Así era el sistema de Sousa para ocultar la deuda de Pescanova a sus accionistas


Pescanova organizó una compleja estructura para que el grupo se fuera endeudando de manera que no se reflejara en la contabilidad que se remitía a los inversores y CNMV. El sistema funcionaba como dos ramas paralelas: una servía para contabilizar varias veces una misma factura de las filiales y la otra era un sistema de cartas de créditos vinculadas a ingresos futuros que luego no se producían.

Leer más...