Me gustaría llegar a saber de donde nos viene a los humanos esa facilidad por juzgar a los demás. Creo, y sólo creo, que tal como anda la situación, tal como se ha desarrollado la historia de la humanidad que conocemos, porque la que nos han ocultado no la conocemos, y tal como anda el tema de amistades en realidad y por todas partes,  tendríamos que hacernos unas preguntas elementales antes de juzgar a nadie:
1.- ¿De qué conozco a esa persona a la que voy a juzgar?
2.- ¿Cuanto hace que conozco a esa persona a la que voy a juzgar?
3.-¿Cual y cómo ha sido su relación conmigo?
4.-En el caso de tratarse de personajes públicos que ni tienen relación directa o indirecta contigo creo que la pregunta antes de juzgar sería, ¿en qué me afecta a mi el comportamiento de esa persona?
¿Sigo?… venga pues….

No cabe duda que el feeling entre personas existe y que hay personas que no te caen bien sólo al verlas y sin que necesariamente te hayan hecho nada, pero eso no conlleva consigo el que ya se las pueda juzgar sin haberlas ni tratado ni conocido a fondo. No sería ni la primera vez, ni el primer caso, de conocer a una persona que de entrada te cae mal y con el tiempo se convierte en un gran amigo o simplemente conocido agradable de tratar. No sería ni el primer caso ni la primera vez, que aquel que mejor te cae y más confías te la pega por la espalda y sin aviso previo, y en ese caso, deja de ser bueno para ser malo y donde antes decías que era una excelente persona ahora le cuentas al primero que ves lo malo que era y como te ha engañado.
He dicho en algún que otro de mis textos habituales aquí, en Criterio Liberal, que la vida no es fácil para nadie; o mejor dicho, para casi nadie porque hay quien de familias acomodadas lo han tenido todo y más y han salido “ranas”, de la misma forma que hay quien de la miseria ha conseguido todo incluso ser una gran persona. No se si también lo he dicho, y si no lo digo ahora, que el único objetivo de quien juzga a los demás, sin ser juez de oficio, es el de perjudicarlo socialmente , crearle mala imagen y complicarle la vida. El objetivo esperado, además, es el de que esa persona cuente al resto y corra la voz. ¡¡¡qué excelentes personas son ese tipos de personas!!!, ¿no? ¡Esos si que son buenos! ¿eh?
Dijo uno que debía saber bastante del tema, que cada persona es un mundo y que hay que ponerse en la piel de los demás para saber mejor el por qué de muchos comportamientos, actos e incluso reacciones. Dijo Jesús según la Biblia, que el que esté libre de pecado tire la primera piedra y si entonces de piedras se tiraron pocas frente a sus palabras, a partir del día siguiente faltan piedras de las de tirar aquí y allá; en bares, en restaurantes, en una parada del autobús, en el mercado, en el corrillo del parque… es fácil escuchar conversaciones donde dos, tres o cuatro, tiran “piedras” a un quinto que no está presente y del que no conoces ni su cara pero que si te lo presentaran, después de lo que han contado o has odio, saldrías corriendo. ¿Somos los humanos tan inteligentes como nos creemos? ¿O lo que en realidad hay es mucho burro que se cree listo y encima se cree lo que le cuenta el primero que quiere joder a un tercero? ¡Parece mentira tanta falta de cerebro en una sociedad tan avanzada tecnológicamente, culturalmente y socialmente! ¡Parece mentira que todavía hoy seamos tan cortos de creernos a uno que viene y te cuenta un cuento sin que tu conozcas al protagonista y seas capaz, todavía, de creerte lo que te dicen sin duda alguna!!! Sí, parece mentira pero así es en el 2013 y después de siglos y siglos de mentiras, manipulaciones, engaños….
A mi me gustaría, que si has llegado hasta aquí leyendo porque eres de las personas que, como yo, queremos aprender cada día y la mejor forma actual de aprender es conociendo, leyendo, estudiando, pensando, razonando y volviendo a estudiarlo todo otra vez, que a partir de hoy antes de juzgar a nadie te hicieras las preguntas que arriba expongo. Me gustaría que dudaras de todo aquel que te viene a hablar de un tercero al que no conoces porque algo oscuro oculta ese que cuenta “cuentos” de alguien al que no conoces, ya que si no lo conoces, ¿qué te cuenta? ¿con qué propósito te lo cuenta?
La vida esta llena de falsos, de hipócritas, de manipuladores y fantasmas que son capaces de todo por ser importantes en su barrio o protagonista de su propio water, capaces de todo y más. Gente a la que no les has hecho nada y por el sólo hecho de decir lo que piensas ya intentan destrozarte la vida. Gente, que utilizan lo que haga falta por ser alguien al que se admire aunque sea hablando mal de otros.  Sería bueno para ti que todavía me lees, y que eso de leer ya sabemos que es para minorías pensantes y de ahí muchas de las cosas que nos rodean ya que las minorias deciden poco, que no me hicieras ni puñetero caso pero que razonaras un poco lo que intento exponer con el único objetivo de hacer de esta sociedad que nos rodea, nos oprime y nos confunde, una sociedad de gente que antes de juzgar a nada ni a nadie como mínimo razona. Difícil ¿eh? Por eso digo….
Para terminar un ejemplo: Hace años conocí a una chica que me empezó a hablar mal de un conocido; que si le debía dinero que si la había engañado, que si tal y que si cual, porque era muy malo. Yo, que conocía a ese personaje y sabía de sus andanzas complejas debido a una vida no menos fácil, me lo creí. Un día que lo encontré en un bar y compartíamos unas cervezas entró la chica, pasó por nuestro lado y ni me saludó.  Claro, al verme tomando unas cervezas con él era lógico, pensé en aquel momento.  El amigo me dijo a continuación. “cuidado con esa que acaba de entrar porque intentó besarme en una discoteca, me negué porque es un cardo borriquero y desde entonces me va poniendo a parir por todas partes”.  En ese momento creo que perdí la orientación, ¡ah, ¡sí? le respondí. ¡Vaya como está el mundo!, añadí, ¡Bueno, te dejo que tengo que hacer unos recados!, terminé.
Ahí empecé a hacerme las preguntas con las que he iniciado este escrito mientras me dirigía a mis tareas.  Verifiqué mediante mis propias respuestas que nada tenía yo que objetarle a pesar de su reputación. Nada me había hecho a mi sino al contrario, siempre me había parecido una persona normal y corriente. Incluso diría que agradable y con la que tenía  feeling… ¿Qué versión era la verdadera? ¿a quién tenía que creer yo? Ante falta de información y también, porque no decirlo, interés en el tema, decidí no creerme nada y seguir como siempre. Tomando cervezas con el amigo y viendo de lejos y cada vez menos a la supuesta “engañada”. Hoy, el amigo sigue siendo amigo y de los buenos, ella, no sé ni donde para.  Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.
  • Juzgar a los demás
  • John Stuart Mill (1806-1873) ya era pre-Keynesiano…
  • No hay caso, ni lo habrá
Leer más...

LA INSUMISION JUDICIAL Y LA DESOBEDIENCIA CIVIL Y LOS SERVIDORES DE LO SUYO.

LA INSUMISION JUDICIAL Y LA DESOBEDIENCIA CIVIL Y LOS SERVIDORES DE LO SUYO.


Autor: José Piñeiro Periodista y Dtor VP. 2013-08-10


En un artículo arterior hablábamos de la obligación de las Fuerzas de Seguridad del Estado de cumplir con sus funciones constitucionales y si era una función de oficio y obligatoria detener a los presidentes del gobierno de España y a todos aquellos que han incumplido de manera dolosa sus funciones legales que depositamos en ellos; entre ellos a los banqueros y a los miembros de los consejos de administración que como entes colegiados gobernaban esos estratégicos sectores del país. La respuesta a nuestro artículo ha sido unánime , todos opinaban que ya no sólo las FSE sino los estamentos judiciales especialmente la fiscalía, ya debió de actuar y tener imputados y acusados a banqueros y a presidentes del Gobierno por su grave gestión de la empresa España y por el enriquecimiento que todo sus ecosistemas presentan. Así opina el pueblo que es el que debería mandar y el que además como sujeto activo económico soporta la factura de nuestras castas privilegiadas de nuevo cuño, parecidos a la nomenklatura rusa comunista.

Ahora que está de brillante actualidad el caso del diputado Gordillo, podemos abrir otra interrogación ¿ Es lícito y moral tanta diligencia con los campesinos  y es más lícito la pasividad e indiligencia  con los banqueros? , la respuesta la conoceremos con el paso de los días, todos sabemos que las formas nos son correctas pero , todos estamos de acuerdo con el fondo.

Hablan, ya lo vienen haciendo muchos y durante mucho tiempo de la carencia de legitimidad de nuestros representantes políticos y de nuestra separación de poderes. Se escucha de manera continua que la separación del poder ejecutivo, legislativo y judicial no existe. La mayoría del ciudadano piensa que el problema no es la obediencia civil, el problema es la desobediencia civil con la que deben comprometerse todos para recuperar la democracia secuestrada por el grave confusionismo en los poderes y por la corrupción que existe descaradamente en todos nuestros poderes constitucionales.

Cuando se habla de poderes políticos ya se apellidan servidores de lo suyo, lo suyo es el dinero de todos, lo suyo son las prevendas y privilegios, lo suyo es jubilarse a los siete años, lo suyo es viajar gratis, lo suyo es compatibilizar sus salarios con unos cuantos empleos o salario o consejos de administración o pertenencias a comisiones, lo suyo es medicina gratis y pagadas por todos, lo suyo es coche, escolta, internet, fondos de pensiones, teléfonos gratis, ayudas vitalicias de por vida, y lo suyo es dilapidar el erario y patrimonio público pero sin ser responsables de nada, si sale mal y España, las CCAA, ayuntamientos , diputaciones se van a la mierda, ellos no responden, los servidores de lo suyo sólo están a coaccionar, amenazar, encarcelar por lo que ellos denominan el derecho positivo y la legalidad penal para aplicar al que moleste, pero no a los servidores de lo suyoEncarcelar al que roba una gallina y premiar al que se lleva millones de todos.

Ahora de radiante actualidad comienza una nueva amenaza y grave problema para la casta política –servidores de lo suyo o régimen establecido de una forma ilegítima y hasta ilegal--, la desobediencia e insumisión judicial. La insumisión al poder judicial al servicio de los servidores de los suyo,  presenta un nuevo panorama que abre la puerta a la desobediencia civil, y puede ir a más, los súbditos de los servidores de lo suyo, ya comienzan a pensar: “Debemos recuperar lo que nos han sustraido yendo casa por casa de nuestros políticos, jueces, magistrados, y colaterales. Debemos hacer valer nuestros derechos de ciudadanía y presentarnos en los bancos en las casas de los banqueros y expropiar lo que legal e ilegítimamente nos han quitados amparándose en la ilegitimidad como pasó en Líbia, en Egipto en Túnez. Debemos recordar que todo el derecho, legislación positiva e incluso régimen político existentes como dogma de fe, paso de la ilegalidad a la legalidad y legitimidad de un día para otro, pasando sus presidentes y casta política y judicial a ser delincuentes y presidiarios.

El grave problema no es la obediencia sin duda es la militancia en la desobediencia, hay que exigir legitimidad y que las leyes se basen en el poder que los ciudadanos a través del voto otorgan y no con mandato imperativo, las leyes deben respetar la democracia, los derechos humanos y muy especialmente nuestros elegidos deben rendir cuentas y pagar por sus graves gestiones, y pagar no sólo con su silencio, sino como dice la ley con responsabilidades políticas y penales.

La insumisión judicial de gordillo, abre la puerta a poner en franca ilegalización al régimen actual denominado democracia secuestrada. La insumisión judicial abre la puerta para que el ciudadano se dé cuenta de que la democracia en sus tres poderes y en toda su intensidad hace tiempo que está secuestrada por la partitocracia que se dedica por vía de hecho a ganar elecciones al estilo tenebroso, utilizando los medios legales e ilegales a su alcance para que nunca haya más recambio que ellos: unos años Yo y unos años Tú, nos repartimos el estado y así engañamos a la plebe.

Al escribir esto no puedo obviar la realidad de hoy que se presenta como la del ayer y como la del presente y futuro, los medios de comunicación del gobierno dicen: “Nuevo caso de espionaje de Rubalcaba”, él lo sabía todo y lo sabe, lo real es que nadie pagó por los graves casos de corrupción que se comenzaron a conocer en la época de Felipe gonzález, alias El Rey Sol, y eso abrió la puerta a la grave situación de la democracia y de la participación del ciudadano en sus derechos fundamentales y humanos. Se permitió y se alentó el GAL, el robo descarado de Fondos Reservados, los secuestros oficiales como el de Segundo Marey, las negociaciones con los terroristas de ETA, el caso Roldán que quedara solamente en él, cuando afectaba a todo el gobierno y al PSOE, en resumen se llevó a cabo el planteamiento Guerrista del que se mueve no sale en la foto, y se culminó lo que comenzó con la gravísima Operación Columna, paralizada en fase judicial porque nuestra justicia y nuestros jueces no hacen nada sin el beneplácito del ejecutico.

La insumisión judicial y social, ya es un hecho, la población es perfecta sabedora de que tendrás tanta justicia como dinero tengas para pagarla y al partido que pertenezcas. Nadie cree en el sistema, en sus gobernantes, ni en la existencia de la democracia. Nuestros jóvenes ya pasan de la participación y del compromiso, están en sintonía con la litrona y con el pasar, que con la realidad social y todo ello fruto del trabajo de nuestra casta politica, para de este modo irles mejor desmovilizando a todo el conjunto de la población. Han ignorado una premisa esencia,  que con el tiempo las cosas nunca siguen igual y que lo que hoy parece ser excelente mañana se vuelve gravemente en su contra. Felipe González, fue el ideólogo de toda esta cadena de despropósitos, comenzó con la Operación Columna, siguió con la fila cero dentro de las Fuerzas de Seguridad del Estado, judicatura etc y se creyó que su poder nunca tendría fin ni se le exigirían responsabilidades. Ahora va a darse cuenta de sus errores y sus compañeros y ocupantes de la moncloa y de la partitocracia ilegal e ilegítima montada en España por los de siempre van a pagar la factura de la Operación Columna y la destrucción de España y el secuestro de la democracia.

Las cosas grandes comienzan por cosas muy pequeñitas y la insumisión judicial y civil hace años que se engendró en el ciudadano consciente de que todo el entramado es una gran mentira, y está estallando en lo que el Movimiento Democrático de la Guardia Civil conoce como Operación Bettino Craxi 25 de Abril.
Leer más...

Ya hace tiempo que los Militares, Policías y Guardias Civiles, ven con preocupación cómo se vulnera el orden constitucional vigente y de qué manera al amparo de la constitución la casta política saquea España.


Un asunto inquietante

Conviene prestar más atención a los casos de militares que no aceptan su neutralidad política

El ministerio de Defensa ha anunciado la apertura de una “información” acerca del teniente coronel Miguel Ayuso, que lleva un par de años vertiendo en público opiniones contrarias a la Constitución, no reconoce al rey don Juan Carlos —el rey legítimo, para él, es el carlista ultraderechista Sixto de Borbón— y sigue la vieja fraseología de calificar de “cruzada” a la Guerra Civil de 1936-1939 y de considerar “legal” la represión practicada por la dictadura franquista. Lo cual no es óbice para que el militar —también profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Comillas— se encuentre ahora en la fase de clasificación para el ascenso al empleo de coronel; al tiempo que mantiene la cualidad de juez militar, es decir, de persona que administra justicia en nombre del Rey constitucional.

El departamento de Defensa solo ha reaccionado tras la publicación de tales datos en este periódico. Y eso que no faltan episodios que, aun de distinto cariz, dan cuenta de algunos militares que se sienten autorizados para violar la neutralidad política exigible a su ocupación. En febrero pasado, el general de división Juan Antonio Chicharro, ex comandante general de la Infantería de Marina, sugirió una intervención militar en caso de peligro de secesión en Cataluña e hizo manifestaciones de este tenor: “La patria es anterior y más importante que la democracia”. Ese jefe militar se encontraba en la situación de reserva cuando lanzó su proclama; no así el teniente general José Mena, que en 2006 fue destituido como responsable de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra tras amagar verbalmente con una intervención, en caso de que el Estatuto de Cataluña (entonces en trámite) desbordara la Constitución.

Afortunadamente, la integración de lo militar en la cultura democrática es un hecho consolidado después de los tensos años de la Transición, salpicados de ruido de sables y rematados con la asonada del 23-F y otros proyectos golpistas. Los incidentes que vienen produciéndose desde entonces, aunque sean muy aislados, muestran la necesidad de prestar más atención a la persistencia de personas que cuestionan la Constitución en el estamento militar o de quienes en su seno, diciéndose servidores de la máxima ley, se erigen en intérpretes de la misma.

Se ha resaltado, con toda razón, la excelente prestación de las Fuerzas Armadas españolas en las misiones en el exterior y su colaboración con las de otras democracias avanzadas, en las cuales es inconcebible que los profesionales de la milicia difundan opiniones contrarias a sus respectivas Constituciones y sistemas democráticos. La politización de los Ejércitos ha sido una de las causas que en el pasado entorpecieron la relación entre las Fuerzas Armadas españolas y la sociedad a la que sirven. Por eso hay que atajar con firmeza cualquier riesgo de que la relación restablecida pueda cuartearse.

Leer más...