Lo estamos viendo por todas partes. En Portugal han prohibido ir al médico a pesar de cobrarles un dineral, en Francia quienes tienen algo en el banco se marchan del país, en Grecia levan años de manifestaciones ya que el personal no puede sobrevivir, el Estados Unidos va a producirse el mayor atraco al contribuyente hasta la fecha… Aquí después de la tremenda subida de impuestos ya tenemos de nuevo subidas de la luz, agua, teléfono, tabaco, de la mayor parte de los servicios… siempre con la amenaza de que el estado de bienestar se va al carajo… ¿El bienestar de quién? Lo que le está ocurriendo al ciudadano de pie, no tiene nada que ver con su bienestar.


Quienes si están manteniendo integro su bienestar es toda la caterva de políticos, politiquillos, parlamentarios, jefes de la nada o enchufados a la teta presupuestaria, cuyos recortes se han basado en tener a disposición de alcaldes y similares de un coche de alta gama en vez de los dos mas habituales o pasar del centenar de sus asesores a ochenta.

Cuando Mariano Rajoy entró a gobernar desperdició el momento para solucionar los problemas de base del pais y fue cuando los socialistas desalojaron sus múltiples mamandurrias y fuentes de despilfarro de sus acólitos que ocupaban cargos en los miles observatorios, diputaciones, empresas públicas, televisiones autonómicas, paradores nacionales, fundaciones etc. como innecesarias fuentes de gasto y despilfarro, cuando fueron simplemente substituidos por otros personajes  malgastadores y corruptos,  cuya diferencia era simplemente tener un carnet de partido de otro color. Ni un solo gesto contra la corrupción de las castas autonómicas y municipales.

El Gobierno cierra el año con un altísimo nivel de rechazo popular: en la más reciente encuesta de Sigma Dos, dada a conocer este domingo por el diario El Mundo, nada menos que el 60% de los consultados afirma tener una imagen mala o muy mala del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Y de la clase política en general. Aquí no se salva nadie.

En cuanto a la valoración de los ministros, ninguno obtiene el aprobado; de hecho, salvo Soraya Sáenz de Santamaría, todos obtienen pésimas calificaciones, por debajo del 4. Rajoy ha de conformarse con un raquítico 3,55, muy inferior al 4,28 cosechado por su vicepresidenta (4,28) y al 5,43 que cosechó él mismo el pasado enero. Significativamente, los réditos de este desgaste fenomenal del partido gobernante no los está recogiendo el PSOE, tan culpable de la pavorosa situación que enfrentamos, sino IU y UPyD.

Era inevitable que el Partido Popular pagara la crisis en los sondeos. Pero sólo hasta cierto punto. Y es que el PP está ganándose su impopularidad a pulso, con sus vaivenes, sus promesas incumplidas, sus improvisaciones, sus silencios, sus zigzagueos. El Gobierno de Rajoy tiene un problema de comunicación, sí, pero éste a su vez es consecuencia de un problema de mucho mayor calado: el Gobierno de Rajoy carece de estrategia porque no cree en su proyecto, ni siquiera ha cumplido una de las promesas que hizo a sus votantes como atajar los abortos, eliminar la memoria histórica y tantos y tantos agravios de tipo ideológico del socialismo. Así de sencillo.

Si Rayoy creyera en si mismo, no hubiera tomado muchas de sus peores medidas, las más intervencionistas, las más lesivas para las libertades de los españoles, las que más han desagradado a tantos de sus votantes. Las más contraproducentes. Todo son medidas para ver si suena la flauta.

En noviembre de 2011 España votó por un cambio sustancial, no por una versión remozada de la ruinosa socialdemocracia dispendiosa que le infligió Zapatero por espacio de ocho años. Pero lo que más me alarma es que soluciones tan elementales como desmontar unas estructuras que los ciudadanos no pueden asumir ni se les ha pasado por la cabeza. Ni en España sino también en casi todos los países occidentales, que siguen endeudándose sin parar con el fin de poder mantener los privilegios de las castas dominantes.
Leer más...

 
A la izquierda Bernardo Rabassa en el Plató del programa “La vía de la libertad” de canal44
.
Bernardo Rabassa Asenjo, colaborador de este diario www.criterioliberal.com y que también estuvo en el programa “La vía de la libertad” que dirige Gunther Zevallos, ha sido galardonado la pasada semana con la medalla de oro del Foro Europa 2001, como Comodoro Regional para la región Iberia (España, Portugal, Andorra y Gibraltar). El premio se entregó en el Gallery Hotel de Barcelona por los Rotary Mariners de la IYRF.
Rabassa fue fundador de los clubes rotarios de Madrid y puerta de Hierro. Igualmente fue fundador del Club Liberal Español y recientemente impulsor del club «Nuevo Liberalismo Siglo XXI», una asociación para la divulgación del liberalismo en España. Pero además Bernardo Rabassa ha tenido una intensa labor profesional como consultor de marketing. Lo que hoy se conoce como «social marketing» Rabassa ya lo desarrollaba antes incluso de la aparición misma de las redes sociales. Presidente de la consultora, «Consultores para Europa», con sede en Madrid, París, Milán, Sao Paulo y Chicago y de la fundación FIECS (Instituto Europeo para la Comunicación Social); Rabassa ha sido y es, un referente para el liberalismo en España.
Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

The post El liberal Bernardo Rabassa recibe medalla de oro del Foro Europa 2001 appeared first on Criterio Liberal. Información libre y análisis liberal e independiente..
Leer más...



Siempre he hablado del peligro, no tanto de una brecha digital que en general irá desapareciendo al paso del desarrollo económico en algunos lugares, sino de la que denomino brecha de aprendizaje: en el caso de mucha gente, sobre todo de determinadas edades pero no de forma exclusiva por un factor de edad, lo que falla es la inexistencia de una cultura del aprendizaje. Nadie les enseñó, dicho en otras palabras, que tendrían que estar aprendiendo durante toda la vida, actitud que es imprescindible si queremos vivir en las denominadas sociedades del conocimiento actual. 
Se trata de una de las características principales de las TIC: estar en evolución, en beta permanente, exigiendo una actitud similar en aprendizaje por parte de los/las que las utilizamos.
Ocurre de forma espontánea, en cuestiones simples, para los denominados “nativos digitales” que ni siquiera se dan cuenta (a veces incluso hasta puntos peligrosos si se trata de cuestiones de privacidad), de los cambios en las herramientas que utilizan. Pongo siempre un ejemplo simple, de carácter intergeneracional: si a mi padre le cambian la interface de Gmail, si el cambio es tan simple como de localización del botón de envío es probable que me llame de inmediato:  ¡No encuentro el botón!. Tendré que mostrarle dónde está y es posible que, cuando se trate de un cambio más trascendente, me resulte complicado hacerlo (el primer vídeo, una parodia sobre la evolución del papiro al libro, resultará muy gráfico al respecto). Estoy segura de que mi hija no se dará ni cuenta… En mi caso de inmigrante digital ocurrirá que acostumbrada a aprender de forma permanente perciba, me de cuenta del cambio y si no es de gran alcance sepa solucionarlo de forma instintiva. Si no lo logro lo “googlearé”  y solucionaré en un periodo corto de tiempo.
Ocurre en muchos sectores pero en educación el tema es especialmente grave, sobre todo si tenemos en cuenta que los que no quieren o no han aprendido a aprender, actualizar sus conocimientos a los tiempos en los que viven, son los encargados de enseñar a los chavales.
La segunda parte del segundo video es prescindible, trata sobre la mejora del sistema educativo australiano. La primera sin embargo, apoyando la idea anterior, no tiene desperdicio: Los mejores maestros son los mejores aprendices.  No se trata tanto de títulos, no se trata tanto ni siquiera de lo que ya se sabe. Tampoco se de rigurosos estándares  ni de políticas educativas… Se trata, de nuevo, de que debemos enseñar a los maestros a ser aprendices, capaces de adaptarse a los contextos, tecnologías, lenguajes del mañana y acompañar las ganas de crecer, crecer con los alumnos.
Ese debe ser el centro de los sistemas educativos: el profesor y sus ganas de seguir aprendiendo. Fomentar mediante comunidades, políticas de recursos humanos adecuadas, campañas de sensibilización general de la población hacia valoraciones más positivas del maestro, la propia formación docente o como sea esa cultura, la del Aprendizaje permanente, serán siempre inversiones excelentes.
Añadiría la idea con la que suelo cerrar la argumentación anterior ante jóvenes y mayores. La aprendí en una charla con una científica en activo de más de 80 años: solamente se envejece cuando se pierden las ganas de aprender, cuando se deja de vivir en los tiempos que corren.
Eso es lo que deseo para 2013, cruzarme por el camino solamente con lectores, amigos, otros profesores, gente con la que dialogar en general que sean capaces de ser…  eternamente jóvenes.
Feliz entrada de año. Autor el Caparazón


--
Publicado por José Carlos: para La verdad en tu asesoria EIA el 1/01/2013 12:20:00 p.m.
Leer más...

Alberto Núñez Feijóo vuelve a recortar en Sanidad y Educación en 2013. El plan de ajuste supondrá un ahorro anual de más de 147 millones de euros

El presupuesto de la Consejería de Cultura y Educación cae un 4,3% para 2013, con lo que dispondrá de 96,5 millones de euros menos, mientras que el de Sanidad se verá reducido en un 1,5%, lo que supone descontar 51 millones de euros. El Gobierno de Feijóo ahorrará más de 147 millones de euros en ambas partidas.

Fuentes de la Xunta explican que, pese a los descensos que registran las consejerías con contenidos sociales -en conjunto, Trabajo, Sanidad, y Cultura e Educación concentran el 71,8% de la caída global de 222 millones de euros-, los presupuestos "son efectivamente sociales", puesto que el 77,1% del gasto se destina a servicios públicos básicos. "Casi ocho de cada diez euros".
La caída en el ámbito sanitario y en el educativo está "muy por debajo de la bajada global" -el presupuesto total baja un 2,5% respecto al ajustado de 2012- y los descensos que se registran están "afectados" por la contención en el capítulo de personal por las medidas que se aplicarán a los trabajadores públicos.
De este modo, Sanidad contará con un presupuesto de 3.418,7 millones, un 1,5% menos que en 2012; mientras que Cultura e Educación -que en las cuentas iniciales del año pasado eran dos departamentos separados-, tendrá 2.167,4 millones de euros.
En cuanto a Trabajo y Bienestar, tendrá 740,9 millones de euros,  12 menos que en 2012, lo que supone una caída del 1,6%. El departamento que experimenta una mayor reducción de fondos es el de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, que, con 441,2 millones de euros, ve retroceder sus fondos un 13%.
Leer más...