Estrenando mejoras en su coche, el piloto vigués fue el vencedor entre los turismos participantes en la Subida a Santa María de Oia, y llega con ganas a los próximos ralis
Alberto Meira muestra sus cartas en Santa María de Oia

Durante este fin de semana Alberto Meira ha participado en la primera prueba del Campeonato Gallego de Montaña, la Subida a Santa María de Oia, organizada por la Escudería Baixo Miño. Y demostrando un magnífico estado de forma, ha saldado esta participación con una magnífica victoria, siendo el más rápido entre los vehículos carrozados.
Meira comenta al respecto que: “Estamos muy contentos con cómo va el coche, especialmente a nivel de suspensión y comportamiento, no tiene nada que ver con lo que estábamos acostumbrados. Además no ha habido ni rastro de los pequeños problemas mecánicos con los que empezamos la temporada, por lo que soy muy optimista de cara a próximas carreras. Aquí en Oia nuestro principal rival ha sido Santiago Abad (Audi A4 Superturismo), al que hemos conseguido superar en la clasificación de turismos. La batalla por la clasificación general, como era de esperar, está copada por los fórmulas y barquetas, mucho más ligeros que nuestros coches y que son los vehículos punteros en esta modalidad. En todo caso nuestro objetivo en esta prueba era tomarla como un test de cara a los ralis que vienen en las próximas semanas.” Recordemos que el de Gondomar va a competir, con su inseparable copiloto Álvaro Bañobre, en el próximo Rali Comarca da Ulloa  (11 y 12 de mayo), así como en el Rías Baixas puntuable para el Campeonato de España (1 y 2 de junio) y justo a continuación en el Rali Cidade de Narón (9 y 10 de junio). Nada menos que tres ralis en cinco semanas.
Mientras que Alberto Meira (Mitsubishi Lancer Evo X) ha ganado la categoría de turismos, entre los fórmulas y barquetas el más rápido ha sido José Antonio Gómez (Fórmula Outeda).

PRÓXIMA CARRERA:
V Rali Comarca da Ulloa
Organiza: Esc. Lalín Deza
Días: 11 y 12 mayo
Kilómetros totales: 238 kms
Kilómetros cronometrados: 94,5 kms
Número de tramos: 9 (5 distintos)

Tramos -Hora paso 1º:
VIERNES 11
A)  Pol.Ind. Monterroso – 21h03
SABADO 12
B) A Peneda  – 8h48 y 11h53
C) Palas de Rei – 9h36 y 12h41
D) Monterroso – 16h53 y 19h03
E) Lalín – 17h36 y 19h46

Rali en directo: www.temposfga.euMás información y fotografías en: www.albertomeira.net

Leer más...




José Luis Rodríguez Zapatero no ha querido dejar abandonada a la economía española y por eso está preparando un libro sobre la crisis que se publicará el próximo otoño. Pero si un libro sobre una materia en la que obtuvo un demoledor suspenso mientras ejercía como presidente del Gobierno no fuera suficiente, el expresidente planea sacar otro al mercado antes de 2014.

A nivel mundial, tal vez el caso más destacado es Wiston Churchill. El que fuera primer ministro británico durante la II Guerra Mundial fue galardonado con el Nobel de Literatura en 1953 tras la publicación de sus memorias. Resulta difícil de imaginar que Zapatero, que va a sacar un libro sobre la crisis económica, logre un reconocimiento similar.

Zapatero ha pasado de recibir clases de economía a escribir sobre ella. El libro del expresidente del Gobierno saldrá al mercado el próximo otoño y prepara otro para antes de 2014. Su faceta de literato ha podido ver la luz gracias a la vida "descansada" de la que disfruta como miembro del Consejo de Estado, cargo que ostenta desde hace tres meses. 

Las clases de economía mejor aprovechadas de la historia. Parece ser que las lecciones de economía en "dos tardes" que le recomendó el responsable económico del PSOE, Jordi Sevilla, al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero han dado sus frutos ya que también se pueden escribir libros especializados, ni más ni menos que en economía, una materia en la que el propio Zapatero admitía hasta hace poco su profunda ignorancia. El título de la obra no lo tiene aún definido puedo sugerirle varios como:  "Sé cómo os sentís; a mi abuelo también lo arruinaron" o  "La economía vista desde una hamaca" o bien otro muy definitivo como "Economía gótica". Va para premio Nobel.
Leer más...

Selección española e impuestos.

Por si no lo sabéis, el último mundial de fútbol lo ganó España. Gracias a este triunfo, la Federación Española de fútbol cobró 25 millones de euros pagados por la FIFA, de los cuales se comprometió a pagar 600.000€ a cada futbolista en concepto de prima. Tras pasearse por Madrid celebrando la victoria con muchas banderitas y alegría, debieron de pensar en el tema de los impuestos. Muchas veces decimos que son gili...* que solo sirven para dar patadas a un balón, pero la verdad es que han demostrado que estamos muy equivocados. Alguno de estos debe de pensar un poco, ya que los futbolistas internacionales españoles se han acogido a la posibilidad que existe en el régimen fiscal de tributar en Sudáfrica las primas que van a cobrar por ganar el Mundial. Parece ser que entre España y Sudáfrica existe un convenio de doble imposición por el cual este premio se considera una retribución por un trabajo realizado fuera del territorio español y les permite tributar en el país donde se llevo a cabo la actividad.  Claro. La diferencia tiene su importancia. Si los miembros de la selección española hubieran declarado sus ingresos en España, como se espera de unos individuos que ondean la bandera rojigualda con tanto entusiasmo, habrían pagado un 43% de la prima. En cambio, la retención que se aplica en Sudáfrica es del 21%. Hagamos números: 22 futbolistas, a 600.000€, son 13.200.000€ . Si se les aplica la legislación vigente en España, tendrían que haber aportado a las cuentas públicas 5.676.000€ , Acogiéndose a la legislación sudafricana, pagarán 2.772.000€ . Con esos 5.676.000€, se podría haber pagado la pensión durante un mes a 7.000 pensionistas. Mientras estamos en una gran crisis, estos futbolistas hacen patria aportando más de dos millones y medio a las arcas de la Hacienda de Sudáfrica, país que tanto ha hecho por ellos; y deja de aportar más de cinco millones y medio a la Hacienda Española. Unos patriotas. Eso sí; todo legal, por Dios. 
Y ahora, todos a gritar: ¡YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL!  
¡YO SOY GILIPOLLAS..!
Leer más...

La prensa de papel se tambalea... ¿Por qué?

                        Se viene diciendo hace tiempo y por lo visto le va llegando la hora... “el cuarto poder ya no lo es y ese espacio queda difuminado en infinidad de comunicadores que no pueden controlar”... y ese es (para mi) el motivo. Internet se ha impuesto y cada día más... y como no pueden controlar (explotando) el mismo, ahora lloran “su pecados”... que no fueron otros que defender en mayoría... “al amo de turno”.

                        Y lo ha dicho en público, nada menos que  uno que supo hacerse el amo de un destacado periódico, con cuya “arma”... se ha forrado.

        PESISMISTA DIAGNÓSTICO DEL CONSEJERO DELEGADO DE PRISA: Cebrián: "Los diarios de papel ya no vertebran la opinión pública"
EL FUNDADOR DE 'EL PAÍS' NO CREE YA EN LA PRENSA
                       
                        Afirma que el periodismo tal y como se ha entendido hasta ahora ha muerto: ?Si el Rey ha pedido perdón, no ha sido por los medios sino por lo que se reflejaba de él en las redes sociales". (Periodista Digital 23-04-2012 : http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2012/04/22/juan-luis-cebrian-la-prensa-ya-no-vertebra-la-opinion-publica.shtml?utm_campaign=Boletin+PD+23%2F04%2F12&utm_medium=email&utm_source=jetmails.com

                        Ha dicho mucho más en un congreso celebrado en Cádiz y por ello, les dejo la dirección para que quien quiera, pueda leer todo Y GRATUITAMENTE, que es lo que más molesta a quienes antes se consideraban poderosos e inmunes; y ahora ven que el edificio (“que era de papel”) se les viene abajo y se ven impotentes para recuperar el poder que durante mucho tiempo tuvieron.

                        Pienso que si de verdad se hubiese ejercido “la libre expresión y caiga quién caiga”; los periódicos de papel, seguirían teniendo sus adictos; lo mismo que los siguen teniendo los libros de papel y en contrapartida de los libros “en pantalla”... y por iguales motivos que ya otros muchos han dicho y yo no repito.
                        Y como escribí algo sobre... “estos y los otros”; hoy lo plasmo aquí puesto de esto hace ya más de seis años.

ENSEÑANZAS FILOSÓFICAS (“El elefante, la ciénaga y los mosquitos”): Para librarse precisamente de ellos (“los mosquitos”) y otros  parásitos que le molestan e importunan: el elefante (el animal más inteligente y fuerte de todos cuantos habitan en las selvas actuales) ha de ir periódicamente  a la ciénaga y embadurnarse en sus barros; le es necesario para el cuido de su muy sensible piel, higiene y salud. En esos “baños de lodos” y donde se revuelca con gran deleite… “mata a  muchos de esos molestos mosquitos y sus larvas”… pero qué duda cabe, que siempre… quedarán muchos vivos para seguirle molestando. Pero eso mismo forma parte de “la ley de la selva” y esas molestias han de acompañar al paquidermo de por vida… cosa por otra parte soportable y asumida por tan majestuoso animal, el que cumplido ese rito ancestral… dejará tras de sí la ciénaga y a los insignificantes mosquitos y volverá a sus grandes espacios, para transitar por ellos mientras se solaza y se sacude todo cuanto le es permitido, de ese barro beneficioso que  permanecerá un tiempo  como suave “manto” protector de tan gran mole.

            Los mosquitos… “pobrecitos”… han de quedar en “su ciénaga” de la que no pueden huir, puesto que fuera de ella morirían de inmediato: incluso allí son devorados por sus “depredadores naturales”.  En definitiva  es (vuelvo  a decirlo) “la ley de la selva”, donde cada cual ocupa su lugar y está condenado al “nicho ecológico” que la Madre Naturaleza le asignó. Es claro que estas metáforas van encaminadas a señalar que hay “hombres como elefantes”… y muchos, muchos más; que son “como los mosquitos de la fábula”; y si bien en la vida del hombre, “el hombre elefante no actuaría nunca como el paquidermo de la selva… los hombres mosquito si que se  le asemejan mucho más a los de la ciénaga del relato; y lo demuestran siempre que tienen que enfrentarse a su gigantesco oponente, al que no sabiendo ni como intentarlo… simplemente le pican y  molestan”.

¡Pobrecitos mosquitos de la ciénaga… están donde deben, puesto que viven “su tiempo”! “Pero día llegará en que y por la ley de la evolución Universal; empezarán a dejar de “ser mosquitos” e iniciarán el largo camino para llegar a “ser elefantes” o incluso seres de “mucho  mayor peso inteligente que es lo que en realidad vale o importa”… “el peso muerto de la bestia, nace y muere en este mundo”… Y por ello  los sabios de todos los tiempos, aseveraron y lo siguen haciendo; el que siempre, siempre, siempre… es más el ser que el tener”. (Jaén: 26 de Marzo del 2006)

NOTA PARA CURIOSOS: Harto ya de “las picaduras” de los infinitos mosquitos que “pueblan” esa selva “virgen”, que son los denominados “foros de Internet”; donde y en  mayoría actúan con la cobardía de ocultar nombres y apellidos (no digamos lugar de residencia y dirección: que yo sí que indico desde que inicié “mi navegar en ellos”)… hoy domingo, que me he sentido un poco “en forma”; les he escrito este relato, para esos molestos mosquitos y todos los que existan  y puedan leer esto…  y que no lo hago por ofenderles… sino para que sepan “volar en los lugares donde pueden”… y sigan aprendiendo… pues que duda cabe que yo estoy seguro que” fui mosquito”… y quizá aún no he llegado a elefante (ni lo pretendo)… pero sí que a un grado de “animalidad muy superior a estos parásitos ignorantes y que tratan de… ni ellos mismos saben qué”… pues como los mosquitos, “zumban y poco  más”… ya que sus picaduras no suelen traspasar ya  mi vieja coraza, en la que a lo sumo “cosquillean”.

Antonio García Fuentes(Escritor y filósofo)www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)
Leer más...

La banca tiene bula, y Rajoy un grave problema



Carlos Sánchez.-  06/05/2012
Lretención de bulas es una figura jurídica ya en desuso; aunque en otro tiempo fue moneda de uso corriente. Se conoce con este nombre -también con el de ‘pase regio’- la facultad que tenían los reyes españoles de examinar las bulas papales llegadas de Roma. Estas bulas eran de obligado cumplimiento, pero ocurría que cuando los reyes consideraban quelesionaban sus derechos, lo que hacían era retenerlas para evitar su aplicación. Por el contrario, cuando estimaban que no les perjudicaban, permitían la ejecución de las normas en sus reinos. Es decir, una especie deley del embudo.
Debido a esta práctica, no todo el Derecho canónico emanado de Roma -ahora hablaríamos de Bruselas- rigió en España, lo que contribuyó a crear un ordenamiento legal de carácter nacional. Ni que decir tiene que esta actitud provocó todo tipo de privilegios en favor de unos pocos (los más cercanos al poder absoluto del rey).
Eso es, en cierta medida, lo que ha pasado en los últimos años en el caso de la banca. El anterior Gobierno fue incapaz de poner pie en pared, y hoy, casi cinco años después del estallido de las célebres hipotecas subprime, este país continúa mareando la perdiz sobre qué hacer con un sistema financiero agujerado por el ladrillo: casi 400.000 millones entre promoción inmobiliaria y construcción. Mientras que en otros países se nacionalizó parte del sistema financiero o se le recapitalizó ‘manu militari’, en España se aprobaban normas y normas incapaces de identificar la naturaleza del problema.


Existe, en este sentido, un esclarecedor documento del profesor Tano Santos, de la Universidad de Columbia, en el que se relatan una a una las medidas tomadas en los últimos cuatro años -al menos catorce de cierta transcendencia incluidas varias intervenciones- que demuestra cómo ninguna de ellas ha ido al fondo del problema, que no es otro que sacar el ladrillo de los balances para que las entidades se dediquen a lo suyo: prestar dinero en un marco de competencia.
Este privilegio de la banca española -prácticamente la única que continuó repartiendo fuertesdividendos tras el desplome de Lehman Brothers- explica buena parte de los problemas actuales. Estamos ante una especie de bula de nuevo tipo que recuerda aquella que publicó el papa Bonifacio VIII en la que afirmaba la superioridad del poder espiritual (léase el financiero) sobre el poder político.
La gran mentira de los beneficios
Sería injusto, sin embargo, generalizar o ponzoñar la parte sana del sistema (que la hay); pero es más que evidente que la timorata actuación de los poderes públicos con una parte del sistema financiero -en particular ciertas cajas de ahorros- justifica las presiones que están ejerciendo en las últimas semanas el FMI, el BCE y las cancillerías de media Europa sobre Rajoy para que España resuelva de una vez por todas sus problemas bancarios. Aunque ello suponga que algunas entidades declaren fuertes pérdidas. Es lo que ha ocurrido en otros países (ING, Societé Générale, Crédit Agricole, Deutsche Bank, Royal Bank, Commerzbank…) y no ha sucedido nada, más allá del daño patrimonial a sus accionistas. Pero aquí hasta la CAM daba beneficios horas antes de ser intervenida con un agujero mil millonario.
Por supuesto que los responsables últimos de tanto disparate no son las propias entidades. Si hay un sector regulado es el financiero, por lo que por pura coherencia cabe pensar que quienes han permitido llegar a esta situación -el orden es lo de menos- son el Ministerio de Economía y el Banco de España, que han pasado más miedo que Cagancho en Almagro a la hora de sanear los balances bancarios. El ministro De Guindos lo intentó con la primera reforma del sistema financiero, pero es algo más evidente que ha fallado. Ya se sabe que el infierno está empedrado de buenas intenciones.
Básicamente porque ha intentado salvar los muebles bancarios impulsando una nueva ronda de fusiones, sin duda necesaria, pero no en estos momentos. Es un error que la economía española está pagando en términos de empleo y de crecimiento. Las entidades insolventes deben ir a la quiebra.
Es obvio que no hay sistema financiero capaz de enfrentarse al mismo tiempo a un aumento de los requerimientos de capital (Basilea dixit), a un proceso de fusiones en el sector y a un saneamiento de sus balances, aunque sea parcial (52.000 millones de euros).
Y todo ello en un contexto macroeconómico dramático en el que la demanda de crédito solvente se ha deteriorado de forma importante, y que obliga a los bancos –aunque sea de forma bien remunerada- a comprar deuda pública a espuertas. Algo que provoca un efecto perverso. La crisis de ingresos del Estado penaliza sus balances al producirse una depreciación del valor de sus activos en renta fija; lo cual, a su vez, contagia al propio Gobierno, sacudido por los mercados ante los problemas de su sistema financiero. En suma una especie de círculo vicioso que ningún Gobierno -se ha abusado del gradualismo a la hora de abordar este problema- ha sido capaz resolver. Y eso que los problemas vienen de lejos.
Expurgar los balances bancarios
En este sentido, no estaría de más rescatar el comentario que hizo un lector de este periódico el 30 de enero de 2009 -sí han leído bien- cuando proponía lo más inteligente: expurgar  los balances bancarios. Este era el comentario de ‘burgondio’:
“El problema de fondo es que los bancos no quieren dar un valor actual de mercado, a los activos que responden de los préstamos que concedieron. Si los precios se actualizaran, bajarían considerablemente y eso pesaría en el balance de los bancos. El galopante aumento del paro, con su consiguiente efecto en el impago de las hipotecas, va a provocar un aumento cada vez mayor del índice de morosidad. Los bancos, llegará un momento, en el que no tendrán más remedio que subastar los pisos, para cobrar lo que puedan de la deuda, ante una cada vez mayor falta de liquidez. Esto se va a reflejar en el balance de los bancos”.
Se desconoce si alguna autoridad económica leyó el comentario, pero parece obvio que un buen diagnóstico de la situación hubiera evitado, por ejemplo, que muchas empresas hubieran cerrado por falta de crédito o que se hubiera pinchado la propensión al consumo de las familias por el desplome de los valores bursátiles. La renta de las familias, ya se sabe, está muy condicionada por la confianza en la economía y por la evolución de los mercados.


Ahora, el nuevo Gobierno, timorato en esta materia más allá de guiños populistas como regular el sueldo de los banqueros, tiene sobre la mesa la oportunidad de hacerlo, y lo lógico es concederle elbeneficio de la duda. Pero no es menos obvio que el tiempo apremia, y que en la economía másbancarizada de Europa -una sucursal en cada esquina y un nivel de endeudamiento feroz-, es mejor un mal rescate externo del sistema financiero que condenar al país areptar por el suelo trimestre tras trimestre. Para lo cual es condición indispensable desconectar el endeudamiento público de los balances bancarios.
Y parece evidente que la creación de un banco malo o de un vehículo de similares características es la solución más eficaz -aunque sea con dinero del FMI o de la UE- para evitar que la economía engendre lo que podría denominarse la maldición de Aristóbulo de Juan, que se produce cuando los problemas de insolvencia se resuelven a medias (mediante fusiones artificiales) y el sistema resultante es frágil con el riesgo de quedar poblado de instituciones enfermas. Como ha dicho De Juan, uno de los ‘padres’ de la reconversión bancaria de los 70 y los 80, “cuando se fusionan entidades enfermas, se dificulta la afloración de situaciones de insolvencia, privando de base jurídica a la necesaria intervención. Sin contar con que se mantienen los administradores y los gestores anteriores”.
Y la prueba del nueve no es otra que la concesión de créditos, que continúa en niveles inconsistentes con las necesidades del país. Emilio Botín, que tiene mucho que ver con lo mal que ha afrontado este país la crisis, se equivoca cuando sostiene que España “no necesita un banco malo, y punto”. Lo que no es bueno para el Santander, a veces es bueno para España
Leer más...