Eduardo Madina está recibiendo llamadas de miembros del PSOE para que dé el paso y se presente a las primarias. Rubalcaba sabe que está ‘muerto’ y que el problema es él

Eduardo Madina, próximo candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno. Es la opción que manejan dirigentes y cuadros medios del partido, que de hecho ya se han puesto en contacto con él para transmitirle ese mensaje. "Edu, ¿por qué no das el paso?", le han planteado.

Son unos cuantos los dirigentes socialistas que se han puesto al habla con Madina, estas últimas semanas, para mostrarle su apoyo cerrado si decide encabezar una candidatura en las próximas primarias del PSOE, que designará la persona que encabezará las listas en las generales, según cuentan a El Confidencial Digital fuentes cercanas a Ferraz.
Entre los que se están movilizando y le han transmitido que están con él aparecen sobre tododiputados y dirigentes de rango intermedio, de diversas federaciones socialistas, que consideran que Madina es en este momento el mejor candidato del partido para enfrentarse a Mariano Rajoy.
Los argumentos de los ‘madianistas’
Los argumentos que manejan los ‘madinistas’ para apostar por la candidatura de Eduardo Madina son sobre todo estos:
-- Es joven. Tiene, por tanto, un largo futuro por delante.
-- Al mismo tiempo, es un dirigente con experiencia (lleva desde 2004 en el Congreso) y es conocido entre la población. A esa popularidad ha contribuido su nombramiento como secretario general de los socialistas en el Congreso, un cargo que le ha dado el altavoz mediático que requiere un líder del partido.
-- Está preparado. Madina es licenciado en Historia (por la Universidad de Deusto), posee un Máster en Relaciones Internacionales (por la Universidad del País Vasco) y, además, es profesor universitario. Es más, fue nombrado uno de los jóvenes líderes mundiales con mejor futuro por el Foro Económico Mundial de Davos.
-- Víctima de ETA. En el PSOE valoran su lucha y firmeza para acabar con la banda terrorista. A pesar del atentado de sufrió, Madina ha sido uno de los partidarios de negociar con los pistoleros para solucionar el terrorismo en el País Vasco.
“Está totalmente limpio”
Pero la principal característica de Madina que destacan quienes le apoyan es que “está totalmente limpio”.
El político vasco no ha formado parte de los criticados gobiernos de Zapatero, como sí han hechoAlfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. No tiene, por tanto, ninguna rémora ni ninguna responsabilidad sobre la situación actual del país, explican sus partidarios.
A pesar de estos apoyos, Eduardo Madina no ha manifestado en ningún momento cuál es su intención. No habla del tema ni con sus más allegados. “No dice ni que sí se va a presentar, ni que no”, aseguran a ECD fuentes de su entorno. En los programas de televisión o tertulias a las que acude tampoco habla de ello.
Rubalcaba es el problema
En cuanto a Alfredo Pérez Rubalcaba, el secretario general del PSOE ha reconocido estos últimos días a sus próximos que su figura está especialmente desgastada.
Ha pasado ya casi un año de las generales y, en las reuniones y conversaciones que mantiene con su equipo de Ferraz, Rubalcaba se muestra pesimista sobre su perspectiva electoral. Reconoce que su discurso no termina de calar entre la ciudadanía.
Rubalcaba está muerto, y él lo sabe”, explica a ECD una persona cercana a la Ejecutiva de los socialistas. “El problema no es el PSOE ni sus propuestas. Es él”, añade.
Las encuestas, tanto las que maneja el PSOE, como las que publican los medios de comunicación, indican que, efectivamente, Rubalcaba no está sacando ningún rédito a las medidas impopulares del Gobierno de Mariano Rajoy. La última publicada, una de la Cadena SER, amplía todavía más la ventaja entre populares y socialistas.
Las fuentes consultadas señalan que el equipo de Rubalcaba es cada vez más consciente de que, mientras no se produzca una profunda renovación de los líderes, el PSOE no recuperará los votos que ha perdido. Y en ese horizonte aparecería Madina.
Leer más...


La Resiliencia (del latín “resilio” o volver a atrás) es un término que inicialmente fue utilizado por la Ingeniería con objeto de definir la capacidad que tiene un material para recobrar su forma original tras estar sometido a una presión deformadora. En los años setenta del pasado siglo la Psicología Positiva lo incorporó a su doctrinario identificando como “resiliente” a todo individuo que, frente a las adversidades, desarrolla un fuerte espíritu de lucha y adaptación que le permite reconstruirse y desarrollar valiosas propuestas de futuro para él y los demás.
Para mi desgracia pero inevitablemente, de nuevo vengo con nuevos términos que tienen otros antecedentes mucho más reconocibles en nuestro acervo lingüístico tradicional. En este caso, podríamos decir que una persona “resiliente” es algo similar a lo que siempre hemos conocido por “estoica” (fuerte ante la adversidad y la desgracia) pero, ¡qué le vamos a hacer!, en ocasiones parece que lo nuevo siempre es mejor y más apropiado aun sin muchas veces serlo.
Una de las tipologías humanas que más interés despierta a los biógrafos o los directores de cine es la de esos personajes que han construido su vida a partir de una sola ley: “Levantarse siempre una vez más de las que se han caído”. Ejemplos como Gandhi, Nelson Mandela, Stephen Hawking, Ana Frank, Teresa de Calcuta o muchos de los grandes conquistadores del mundo pre-contemporáneo son arquetipos del espíritu de “flotabilidad” que distingue a los triunfadores de aquellos que se resignan a asumir calladamente sus circunstancias. Pero como aquellos y sin conocerlos, estoy convencido que existen otros muchos que de forma más anónima han construido sus vidas desde el compromiso asumido con su futuro y la entereza de ánimo necesaria para lograrlo.
No hay una sola receta que asegure como implementar exitosamente la Resiliencia en nuestra vida sino que, como toda buena paella, es un conjunto de ingredientes que sabiamente combinados ofrecen un resultado muy apetecible.
Los diez más determinantes, quizás podrían ser:
  1. Autoestima: La positiva percepción que se tiene de uno mismo.
  2. Introspección: La auto-observación ecuánime.
  3. Independencia: El mantenimiento de la necesaria distancia física y emocional ante lo que nos afecta sin caer en el aislamiento.
  4. Sociabilidad: La tendencia a establecer lazos emocionales con los demás.
  5. Iniciativa: La capacidad de fijarse metas y caminar hacia ellas.
  6. Sentido del Humor: La práctica constante en la búsqueda del lado cómico de la vida.
  7. Creatividad: La innovación dentro de la rutina.
  8. Empatía: La orientación hacia la comprensión de las circunstancias que afectan a los demás.
  9. Pensamiento Crítico y Analítico: La reflexión sobre las causas de la adversidad y la identificación de sus soluciones.
  10. Perseverancia: El mantenimiento firme en las actuaciones necesarias para la consecución de los objetivos propuestos.
Ser resiliente, más que una virtud, hoy en día es una necesidad ante esta compleja realidad que no facilita nada y exige mucho a quienes habían olvidado ya que la vida no es más que una montaña rusa, cuyo final siempre coincidirá con el p
Leer más...