistió en que levantara un acta por un importe similar al que hubiese ocasionado lo de las tarjetas opacas. De esa manera Hacienda cobraba lo no ingresado, Cipriano tenía un acta positiva más en su historial como plus, y el sistema de sobresueldos se perpetuaba. Nada menciona de si se untó o no a Muñoz, pero parece algo obvio visto lo visto.
Desde la propia Agencia Tributaria parece que se acepta que Cipriano aceptaba de manera habitual comidas y regalos de Caja Madrid: «Era una vergüenza para el cuerpo de inspectores de Hacienda», pero nadie pareció denunciarlo.
Montoro dice estar indignado porque el asunto ha salpicado a su antiguo compañero de gobierno Rodrigo Rato, pero indignado o no, lo cierto es que él cobra un buen pico por dietas de alojamiento cuando tiene tres pisos en propiedad en Madrid. O sea, que cada cual se indigna de lo de los demás, pero no de lo suyo propio.
Ramón Cerdá
Leer más...