La CNC cree que los colegios profesionales restringuen la competencia

La Comisión Nacional de la Competencia insta a las comunidades a adaptar su legislación sobre servicios profesionales a la normativa nacional.

 Madrid 

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) advierte de que los colegios profesionales "favorecen numerosas restricciones de la competencia", según un informe divulgado ayer por el organismo público para comprobar la transposición de la directiva europea de servicios sobre los colegios profesionales. El supervisor considera que los colegios limitan el acceso a las profesiones, sobre todo procuradores y abogados, debido a su falta de adaptación a la transposición de dicha directiva. "Este marco no ha sido trasladado íntegramente a la actividad cotidiana de los colegios", dice el informe. La CNC "considera inacabada la reforma estatal —en el sector de los servicios profesionales— pues queda pendiente delimitar en qué profesiones debe exigirse la colegiación obligatoria para ejercer".
El supervisor "insta" a los colegios a revisar sus normas internas de funcionamiento para "evitar elementos que puedan restringir la competencia al limitar el acceso a la actividades profesionales o la libertad comercial en la prestación de servicios". Por eso, recomienda a las comunidades autónomas que revisen sus normativas sobre servicios profesionales para adecuarlas a la la Ley Omnibus europea.
El documento también recomienda al Gobierno que establezca un catálogo de profesiones sujetas a colegiación que sea común en todo el territorio nacional. Competencia también insta al Gobierno y a las comunidades autónomas que "eviten atribuciones" a los colegios donde la filiación sea voluntaria para impedir distorsiones en el mercado.
Leer más...

Interior dará más facilidades para acercar a Euskadi presos de ETA

El ministerio impulsa un plan de reinserción de reclusos por terrorismo y crimen organizado

La prioridad son los presos de ETA

Para acceder al programa será necesario rechazar la violencia y desvincularse de la banda

No hará falta pedir perdón a las víctimas, como ocurría hasta ahora en la vía Nanclares

Ese perdón sí será necesario para obtener beneficios penitenciarios (permisos, terceros grados...)

El ministro afirma que la vía Nanclares está "cegada" y que quiere estimular a los presos

El Ministerio del Interior ha puesto en marcha un programa de reinserción de presos de ETA (que afectará también a otros reclusos por terrorismo y crimen organizado), que se impulsará de forma inminente, en dos fases: una de posible acercamiento a prisiones vascas y una segunda en la que se podrán obtener beneficios penitenciarios (permisos, terceros grados y libertades condicionales). A diferencia de lo que sucede ahora con los presos que se acogen a la llamada vía Nanclares, los requisitos serán distintos en cada una de las etapas, y más suaves en la primera.
Para entrar en el programa los presos tendrán que rechazar la violencia de forma expresa y desvincularse de la organización terrorista, pero no pedir perdón a las víctimas, algo que hasta ahora sí era necesario (no porque lo establezca la ley, sino porque esta ha sido la práctica del Ministerio del Interior del Gobierno socialista)  para entrar en los itinerarios de reinserción. Quien se acoja a esta vía a partir de este momento entrará a formar parte  de alguno de los grupos de aulas de convivencia que se van a crear en algunas prisiones. Estos grupos llevarán a cabo actividades destinadas a favorecer la la educación en valores y podrán también acceder a cursos de capacitación socio-profesional orientados a su formación para la inserción en la vida laboral.
Leer más...