Las mentiras del discurso de Mariano Rajoy sobre Bárcenas, cita a cita


Mariano Rajoy: "No es la primera vez que hablo de esta materia. Ya lo hice en una comparecencia abierta para todos los españoles a principios del pasado mes de febrero"
Falso. Aquella "comparecencia abierta para todos los españoles" fue su famoso discurso a través de una pantalla de plasma. En aquella ocasión, ni siquiera se atrevió a pronunciar la palabra "Bárcenas" ni tampoco quiso cuestionar la actuación de su extesorero, a pesar de que ya entonces habían aparecido sus millones en Suiza.
"En numerosas ocasiones y en diversos escenarios se me ha preguntado sobre el mismo. Otra cosa es que mis explicaciones no gusten."
Falso. El problema no es que sus explicaciones no gusten. El problema es que no ha dado ninguna. Decir "la segunda ya tal" no es dar explicaciones. Decir "todo es falso salvo algunas cosas" no es dar explicaciones. Manipular las pocas preguntas que permite a la prensa para poder leer un papel como respuesta no es dar explicaciones. Y comparecer ante los diputados como ha hecho hoy, sin permitir un debate parlamentario más fluido y evitando a cambio la habitual rueda de prensa de verano no es dar explicaciones.
"No comparezco por ninguna otra razón, Señorías, y mucho menos porque me inquiete en lo personal esa irreflexiva Moción de Censura, de la que hablaré luego y que yo tendría especial gusto en debatir, si ello fuera gratuito para España. "
Falso. Su intención inicial fue irse de vacaciones sin acudir antes al Congreso; por eso su partido rechazó las peticiones de otros grupos para que hablase allí. Solo lo ha hecho después de que la oposición amenazase con una moción de censura para obligarle a comparecer, después de que la prensa internacional cuestionase sus silencios y después de que sus propios votantes den más veracidad a la palabra del imputado Bárcenas que a la suya.
"Ésta es una historia que comenzó hace más de cuatro años, a principios de 2009, cuando, un buen día, nos enteramos de que al tesorero del Partido Popular lo habían imputado por el llamado "caso Gürtel".
Falso. Esta es una historia que comenzó mucho antes, hace más de dos décadas, cuando el caso Naseiro quedó cerrado en falso y el PP echó al jefe pero mantuvo en el puesto a los demás hombres de la tesorería, incluido Luis Bárcenas. ¿O es que acaso el presidente del PP, que lleva lustros en cargos de dirección, quiere hacernos creer que no sabía absolutamente nada sobre cómo funcionaba la financiación de su partido?
"El juez Garzón, que era el instructor, acusaba al señor Bárcenas de haber cobrado comisiones ilegales. Poco después supimos que la operación judicial había venido acompañada de una cacería en la que, entre otros, participaron el juez instructor y el entonces ministro de Justicia, que tuvo que presentar la dimisión por este episodio."
Falso. El ministro de Justicia dimitió por cazar sin la licencia adecuada para la comunidad autónoma en la que estaba, no por coincidir en público –junto con decenas de personas más– con el juez Garzón. Si Bermejo quisiera conspirar con Garzón habría hecho lo que ha hecho el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que se ha reunido en secreto con uno de los abogados de los procesados en la Gürtel.
"Estaba muy reciente un episodio en el que una persona que hoy, con toda justicia, se sienta en el banco azul, el ministro de Industria, Energía y Turismo, había experimentado en carne propia una injustificada persecución por acusaciones que después se revelaron como totalmente falsas."
Falso. Las acusaciones contra el ministro José Manuel Soria no se revelaron falsas. Lo que pasó fue algo muy distinto: que el presunto delito de cohecho había prescrito.
"Aún bajo el anterior Gobierno, en julio de 2011, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid archiva la causa contra él y en octubre de ese mismo año ratifica el archivo."
Falso. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid depende en gran medida de la Asamblea de Madrid, que era y sigue siendo del PP. Además, el juez Pedreira retiró la imputación a Luis Bárcenas después de innumerables presiones por parte del PP, tras varias gestiones de su intermediario, el abogado Trías Sagnier, y bajo la solapada amenaza de acabar como Baltasar Garzón por no haber rechazado las escuchas en prisión que sirvieron para sacar de la Audiencia Nacional al juez que destapó la Gürtel.
"Cuando tras varios recursos sobre la competencia del Tribunal el sumario vuelve a la Audiencia Nacional, el instructor en ese órgano jurisdiccional, en marzo de 2012, decide reabrir la causa contra el ex tesorero. Es decir, bajo el Gobierno anterior se archiva la causa y bajo este Gobierno se le vuelve a imputar."
Falso. No fue el juez: fue la sala. Y lo hizo porque las evidencias eran palmarias, como después se demostró.
"La Justicia ha actuado en este caso sin interferencia alguna del poder político."
Falso. Las presiones del PP sobre el caso Gürtel han sido innumerables y bastante obvias. No solo sacaron de la carrera judicial al juez Garzón, después de cuestionar a cada paso su investigación. No solo presionaron al juez Pedreira hasta que retiró la imputación a Luis Bárcenas. No solo se personaron como acusación popular en el caso para, desde dentro, torpedear la investigación e intentar que la justicia retirase las acusaciones contra el extesorero. No solo cambiaron al fiscal en cuanto llegaron al poder, y también a la cúpula antifraude que investigaba el caso. No solo el propio Rajoy llamó por teléfono al presidente del CGPJ para interesarse por el tema un día antes de que Barcenas acudiese a testificar. Es que las "interferencias" continúan hoypara apartar del caso al titular del juzgado número cinco, Miguel Carmona.
"Di crédito al señor Bárcenas, Señorías. Era una persona de confianza en el partido. No fue tesorero más que un año, pero desde mucho antes había tenido responsabilidades importantes como gerente."
Falso. Luis Bárcenas estuvo oficialmente como tesorero un año, pero extraoficialmente continuó llevando las cuentas del PP un año más.
"Creí en su inocencia. Lo hice hasta el momento en que, a los cuatro años de iniciadas las investigaciones, llegaron datos que confirmaban la existencia de cuentas millonarias en Suiza, no declaradas a la Hacienda Pública, a nombre del señor Bárcenas."
Falso. El apoyo de Mariano Rajoy a Luis Bárcenas no terminó cuando el presidente supo de sus millones en Suiza. El Gobierno tuvo noticia de esas cuentas a finales de noviembre de 2012 y el extesorero siguió con secretaria, despacho, coche oficial, sueldo y abogados pagados por el PPhasta que se fue de la lengua, y aparecieron sus papeles en El País. Es más, al día siguiente de que se publicasen en prensa los detalles sobre la cuenta en Suiza, Mariano Rajoy siguió mandando abrazos y su apoyo por SMS a Bárcenas. "Se fuerte", decía Rajoy.
"¿Me equivoqué al confiar en una persona inadecuada? Sí. Cometí el error de creer a un falso inocente, pero no el delito de encubrir a un presunto culpable."
Falso. Las maniobras para proteger al presunto culpable siguieron después de aparecer el dinero en Suiza; una de las más obvias fue la presión para que Gómez Bermúdez no se quedase con el caso Bárcenas. Y también es falso que Rajoy encubriese a un falso inocente. Solo aplicó el protocolo del partido, lo mismo que sigue haciendo, por ejemplo, con Carlos Fabra.
"¿Se han pagado sueldos? Sí. ¿Se han pagado remuneraciones complementarias por razón del cargo? Sí. ¿Se han pagado anticipos o suplidos a justificar por gastos inherentes al desempeño del cargo? También, como en todas partes."
Falso. En "todas partes" no se pagan esos "suplidos a justificar por gastos inherentes al desempeño del cargo" que el resto del país llama sobresueldos. La mayor parte de los partidos no pagan sobresueldos a sus cargos públicos. Lo normal en muchos de ellos es justo lo contrario: que los cargos públicos aporten un porcentaje de su sueldo al partido, en vez de duplicar o triplicar el sueldo público gracias al partido (cuyo dinero es también público). La diferencia es que no todos los partidos, o casi ninguno, nada en la abundancia, como el PP.
"Declarar los ingresos privados a Hacienda ya es una responsabilidad individual. De eso, ni el señor Bárcenas ni nadie que no sea la Hacienda Pública sabe nada".
Falso. No se sabe "nada" porque sus principales dirigentes han incumplido un compromiso que el propio Rajoy asumió: mostrar sus declaraciones de la renta. Y pagar en negro es un delito doble: del que no lo declara y del que lo utiliza.
"Mis declaraciones de renta y de patrimonio de los últimos diez años están a la vista de todo el mundo, Señorías, y me parece que tienen bastante más valor que un renglón escrito al vuelo en un papel arrugado."
Falso. Lo que el presidente define como "un renglón escrito al vuelo en un papel arrugado" es una prueba sometida a investigación judicial en la Audienca Nacional. Y los peritos que han evaluado esa prueba han concluido que el papel es original y que se escribió a lo largo de 20 años. Además, gran parte de los "renglones" están avalados por otra documentación, empezando por la propia contabilidad oficial del PP depositada en el Tribunal de Cuentas. 
"Lo que sí sabemos es que el único hecho probado hasta hoy es el del dinero que ha aparecido en las cuentas del señor Bárcenas en la banca suiza."
Falso. También está probado, entre otras cosas, que Luis Bárcenas trabajó durante más de dos décadas en la cocina del PP y que nunca tuvo responsabilidad directa en ninguna adjudicación ni recalificación. Y que, por tanto, es muy difícil que pudiese robar una fortuna así sin la ayuda de más dirigentes del PP.
"Ése el único hecho cierto hasta ahora, como es cierto que desde hace cuatro años el señor Bárcenas ya no es tesorero del Partido Popular y que desde hace más de tres no ostenta ninguna representación política, ni siquiera militancia en ese partido."
Falso. El único hecho cierto sobre la relación de Luis Bárcenas y el PP que hasta hace solo cinco meses cobraba el segundo sueldo más alto del PP. No está mal, para no ser siquiera militante.
"Nosotros no presentamos imputados en las listas electorales"
"Dejemos que los jueces trabajen, Señorías. Una vez que la especie está lanzada, lo único sensato que se puede hacer no es agitarse, ni amplificarla, sino dar tiempo a que el juez resuelva lo que proceda."
Falso. Lo único sensato que se puede hacer es dimitir.
Leer más...

Las mentiras del discurso de Mariano Rajoy sobre Bárcenas, cita a cita


Mariano Rajoy: "No es la primera vez que hablo de esta materia. Ya lo hice en una comparecencia abierta para todos los españoles a principios del pasado mes de febrero"
Falso. Aquella "comparecencia abierta para todos los españoles" fue su famoso discurso a través de una pantalla de plasma. En aquella ocasión, ni siquiera se atrevió a pronunciar la palabra "Bárcenas" ni tampoco quiso cuestionar la actuación de su extesorero, a pesar de que ya entonces habían aparecido sus millones en Suiza.
"En numerosas ocasiones y en diversos escenarios se me ha preguntado sobre el mismo. Otra cosa es que mis explicaciones no gusten."
Falso. El problema no es que sus explicaciones no gusten. El problema es que no ha dado ninguna. Decir "la segunda ya tal" no es dar explicaciones. Decir "todo es falso salvo algunas cosas" no es dar explicaciones. Manipular las pocas preguntas que permite a la prensa para poder leer un papel como respuesta no es dar explicaciones. Y comparecer ante los diputados como ha hecho hoy, sin permitir un debate parlamentario más fluido y evitando a cambio la habitual rueda de prensa de verano no es dar explicaciones.
"No comparezco por ninguna otra razón, Señorías, y mucho menos porque me inquiete en lo personal esa irreflexiva Moción de Censura, de la que hablaré luego y que yo tendría especial gusto en debatir, si ello fuera gratuito para España. "
Falso. Su intención inicial fue irse de vacaciones sin acudir antes al Congreso; por eso su partido rechazó las peticiones de otros grupos para que hablase allí. Solo lo ha hecho después de que la oposición amenazase con una moción de censura para obligarle a comparecer, después de que la prensa internacional cuestionase sus silencios y después de que sus propios votantes den más veracidad a la palabra del imputado Bárcenas que a la suya.
"Ésta es una historia que comenzó hace más de cuatro años, a principios de 2009, cuando, un buen día, nos enteramos de que al tesorero del Partido Popular lo habían imputado por el llamado "caso Gürtel".
Falso. Esta es una historia que comenzó mucho antes, hace más de dos décadas, cuando el caso Naseiro quedó cerrado en falso y el PP echó al jefe pero mantuvo en el puesto a los demás hombres de la tesorería, incluido Luis Bárcenas. ¿O es que acaso el presidente del PP, que lleva lustros en cargos de dirección, quiere hacernos creer que no sabía absolutamente nada sobre cómo funcionaba la financiación de su partido?
"El juez Garzón, que era el instructor, acusaba al señor Bárcenas de haber cobrado comisiones ilegales. Poco después supimos que la operación judicial había venido acompañada de una cacería en la que, entre otros, participaron el juez instructor y el entonces ministro de Justicia, que tuvo que presentar la dimisión por este episodio."
Falso. El ministro de Justicia dimitió por cazar sin la licencia adecuada para la comunidad autónoma en la que estaba, no por coincidir en público –junto con decenas de personas más– con el juez Garzón. Si Bermejo quisiera conspirar con Garzón habría hecho lo que ha hecho el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que se ha reunido en secreto con uno de los abogados de los procesados en la Gürtel.
"Estaba muy reciente un episodio en el que una persona que hoy, con toda justicia, se sienta en el banco azul, el ministro de Industria, Energía y Turismo, había experimentado en carne propia una injustificada persecución por acusaciones que después se revelaron como totalmente falsas."
Falso. Las acusaciones contra el ministro José Manuel Soria no se revelaron falsas. Lo que pasó fue algo muy distinto: que el presunto delito de cohecho había prescrito.
"Aún bajo el anterior Gobierno, en julio de 2011, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid archiva la causa contra él y en octubre de ese mismo año ratifica el archivo."
Falso. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid depende en gran medida de la Asamblea de Madrid, que era y sigue siendo del PP. Además, el juez Pedreira retiró la imputación a Luis Bárcenas después de innumerables presiones por parte del PP, tras varias gestiones de su intermediario, el abogado Trías Sagnier, y bajo la solapada amenaza de acabar como Baltasar Garzón por no haber rechazado las escuchas en prisión que sirvieron para sacar de la Audiencia Nacional al juez que destapó la Gürtel.
"Cuando tras varios recursos sobre la competencia del Tribunal el sumario vuelve a la Audiencia Nacional, el instructor en ese órgano jurisdiccional, en marzo de 2012, decide reabrir la causa contra el ex tesorero. Es decir, bajo el Gobierno anterior se archiva la causa y bajo este Gobierno se le vuelve a imputar."
Falso. No fue el juez: fue la sala. Y lo hizo porque las evidencias eran palmarias, como después se demostró.
"La Justicia ha actuado en este caso sin interferencia alguna del poder político."
Falso. Las presiones del PP sobre el caso Gürtel han sido innumerables y bastante obvias. No solo sacaron de la carrera judicial al juez Garzón, después de cuestionar a cada paso su investigación. No solo presionaron al juez Pedreira hasta que retiró la imputación a Luis Bárcenas. No solo se personaron como acusación popular en el caso para, desde dentro, torpedear la investigación e intentar que la justicia retirase las acusaciones contra el extesorero. No solo cambiaron al fiscal en cuanto llegaron al poder, y también a la cúpula antifraude que investigaba el caso. No solo el propio Rajoy llamó por teléfono al presidente del CGPJ para interesarse por el tema un día antes de que Barcenas acudiese a testificar. Es que las "interferencias" continúan hoypara apartar del caso al titular del juzgado número cinco, Miguel Carmona.
"Di crédito al señor Bárcenas, Señorías. Era una persona de confianza en el partido. No fue tesorero más que un año, pero desde mucho antes había tenido responsabilidades importantes como gerente."
Falso. Luis Bárcenas estuvo oficialmente como tesorero un año, pero extraoficialmente continuó llevando las cuentas del PP un año más.
"Creí en su inocencia. Lo hice hasta el momento en que, a los cuatro años de iniciadas las investigaciones, llegaron datos que confirmaban la existencia de cuentas millonarias en Suiza, no declaradas a la Hacienda Pública, a nombre del señor Bárcenas."
Falso. El apoyo de Mariano Rajoy a Luis Bárcenas no terminó cuando el presidente supo de sus millones en Suiza. El Gobierno tuvo noticia de esas cuentas a finales de noviembre de 2012 y el extesorero siguió con secretaria, despacho, coche oficial, sueldo y abogados pagados por el PPhasta que se fue de la lengua, y aparecieron sus papeles en El País. Es más, al día siguiente de que se publicasen en prensa los detalles sobre la cuenta en Suiza, Mariano Rajoy siguió mandando abrazos y su apoyo por SMS a Bárcenas. "Se fuerte", decía Rajoy.
"¿Me equivoqué al confiar en una persona inadecuada? Sí. Cometí el error de creer a un falso inocente, pero no el delito de encubrir a un presunto culpable."
Falso. Las maniobras para proteger al presunto culpable siguieron después de aparecer el dinero en Suiza; una de las más obvias fue la presión para que Gómez Bermúdez no se quedase con el caso Bárcenas. Y también es falso que Rajoy encubriese a un falso inocente. Solo aplicó el protocolo del partido, lo mismo que sigue haciendo, por ejemplo, con Carlos Fabra.
"¿Se han pagado sueldos? Sí. ¿Se han pagado remuneraciones complementarias por razón del cargo? Sí. ¿Se han pagado anticipos o suplidos a justificar por gastos inherentes al desempeño del cargo? También, como en todas partes."
Falso. En "todas partes" no se pagan esos "suplidos a justificar por gastos inherentes al desempeño del cargo" que el resto del país llama sobresueldos. La mayor parte de los partidos no pagan sobresueldos a sus cargos públicos. Lo normal en muchos de ellos es justo lo contrario: que los cargos públicos aporten un porcentaje de su sueldo al partido, en vez de duplicar o triplicar el sueldo público gracias al partido (cuyo dinero es también público). La diferencia es que no todos los partidos, o casi ninguno, nada en la abundancia, como el PP.
"Declarar los ingresos privados a Hacienda ya es una responsabilidad individual. De eso, ni el señor Bárcenas ni nadie que no sea la Hacienda Pública sabe nada".
Falso. No se sabe "nada" porque sus principales dirigentes han incumplido un compromiso que el propio Rajoy asumió: mostrar sus declaraciones de la renta. Y pagar en negro es un delito doble: del que no lo declara y del que lo utiliza.
"Mis declaraciones de renta y de patrimonio de los últimos diez años están a la vista de todo el mundo, Señorías, y me parece que tienen bastante más valor que un renglón escrito al vuelo en un papel arrugado."
Falso. Lo que el presidente define como "un renglón escrito al vuelo en un papel arrugado" es una prueba sometida a investigación judicial en la Audienca Nacional. Y los peritos que han evaluado esa prueba han concluido que el papel es original y que se escribió a lo largo de 20 años. Además, gran parte de los "renglones" están avalados por otra documentación, empezando por la propia contabilidad oficial del PP depositada en el Tribunal de Cuentas. 
"Lo que sí sabemos es que el único hecho probado hasta hoy es el del dinero que ha aparecido en las cuentas del señor Bárcenas en la banca suiza."
Falso. También está probado, entre otras cosas, que Luis Bárcenas trabajó durante más de dos décadas en la cocina del PP y que nunca tuvo responsabilidad directa en ninguna adjudicación ni recalificación. Y que, por tanto, es muy difícil que pudiese robar una fortuna así sin la ayuda de más dirigentes del PP.
"Ése el único hecho cierto hasta ahora, como es cierto que desde hace cuatro años el señor Bárcenas ya no es tesorero del Partido Popular y que desde hace más de tres no ostenta ninguna representación política, ni siquiera militancia en ese partido."
Falso. El único hecho cierto sobre la relación de Luis Bárcenas y el PP que hasta hace solo cinco meses cobraba el segundo sueldo más alto del PP. No está mal, para no ser siquiera militante.
"Nosotros no presentamos imputados en las listas electorales"
"Dejemos que los jueces trabajen, Señorías. Una vez que la especie está lanzada, lo único sensato que se puede hacer no es agitarse, ni amplificarla, sino dar tiempo a que el juez resuelva lo que proceda."
Falso. Lo único sensato que se puede hacer es dimitir.
Leer más...

Príncipe acusa a Caballero de liderar una trama que utiliza contratos y empleos públicos
El exregidor quiso terciar en favor de su compañero del sector crítico Gonzalo Caballero, expedientado por la dirección socialista viguesa
El exalcalde de Vigo Carlos Príncipe acusó ayer a Abel Caballero «y a su camarilla en la dirección del PSOE en Vigo» de haber tejido una red que «está abusando y mal usando los medios públicos, los contratos públicos y los puestos de trabajo públicos para conseguir adhesiones personales».
Pese a estar de viaje en Australia, el exregidor quiso terciar en favor de su compañero del sector crítico Gonzalo Caballero, expedientado por parte de la dirección socialista viguesa tras solicitar que se sancione a la diputada y concejala Carmela Silva por incumplir el régimen de incompatibilidad del PSdeG al ocupar dos cargos electos. Para Príncipe, el expediente abierto «es la manifestación última de la violación de la democracia interna en el PSOE por parte de Abel Caballero, que viene a culminar un largo proceso donde todas aquellas personas que podemos discrepar y denunciar la verdad somos políticamente eliminadas».
Asegura en sus acusaciones tener constancia de la existencia de «una trama compleja» que se beneficiaría tanto de la adjudicación de contratos municipales como de la asignación de puestos de trabajo dependientes del Ayuntamiento que preside Abel Caballero.
Además de su respaldo a Gonzalo Caballero, trece miembros del comité nacional del PSdeG y del provincial de la misma formación ratificaron ayer la exigencia de que se expediente a Carmela Silva por negarse a abandonar uno de sus dos cargos electos. Los críticos exigen además a la que es mano derecha del regidor vigués que deje de cobrar «las que consideramos altas retribuciones que percibe». Todos ellos advierten a la dirección del partido que dichas exigencias son colegiadas por todos los miembros del sector alternativo, por lo que tendrán que ser igualmente expedientados si lo es Gonzalo Caballero, ayer respaldado también por Nova Esquerda Galega, formada por una escisión del PSOE vigués.
Campaña interna
Mientras el PSOE de Vigo se ve inmerso en un nuevo conflicto, los dos candidatos a la secretaría general del partido en Galicia enfilaron la recta final de sus campañas. José Ramón Gómez Besteiro arremetía en Pontevedra contra la «insensibilidade» que atribuye al Gobierno de Rajoy sobre la mala situación de los pensionistas y las sanciones a las que se ven sometidos los retornados por sus retribuciones en el extranjero. Manel Vázquez, por su parte, explicó también en Pontevedra su programa para liderar 
Leer más...

Somos muchos los que pensábamos inocentemente que, el uso indebido del poder público en beneficio propio o para distribuir beneficios o cargos políticos  entre familiares y amigos, eran siempre actos claros de tráfico de influencias y de nepotismo. Con estos hechos tan poco edificantes  –y creíamos que ilegales-, se busca invariablemente la obtención de algún tipo de privilegio, recurriendo, cómo no, a la obtención de información privilegiada o cualquier otro tipo de ventaja por amistad o pagando en dinero o en especie.
Siempre se han dado episodios como estos, hasta en la más remota antigüedad. Quien no recuerda al tirano Pisístrato que, nada menos que cinco siglos a. C.,  se hizo con el poder en Atenas y, para conservarlo y protegerse, entregó casi todos los los cargos políticos y públicos a familiares suyos y a sus amigos más leales. De este modo, tenía prácticamente maniatados al resto de aristócratas atenienses. Es cierto que Pisístrato gobernó con una moderación y una benevolencia desconocida en Atenas hasta entonces. Y aunque esto favoreció realmente a los más pobres de la ciudad, no deja de ser por eso un acto tremendamente deshonesto.
También en la antigua Roma encontramos casos flagrantes de tráfico de influencias, como sucedió con Pompeyo y su suegro Metelo Escipión. Aunque Escipión carecía evidentemente de talento militar, Pompeyo, que aspiraba a ser nombrado dictador, le cedió dos legiones romanas. El tribuno de la plebe Marco Antonio, que era partidario de Cesar, denunció inútilmente este hecho en el Senado, ya que este foro, en ese momento, estaba dominado por los “boni” o hombres buenos, situación que fue ampliamente utilizada por más de un político de aquella época conflictiva.
El proceso que se produce en todo tráfico de influencias es siempre el mismo: alguien que disfruta de cierto poder y autoridad en la vida pública, lo utiliza egoístamente para favorecer a sus familiares y amigos o a cualquier otra persona de confianza a cambio de determinadas cantidades de dinero o el pago en especies. El sentido común dice, que los políticos jamás deben utilizar su autoridad para beneficiar a alguien con detrimento del interés público. Y esto es lo que ha ocurrido claramente con el ex ministro José Blanco, presunto imputado por tráfico de influencias en el “caso Campeón”  por el juez instructor José Ramón Soriano.
La investigación abierta en relación con la llamada “operación Campeón” fue iniciada por la juez de Lugo, Estela San José, que apreció indicios de delitos de cohecho y tráfico de influencias, que apuntaban directamente al entonces ministro de Fomento, José Blanco. Entre los implicados en un delito de fraude de subvenciones, aparecen varios empresarios, entre ellos Jorge Dorribo y José Antonio Orozco que, según todos los indicios, habrían recibido préstamos,  subvenciones u otro tipo de bicocas utilizando, claro está, medios ilícitos.
La juez de Lugo, Estela San José, después de las declaraciones de alguno de los empresarios encausados, dedujo que Blanco podía haber recibido irregularmente varias entregas de dinero, a través de su primo político, Manuel Bran, a cambio de algún apetecido beneficio. Si nos fiamos de la exposición razonada que la juez Estela envió al Tribunal Supremo, José Blanco habría ayudado a su amigo José Antonio Orozco para superar las iniciales trabas municipales para construir una nave en las inmediaciones del aeropuerto de El Prat.
El ex ministro de Fomento gestionó también, ante el Ministerio de Economía, la concesión de un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) al empresario Jorge Dorribo, socio de Orozco y administrador de los laboratorios Nupel. Según indica la propia magistrada San José, las informaciones realizadas  “hacen suponer que la obtención del préstamo ante el Ministerio de Economía habría pasado por la intermediación de José Antonio Orozco con José Blanco. Y se confirmaría así el dicho de Blanco, sacado de las conversaciones telefónicas intervenidas, que mantuvo con Orozco: “Siempre es bueno tener un amigo en el Gobierno”.
En la exposición enviada al Tribunal Supremo, figura la declaración realizada por Jorge Dorribo ante la juez lucense, Estela San José. Según dicha declaración, Dorribo entregó personalmente a Manuel Bran un sobre con 200.000 euros en billetes de 500, muy poco antes de reunirse con Blanco en la gasolinera de Guitiriz para que este interviniera ante el Ministerio de Sanidad y le agilizasen unos permisos solicitados por su empresa farmacéutica. Y dadas las circunstancias, Dorribo supone que ese dinero pasó posteriormente a manos del ex titular de Fomento.
Al margen de si hubo dinero de por medio, o no, el encuentro en la gasolinera es indudable que se realizó. El mismo José Blanco, aunque niega rotundamente la existencia de esa entrega de dinero, corrobora ese encuentro y explica las circunstancias por las que se realizó. Dice Blanco que estaban invitados ambos a una comida de empresarios. Y como Jorge Dorribo quería plantearle una cuestión privada, quedaron en verse en esa gasolinera, donde lo recogería para ir juntos al restaurante.
Si nos atenemos a las conversaciones telefónicas y a los mensajes intercambiados entre Blanco y Orozco, recogidos detalladamente en el sumario, la mediación del ex ministro ante el alcalde socialista de San Baudilio de Llobregat, Jaume Bosch, allanó el camino al empresario Orozco para construir su nave en las proximidades de El Prat. Tras esa mediación, desaparecieron totalmente las trabas administrativas que le impedían llevar adelante esa construcción. Fue extremadamente llamativo y radical el cambio de actitud del Ayuntamiento tras la entrevista de Orozco con el alcalde, tras la mediación de José Blanco. El juez instructor, José Ramón Soriano señala oportunamente ese sospechoso cambio de actitud en su petición del suplicatorio para encausar al ex ministro de Fomento.
La actuación de José Blanco en este caso es aparentemente muy similar a la protagonizada por otros políticos y que fue debidamente tipificada como tráfico de influencias impúdico e ilegal. Y eso es lo que nos llevó a muchos a pensar erróneamente que Blanco era un prevaricador más y que había incurrido en actos claros del condenable tráfico de influencias. Cuando el ex ministro nos advertía una y otra vez que “No hay caso. Ni lo hay ni lo habrá”, no le creíamos y pensábamos que trataba simplemente de despistar.
Entendíamos que el alcalde socialista de San Baudilio de Llobregat se había sentido obligado a acatar las indicaciones de Blanco, que entonces era el vicesecretario general del PSOE, y podía hacer que desapareciera su nombre de las futuras listas electorales. Quizás nos hayamos dejado llevar torpemente por las apariencias, ya que, todo lo que se desprendía de la actuación del anterior responsable del Ministerio de Fomento, tenía un cariz apabullante de tráfico de influencias. No podemos extrañarnos que la fiscal y la juez de Lugo, que fueron las primeras en  estudiar  este caso, cayeran también en la misma trampa, y que siguieran después el mismo camino el fiscal y el juez instructor del Supremo.
Ha tenido que venir más tarde la Sala de lo Penal del Supremo para sacarnos a todos  de tan lamentable error y puntualizar justificadamente que la mediación de Blanco “para convenir una entrevista entre un alcalde y un particular que actúa en interés propio de una empresa sin sugerir ni ofrecer una alteración de la resolución administrativa”, no puede ser tipificada como delito de tráfico de influencias.
Según el auto de la Sala de lo Penal, el ex ministro jamás ejerció “predominio o fuerza moral” para alterar la voluntad de la administración. Y aunque, en el caso de José Antonio Orozco, desaparecieron por fin las trabas burocráticas, aducidas inicialmente por el Ayuntamiento de San Baudilio de Llobregat,  y se le concedió la correspondiente licencia de obras, se debió exclusivamente a “criterios técnicos”, y no a influencia externa alguna. En ningún momento  José Blanco utilizó su autoridad y su cargo para favorecer a su amigo. Se limitó, tal como se desprende del auto del Supremo, a buscar simplemente “el buen fin de un procedimiento”, actuando  con la debida agilidad administrativa.
De acuerdo con la tesis de la Sala de lo Penal del Supremo, Blanco no es un “corruto”. En realidad no hizo nada más que informar. De ahí que, Némesis, la mítica diosa de la Venganza, en vez de perseguirle blandiendo su temible lanza, le dio a beber del licor divino de su copa para fortalecer su virtud. Fuimos nosotros los que le culpamos injustamente de favorecer de manera delictiva a sus amigos. Si ese comportamiento fuera realmente tráfico ilegal de influencias, habría sido dura y oportunamente acusado por la policía y los fiscales de Rubalcaba. Y después aparecería algún juez de la misma cuerda que lo imputaría irremediablemente, como pasó con los implicados en el caso Gürtel.
Tampoco debemos hacer caso a las acusaciones que puedan hacer ocasionalmente imputados como Jorge Dorribo. Como es evidente, carecen de la más mínima credibilidad, salvo cuando inculpan, faltaría más, a destacados miembros del Partido Popular. Esto es, al menos, lo que piensan la mayor parte de las mentes preclaras de la izquierda española. Para estos progres de vía estrecha, hasta las denuncias más absurdas de Luis Bárcenas son auténticos dogmas de fe.
Barrillos de Las Arrimadas, 7 de agosto de 2013 José Luis Valladares Fernández
Leer más...

La monarquía actual es ilegal


Luis Egea
La mayoría de los países que durante su historia han sufrido crímenes de lesa humanidad, han condenado y ajusticiado a los responsables de las dictaduras militares o regímenes autoritarios que los provocaron. Estos son los casos recientes de Argentina y Chile, donde se han perseguido a los responsables de la dictadura del general Videla y Augusto Pinochet respectivamente. De la misma forma en Alemania, la apología al nazismo esta prohibida y perseguida por Ley.

Para nuestra vergüenza internacional, esto no ha sucedido en España. La dictadura franquista no ha sido declarada ilegal; los responsables de los crímenes han vivido impunemente y para mayor escarnio el dictador antes de morir en la cama, nombró como sucesor y heredero de su legado al rey Juan Carlos I.

Antes profundizar en la legalidad de la monarquía actual, vamos a recodar algunas consideraciones que en nuestra opinión son ineludibles.

El gobierno de la Segunda República fue emanado del pueblo en elecciones de 12 de abril de 1931. El rey Alfonso XIII tras conocer la victoria de los partidos republicanos abandona el país. No lo hizo como se ha escrito en la mayoría de los libros de historia “por su amor a España y para salvar al país de una guerra civil”. La realidad, fue que el rey tuvo miedo de correr la misma suerte que el zar Nicolás segundo. El rey huyó despavorido, dejando atrás incluso a su mujer quién tomo otro camino, ya que el rey partió de Cartagena en un barco rumbo a Marsella y el resto de la familia marchó en tren a Francia. Por otra parte, es importante conocer que el monarca salió de España con el equivalente a 48 millones de euros depositados en bancos de Paris y Londres.

Una vez establecido el gobierno de la Segunda República, por una Ley del 26 de noviembre de 1931 aprobada en las Cortes, acusaría al Rey Alfonso XIII de alta traición. Como dijo el ilustre Valle Inclán: “Los españoles han echado al último de los borbones, no por rey sino por ladrón”. El monarca fue degradado de todas sus dignidades, derechos y títulos, los cuales no podría ostentar ni dentro ni fuera de España; además no podría reivindicarlos jamás ni para él ni para sus sucesores. De la misma forma, se le incautan todos sus bienes, derechos y acciones de su propiedad que se encuentren en territorio nacional.

Esta ley sería derogada por otra de 15 de diciembre de 1938 firmada por el general golpista Francisco Franco, quien se había levantado en armas contra el gobierno legítimo de la república. En este sentido, la monarquía actual está concebida bajo un régimen ilegal.

Al comenzar la Guerra Civil Española, Alfonso XIII apoyó fervientemente al bando golpista, afirmando ser un “falangista de primera hora”, donando un millón de pesetas a la causa franquista. Su hijo Juan de Borbón (padre del actual monarca), el 1 de agosto de 1936 cruzó la frontera con intención de unirse a los golpistas, pero estos lo rechazaron. Posteriormente el 28 de febrero de 1941, Alfonso XIII moría en Roma, cediendo los derechos dinásticos a su hijo Juan de Borbón.

Una vez aferrada la dictadura franquista en el poder, Franco aprobaría el 26 de julio de 1947 la Ley de Sucesión en la Jefatura de Estado, por la cual: “La Jefatura de Estado corresponde al Caudillo de España y de la Cruzada, Generalísimo de los ejércitos, don Francisco Franco Bahamonde”. Con todo ello, Franco se aseguraba que España era una monarquía, pero que sería gobernada por Franco hasta su muerte o incapacidad, y que Franco tenía derecho a nombrar sucesor, prescindiendo de cualquier otra legitimidad dinástica, en alguien que fuese un varón de al menos treinta años, católico y que aceptase en su integridad las leyes fundamentales del régimen y del Movimiento franquista.

España se constituía en un reino, sin rey. Por la Ley de Sucesión, Franco tendría el poder para elegir su heredero cuando lo considerase conveniente. Esta situación, irritaría a Juan de Borbón, hijo de Alfonso XIII que aspiraba a la Corona de España, el cual rompería temporalmente las relaciones con el régimen franquista.

Posteriormente las relaciones entre Franco y Juan de Borbón se reanudaron, llegando a al acuerdo de que el infante Juan Carlos de Borbón, podría educarse en España a partir de 1948. De esta forma, Franco podría moldear al presunto heredero y educarle en los valores de los principios del Movimiento, institucionalizando y consolidando el régimen franquista.

Los borbones que habían vivido plácidamente en Estoril, poco a poco se fueron se acercando a España. El 12 de diciembre de 1959, el príncipe Juan Carlos de Borbón tras una minuciosa instrucción militar, juraba la bandera del régimen franquista en Zaragoza.

El 22 de julio de 1969, el joven príncipe juraría las Leyes fundamentales del reino y del Movimiento Nacional, es decir el ideario franquista. Desde ese momento, Juan Carlos I sería el sucesor designado por Franco para la Jefatura del Estado y asumió interinamente este cargo desde el 19 de julio al 2 de septiembre de 1974 y del 30 de octubre al 20 de noviembre de 1975 por enfermedad de Franco.

Las relaciones entre la familia Franco y los borbones se tornaron afables y cordiales. El príncipe, junto a la familia Franco, acudieron en numerosas ocasiones a homenajes con motivo del 18 de julio, que festejaba el alzamiento militar contra el gobierno de la República y a los caídos por Dios y por España.

Al anunciarse la muerte del dictador Franco, el 20 de noviembre de 1975, el príncipe Juan Carlos juró acatar los Principios del Movimiento Nacional, destinados a perpetuar el franquismo. Una vez rey, Juan Carlos ensalzó la figura de su progenitor, dando honores de Jefe de Estado al dictador Franco y declarando luto nacional.

Posteriormente llegaría el periodo denominado como La Transición que daba continuidad al franquismo y  que constituía una nueva traición a la verdadera democracia de 1931, emanada en el gobierno la Segunda República.

La monarquía española y los modelos monárquicos son ilegales a la luz del derecho constitucional y del derecho internacional. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 1 dice: todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y dotados como están de razón y consciencia deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. En el artículo 2, en su apartado primero dice así: toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole u origen nacional o social, posición económica, NACIMIENTO o cualquier otra condición.

Con la Declaración Universal de Derechos Humanos, la monarquía es ilegal. Ya que incumple los artículos claves que garantizan la igualdad de la ciudadanía en derechos y en el acceso a los cargos públicos. NO SE PUEDE NACER CON LA JEFATURA DEL ESTADO BAJO EL BRAZO. Pero por si esto fuera poco, tal y como hemos visto en este artículo, la monarquía actual está concebida bajo un régimen ilegal, incoherente e inmoral, porque a todas luces nace de un régimen golpista y de carácter ilegítimo.

Leer más...

El sobrino de la Reina Sofía, un chalé de 4 millones de euros a costa de sobornar a un alcalde

La Justicia tiene en el punto de mira a los miembros de la realeza europea. Carlos Morales, marido de Alexia de Grecia, sobrina de la Reina Sofía, ha visitado también los Juzgados debido a la acusación penal que mantiene sobre él, arquitecto de profesión, la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Las Palmas, que le acusa de inducir al exalcalde de Yaiza (Lanzarote), José Francisco Reyes, a cometer un delito de prevaricación, a fin de conseguir la licencia para la obra del chalé que él y su mujer poseen en Puerto Calero.


Morales ha permanecido en el interior del edificio durante cerca de una hora y se desconoce si ha prestado declaración, ya que sus abogados no han atendido las llamadas de los diferentes medios de comunicación.

No es la primera que Morales realiza una visita a los Juzgados durante los últimos meses. El pasado día 17 de enero, el esposo de Alexia de Grecia, sobrina también de la monarca de Dinamarca, tuvo que declarar ante el juez. Allí negó categóricamente esta supuesta presión sobre el alcalde para conseguir la licencia y afirmó que él sólo se limitó a pedir autorización al responsable municipal. En cambio, el Fiscal decidió añadir el delito de Inducción a la Prevaricación, al que ya pesaba sobre él contra la Ordenación del Territorio.

Los problemas judiciales de Carlos Morales comenzaron en el año 2007, después de que la Guardia Civil, gracias a unas conversaciones telefónicas intervenidas entre el político Carlos Espino y el empresario Fernando Becerra, descubriese que el suelo sobre el que se estaba edificando la casa del matrimonio no solo no era urbanizable sino que además podría ocupar una zona verde de especial protección en Puerto Calero. La ampliación de este nuevo delito podría complicar el futuro de Carlos Morales de manera preocupante, ya que la Fiscalía podría solicitar para él hasta 4 años de prisión (dos por cada uno de los dos delitos que se le atribuyen).

Un chalé de 4 millones de euros gracias a sobornar al alcalde
El chalé que ha sentado en el banquillo al esposo de la princesa Alexia, hija de Constantino, el hermano de la reina Sofía, está valorado según el atestado de la Unidad Central Operativa de La Guardia Civil en casi cuatro millones de euros. La vivienda, de 1.200 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, se levantó sobre un solar de 5.100 metros cuadrados que el matrimonio adquirió en el año 2005, pero las obras quedaron paralizadas tras la intervención de la Guardia Civil. Ahora solo la aprobación de un nuevo plan urbanístico conseguirá evitar que la fiscalía solicite sanción para el arquitecto y que el matrimonio pueda residir por fin en la vivienda que siempre soñó y a la que Alexia ha invitado en alguna a su prima, la infanta Cristina, y al marido de ésta, Iñaki Urdangarin, con los que tienen una relación particularmente estrecha. Ya es bien verdad que Dios (o la Monarquía) los cría... y ellos se juntan.
Leer más...

Una familia de las víctimas del tren de Santiago, negó el saludo a los príncipes.


El funeral celebrado ayer en la catedral de Santiago de Compostela por las víctimas del accidente de tren ha levantado más críticas que aplausos por su celebración y organización.


En la ceremonia, oficiada por el arzobispo Julián Barrio, también participaron los Príncipes de Asturias, Mariano Rajoy, Núñez Feijóo y otras altas autoridades. Así ha quedado reflejado en las portadas de los principales periódicos que ilustran la noticia con imágenes de la familia real, aunque mención aparte merece 'La Gaceta'. Lo curioso es que tanta atención a las autoridades ha restado protagonismo a las familias de las víctimas del trágico suceso. A ellos, tan solo 'La Voz de Galicia' les ha dedicado la portada.

Pero la presencia de los Príncipes de Asturias y su papel protagonista no gustó a todo el mundo. Es el caso de Marta Besada Garrido, familiar de una víctima mortal del accidente, quien negó el saludo a los príncipes de Asturias.
Leer más...

El CNMC suple al abortado Cema

Con la designación de Eduardo García Matilla el creado organismo "macrorregulador" asume las funciones de vigilancia y control del audiovisual y las telecomunicaciones.
Eduardo García Matilla ha sido designado consejero de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el nuevo organismo macrorregulador que asume, entro otras múltiples competencias, las relativas al sector audiovisual y de telecomunicaciones.
Así, la CNMC, cumplirá con las funciones de vigilancia y control de estos sectores que debería haber realizado el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (Cema), que fue abortado por el Gobierno del PP. Lo que contradice todas las recomendaciones de las autoridades europeas en temas de comunicación.

La Asociación de Usuarios de la Comunicación, AUC, ha mostrado su satisfacción con la elección de Eduardo García Matilla ya que valora positivamente “su amplia experiencia” en radio y televisión, “desde la dirección orgánica  y  producción de programas a la investigación de audiencias y contenidos, y considera que cumple con los requisitos de profesionalidad e independencia necesarios para este tipo de responsabilidades.”
No obstante, AUC reivindica que en el seno de la dirección Telecomunicaciones y Audiovisual de la Comisión se recupere el Consejo Consultivo de participación social que estaba previsto en el Cema.
Asimismo, AUC ha lamentado que el procedimiento de elección de los consejeros no obligue a un mayor consenso parlamentario y considera que hubiera sido preferible que los nombramientos hubieran sido consensuados con el principal partido de la oposición. 
Leer más...