1.500 ayuntamientos desviaron dinero del plan de proveedores para pagar facturas que no habían enseñado a Hacienda. Lo más habitual, abonar el recibo del teléfono

El Gobierno ha identificado a 1.500 ayuntamientos españoles que han utilizado parte del dinero recibido en 2012 dentro del plan de pago a proveedores para tapar otros 'agujeros' en el consistorio que no habían comunicado a Hacienda. Lo más común fue abonar facturas de teléfono.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, el ministerio ha puesto en el punto de mira a esos 1.500 municipios por uso indebido del plan de pago a proveedores a lo largo de este ejercicio.
Ese proyecto, que se lanzó en primavera, está contribuyendo de modo decisivo a que ayuntamientos y diputaciones puedan aliviar su actual asfixia financiera, y también persigue que losproveedores puedan ir cobrando sus deudas con las entidades locales.
En 2012, el Gobierno ha enviado 31.000 millones de euros para este fin, y ahora negocia ya con la banca otro crédito de casi 40.000 para el próximo año.
Facturas de teléfono sin presentar
Según las fuentes consultadas, desde el departamento que dirige Cristóbal Montoro se ha detectado que son 1.500 las corporaciones locales que han desviado parte del dinero enviado desde Madrid para abonar facturas que, sin embargo, no habían presentado previamente aHacienda.
El caso más extendido entre los ayuntamientos ha sido desviar ese dinero para pagar recibos de teléfono, unas deudas de las que Hacienda no había sido informada.
Precisamente, el principal requisito del Gobierno para acogerse al plan de pago a proveedores eraremitir previamente todas las facturas de proveedores que iban a ser liquidadas con ese dinero.
El Gobierno endurecerá los controles
Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que, ante esa circunstancia, el Gobierno va a tomar dos medidas firmes, de cara a la entrega del dinero a los ayuntamientos para pagar a proveedores en el próximo ejercicio. Son:
1) Endurecer el control sobre el destino final del dinero a los consistorios.
2) Les exigirá nuevos planes de ajuste para garantizar a la banca que serán capaces de devolver el préstamo, además de informes mensuales sobre el cumplimiento de dichas medidas acordadas conHacienda.
Rescate de ayuntamientos si piden ayuda
Otras de las medidas del Gobierno para evitar desvíos de dinero, como los que se han producido en este ejercicio, será aplicar una vigilancia similar a la que se está sometiendo, desde hace unos meses, a las autonomías rescatadas, como la Comunidad Valenciana, Cataluña o Andalucía, tras haber solicitado el rescate al Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).
Tal y cómo se contó en estas páginas hace unas semanas, el Estado ‘fiscalizará’ las cuentas de los ayuntamientos y ‘dictará’ sus presupuestos a cambio de la ayuda para pagar a proveedores en 2013. Dicho con otras palabras, procederá a una intervención de facto.
El equipo económico del Gobierno lo considera un plan de “máxima urgencia”, porque Hacienda tiene datos que pronostican un nuevo grave deterioro financiero en las cuentas locales para 2013, especialmente una caída brusca de sus ingresos. Y se teme también un portazo, más que seguro, de los mercados internacionales a la financiación de los consistorios.
Leer más...