Jorge Dorribo 'se ratifica en sus acusaciones' ante la juez Estela San José

El empresario lucense (derecha), saliendo del juzgado de Lugo este martes. | Efe
El empresario lucense (derecha), saliendo del juzgado de Lugo este martes. | Efe
  • Implica a sus empleados del área contable en un delito de falsedad documental
  • Mantiene las acusaciones contra el ex conselleiro Blanco y el alcalde de Lugo
  • La declaración del principal imputado se prolongó durante más de seis horas
  • La fiscal se interesa por las acusaciones contra el presidente de la Audicencia
El letrado compareció ante los medios para asegurar que el industrial lucense "se mantiene en la línea de las declaraciones anteriores",aportando nuevos datos y documentación que permitan mantener sus argumentos. Mientras, a su salida del Juzgado, Jorge Dorribo se limitó a decir que no haría declaraciones y que había ido "todo perfecto". Varios letrados coinciden en que su actitud a lo largo de toda la jornada fue la de un hombre "seguro, que no titubeó en ningún momento" y que se habría explayado en sus manifestaciones ante la juez.
La declaración de Jorge Dorribo, la octava tras las siete que figuran en la parte alzada del sumario, se prolongó durante algo más de seis horas. El principal imputado en la 'operación Campéon' apareció a las diez de la mañana a la carrera y tratando de evitar a la prensa y testificó hasta la una de la tarde, momento en el que se produjo un receso para encender el aire acondicionado, tal y como relataron varios de los abogados presentes en la sala habilitada en el Juzgado de Instrucción Nº3 de Lugo.
Los letrados presentes en la comparecencia explicaron que Dorribo insistió en el presunto pago de favores a los políticos que supuestamente le habrían favorecido en sus gestiones ante la administración pública gallega. Así, su declaración se habría centrado en las subvenciones concedidas por la Xunta, trámites que salpican al ex conselleiro Fernando Blanco y al ex diputado autonómico Pablo Cobián. Al parecer, en relación con el ex director del Igape, Dorribo reconoce que no sabe si llegó a recibió algún pago por las presuntas gestiones realizadas para que el industrial cobrase dos subvenciones solicitadas al organismo público.

Mantiene las acusaciones contra el alcalde de Lugo

El dueño de Nupel se refirió también a los favores supuestamente pagados en forma de patrocinios al alcalde de Lugo, al haberle permitido anexar dos de sus naves en el polígono de O Ceao.
Según varios de los abogados presentes en la sala, Jorge Dorribo insistió en relación con el pago de favores del regidor lucense. Al parecer, también habría revelado la existencia de una reunión entre el alcalde y la mujer del empresario cuando éste todavía permanecía en prisión, acusado de un presunto delito de fraude de subvenciones. El industrial habría dicho además que trató directamente con el regidor la concesión del suministro de botiquines y desfibriladores a través de contratos menores que impidiesen tramitar el proceso como un concurso.
El alcalde de Lugo y Fernando Blanco no fueron los únicos políticos mencionados por el industrial, quien también se habría referido agestiones por parte de consejeros de otras comunidades, sin llegar a precisar más. Entre sus acusaciones, una de las que más llamó la atención a los abogados de los imputados en la causa fue la que realizócontra sus trabajadores con relación contable en la empresa, a los que habría tratado de implicar en un presunto delito de falsedad documental. Según relataron varios letrados, Jorge Dorribo habría declarado que todos ellos eran conscientes de la existencia de facturas infladaspara presentar a la administración.
Además de las preguntas formuladas por la juez durante más de tres horas, también la fiscal se interesó por diferentes aspectos, entre ellos la posible implicación en la causa del presidente de la Audiencia Provincial de Lugo, José Antonio Varela Agrelo, quien denunció al industrial por unsupuesto intento de extorsión. Dorribo mantiene, según los letrados presentes en la comparecencia, que el alto magistrado tenía unaparticipación en su empresa eólica de Camerún, e insiste en los favores hechos a su yerno, propietario de una farmacia.
Además de las preguntas del fiscal, también fue interpelado por los abogados de Fernando Blanco, el alcalde de Lugo o la letrada que representa al Igape. Uno de los pocos que no interrogó al principal imputado en el 'caso Campeón' fue el abogado que le acompañaba, Luis Pelaéz. Jorge Dorribo habría dado respuesta pausada y contundente a todos ellos, salvo a los letrados encargados de los farmacéuticos implicados en el caso, a quienes no quiso responder. Todos ellos tendrán copia de la declaración en formato audiovisual en los próximos días.

Réplica de los abogados

Gregorio Arroyo, el abogado defensor del alcalde de Lugo, sostiene que Jorge Dorribo sigue "en su línea de derramar tinta de calamar y que, en lugar de ocuparse de su defensa, ha optado por seguir autoinculpándose". Según el letrado, el principal imputado se dedicó nuevamente a "disparar en todas las direcciones" salpicando a políticos y empresarios, una actuación que calificó de "esquizofrenia procesal".
Arroyo afirma que "pasará como con el supuesto pago de los 200.000 euros al ex ministro de Fomento, que la Agencia Tributaria desmintió". El letrado de López Orozco insiste en que el alcalde "nunca ha tenido contacto directo con este señor para tratar el tema de las licencias", pero sí reconoce que ambos han participado en actos oficiales como el 'Arde Lucus' o los partidos del Breogán.
Con todo, desmiente las declaraciones del empresario al indicar que los informes favorables sobre la unión de las naves de Dorribo pertenecen al año 2004, mientras que los patrocinios al Ayuntamiento de Lugo son del año 2007. Según informó Arroyo, la juez decidió enviar las licencias concedidas por el Ayuntamiento fuera del Juzgado para que un ente autorizado se pronuncie sobre su legalidad.

Nuevos nombres

Por su parte, el abogado del ex conselleiro nacionalista Fernando Blanco explicó que los argumentos y la documentación aportada ante la juez por el principal imputado en la 'operación Campeón' nuevamente "echan por tierra" las acusaciones contra su defendido. Indica que "no pudo haber ningún pago por una subvención que había sido denegada", por lo que "no existen ni esos pagos ni esas reuniones secretas". Aseguró que los argumentos esgrimidos por Dorribo responden a un intento "burdo" de demostrar una falsedad y que la documentación entregada "solo buscaba crear confusión".
Xoán Antón Pérez Lema explicó que varios de los abogados presentes en el interrogatorio se interesaron por la declaración voluntaria del día 8 de agosto en la que Jorge Dorribo implicó a políticos y empresarios acusándoles del supuesto cobro de dinero como contraprestación a la ayuda prestada al empresario. El letrado dice que se interesaron sobre la causa que le llevó al Juzgado, para saber si pretendía "ayudar en la investigación" o tenía que ver con una "motivación personal de comodidad" que le permitiese abandonar la cárcel.
La defensa del ex conselleiro quiso aclarar la compra, por parte de Fernando Blanco, de varios décimos de lotería de los que obtuvo un premio superior a los 78.000 euros. "Está aclarado y Dorribo reconoce que no tiene nada que ver con el tema", replicó Pérez Lema.
ELMUNDO.es también ha podido saber que Dorribo habría aportado nuevos nombres en la causa, entre los que se encontrarían varios de sus empleados y socios en su entramado de empresas, así comocargos de la Xunta y de otras administraciones públicas. El ministerio fiscal, el único con potestad para pedirlo, optó por no solicitar el ingreso en prisión. Los interrogatorios continuarán a lo largo de la semana.
Leer más...