Ayer una ex-cargo político del PP, decía que yo escribía gilipolleces por hacer uso del art. 29 de la Constitución Española, el derecho de petición.

Y meditando sobre la gilipollez que decía Unamuno, he llegado a la conclusión de que ese adjetivo les viene muy bien a aquellos que con un ego desorbitado se presentan a gobernar un país o una localidad y creyéndose más sabios que los demás tan sólo saben hacer aquello de recortar en Educación, Sanidad y Servicios Sociales, y producto de su mala gestión, nos empobrecen cada día más, nos merman como a una pastilla de jabón, y es cuando verdaderamente nos muestran la cara de su mediocridad.

Lo peor de todo, es la estupidez humana cuando ésta administra lo que es de todos.

Pero claro, los socialistas colocaron en nuestro ayuntamiento un Claro Oscuro y un reloj de autómatas y retrataron la casta política con eso mismo.

JOSMAN. 


--
Leer más...