Rafael Vera

Rafael Vera Fernández-Huidobro (Madrid el 7 de febrero de 1945) es un ex político español, aparejador de profesion. Su padre era miembro del Sindicato Vertical franquista, como casi todos los nuevos demócratas que nos han gobernado. Véase a Bono , a la ExVicepresidenta de la Vega, a los otros y a los actuales, los mismos y con los mismos modos y actitudes..


24 de octubre de 1986 – 28 de enero de 1994
Predecesor Julián Sancristóbal
Sucesor Margarita Robles

8 de febrero de 1984 – 24 de octubre de 1986
Predecesor Carlos Sanjuán de la Rocha
Sucesor José Luis Martín Palacín

Datos personales
Nacimiento 7 de febrero de 1945
Madrid
Partido Partido Socialista Obrero Español
Rafael Vera Fernández-Huidobro (Madrid el 7 de febrero de 1945) es un ex político español, aparejador de profesion. Su padre era miembro del Sindicato Vertical franquista. Fue secretario de Estado para la Seguridad del Gobierno de España presidido por Felipe González entre el 24 de octubre de 19861 y el 29 de enero de 1994.2 En julio de 1998 fue condenado por delito de secuestro y malversación de caudales públicos en relación con el grupo terrorista GAL que practicó la llamada "guerra sucia contra ETA". En enero de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en una sentencia de 4 votos contra 3, rechazó su recurso por posible "infracción del derecho de presunción de inocencia", aunque considerando que primer juez instructor, Baltasar Garzón, "no había respondido a la exigencia de imparcialidad".3 4

Trayectoria

Entre el 26 de octubre de 1980 y el 27 de octubre de 1981 fue director de la Delegación de Seguridad y Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid,5 fecha en que fue nombrado delegado de dicha área,6 permaneciendo en el cargo hasta diciembre de 1982. Seguidamente fue nombrado Director General de la Seguridad del Estado7 y, desde el 9 de febrero de 1984, subsecretario del Ministerio del Interior,8 hasta su ascenso a secretario de Estado.
En julio de 1998 fue condenado9 por la Sala Segunda del Tribunal Supremo a diez años de prisión y doce de inhabilitación absoluta por los delitos de secuestro en la persona de ciudadano hispano-francés Segundo Marey, realizado por los GAL, y malversación de caudales públicos. Sin embargo, apenas cinco meses más tarde, el Gobierno de José María Aznar, a solicitud de un grupo de concejales socialistas y de un particular, le concedió un indulto parcial que rebajaba la pena de prisión a tres años y cuatro meses. El 19 de octubre de 2004 el Tribunal Supremo, confirmando la sentencia que dos años antes había dictado la Audiencia Provincial de Madrid, lo condenó a siete años de prisión y 18 de inhabilitación por un delito continuado de malversación de caudales públicos en el conocido como "caso de los fondos reservados", al considerar probado que se lucró personalmente "en cantidades importantísimas" y sustrajo otras cantidades a favor de terceras personas, "hasta una cifra global que supera de lejos los 600 millones de pesetas" (casi cuatro millones de euros). El ex presidente Felipe González y los ex ministros José Luis Corcuera y José Barrionuevo (este último también condenado por secuestro y malversación en el "caso Marey") solicitaron su indulto,10 que fue denegado.11
Algunas fincas que Vera compró con parte de este dinero pasaron, también en 2004, a ser de titularidad pública.12
Ingresó por tercera vez en prisión en febrero de 2005.13 En marzo de 2006 se le permitió el acceso al régimen en el que se le permite pasar fuera de la cárcel cinco días a la semana.14 En agosto obtuvo el tercer grado peniteniario que le permite no volver a la cárcel más que a controles rutinarios.15 El tercer grado le había sido denegado a los cinco meses de su ingreso en prisión.16
En 2007, la Audiencia Provincial de Madrid lo condenó, junto a su secretario Juan de Justo, a un año, seis meses y un día de prisión y cuatro de inhabilitación por otro delito de malversación de caudales públicos en el conocido como "caso de los maletines", por haber ordenado que más de 206 millones de pesetas procedentes de los fondos reservados se utilizaran para "compensar la disminución de ingresos" que supuso para los ex policías José Amedo y Michel Domínguez su entrada en prisión por el "caso GAL", y para garantizar que guardaran silencio en este asunto.17
En enero de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por 4 votos contra 3, rechazó su recurso por posible «infracción del derecho de presunción de inocencia» en el "caso Marey". Dado que el juez de instrucción, Baltasar Garzón "no había respondido a la exigencia de imparcialidad", la instrucción fue repetida por Tribunal Supremo.


--
Publicado por José Carlos: para La verdad en tu asesoria EIA el 1/27/2013 06:51:00 p.m.
Leer más...