Rubalcaba está ‘atado’ a José Blanco. Su apoyo le dio la secretaría general del PSOE en el Congreso de Sevilla y a cambio prometió ‘protegerle’ por su gestión en Ferraz.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha basado una de sus principales líneas de ataque contra Mariano Rajoy en el 'caso Bárcenas', y sobre todo en insistir en que el presidente del Gobierno está condicionado por él y hasta chantajeado. Añade incluso que ha ligado su futuro al del ex tesorero del PP. Pero el propio Rubalcaba se encuentra también atado, en este caso por José Blanco.

Fuentes socialistas al máximo nivel han revelado a El Confidencial Digital que el actual líder del PSOE tiene un “compromiso de protección” con el ex secretario de Organización y ex ministro de Fomento, ahora imputado en el ‘caso Campeón’ y que sin embargo no ha dejado el escaño de diputado, una decisión apoyada por el aparato del partido.
Otra de las consecuencias es que Óscar López, actual número tres del PSOE, está igualmente blindado por ese compromiso, lo que explica que Rubalcaba no haya promovido su cese a pesar del grave tropiezo de Ponferrada y de la alcaldía lograda gracias a los votos de un condenado por acoso sexual.
El pacto de Sevilla
Todo viene del congreso del PSOE celebrado en Sevilla, celebrado en febrero de 2012, en el que Rubalcaba consiguió ser elegido secretario general frente a Carme Chacón gracias al decisivoapoyo de José Blanco en el último minuto.
El candidato echó cuentas y comprobó que no tenía suficientes votos de compromisarios. El viernes ganaba Carme Chacón, y empezaron los movimientos subterráneos para intentar cambiar las mayorías.
Según relatan las fuentes consultadas por ECD, José Blanco ofreció ayuda, pero planteó condiciones a los dos candidatos: lanzó el mensaje de que apoyaría a quien le “protegiera”. En concreto, exigía garantías de ayuda futura en relación con su gestión política y económica en Ferraz como secretario de Organización.
‘Robo’ de delegados
Las condiciones de José Blanco recibieron un ‘no’ por parte de Carme Chacón y un ‘sí’ por parte de Rubalcaba. Y con él firmó el pacto.
El ex secretario de Organización se puso a trabajar para ‘robar’ delegados a Chacón sobre todo en sus zonas de influencia: Galicia, Valencia y Castilla y León.
En Galicia, Chacón contaba con el apoyo de Pachi Vázquez, pero algún delegado cambió de voto por la presión de José Blanco. Lo mismo pasó con los que venían de la Comunidad Valenciana: ayudado por Alarte, consiguió arañar unos cuantos votos a favor de Rubalcaba.
En Castilla y León la cosa estaba más repartida: algunos veían a Chacón como la sucesora natural de Zapatero, pero también cambiaron su voto por la actividad de Blanco.
La recompensa de Blanco
Una de las condiciones que planteó Blanco fue que en Ferraz se nombrara a alguien de su plena confianza. En efecto, Óscar López, una persona que había trabajado a su lado en la sede del partido, fue nombrado secretario de Organización, actual ‘número tres’ del PSOE.
Aunque las relaciones personales entre Rubalcaba y Blanco se han deteriorado mucho, y ahora lo que existe es frialdad entre los dos, sin embargo el compromiso de ‘protección’ a José Blancofirmado en Sevilla está ahora pasando factura al secretario general socialista.
Caso Campeón y Galicia
Las fuentes socialistas a las que ha tenido acceso ECD explican que el pacto de Sevilla está teniendo en estos momentos las siguientes consecuencias para Rubalcaba:
--Apoyo absoluto a Blanco en el caso Campeón. El ex ministro de Fomento consiguió que Rubalcaba le prometiera el respaldo incondicional de Ferraz en este proceso. Pese a haber sido llamado a declarar como imputado, Blanco mantiene la militancia y el escaño en el Congreso de los Diputados, cuando a otro ya le habrían forzado a dimitir.
--Salida política digna en Galicia. De librarse del caso Campeón sin cargos, Blanco aspirará a ser secretario general del PSdeG, y Rubalcaba se ha comprometido a favorecer su candidatura ante posibles rivales como Pachi Vázquez, Caamaño, etc.
Óscar López no abandonará Ferraz
El pacto firmado en Sevilla explica por qué Rubalcaba mantiene en el cargo a Óscar López a pesar del escándalo de Ponferrada, en el que el secretario de Organización desobedeció incluso a Elena Valenciano y actuó por libre.
Las fuentes del PSOE consultadas explican: “Óscar López sabe que puede actuar por libre porque está blindado por José Blanco. Sólo saldrá de Ferraz si Blanco cae por el Campeón y, consecuentemente, deja de tener influencia dentro del partido”.
Leer más...