Un pinchazo telefónico vincula a Blanco con la expropiación a una empresa de Culleredo

La compañía Grafoplas, de la que hablaba el vicepresidente de Azkar con el ministro, reconoce que la expropiación para ampliar Alvedro se realizó hace un mes pero afirma que se hizo a bajo precio


Nave de la empresa Grafoplas afectada por las expropiaciones para la ampliación de Alvedro. / eduardo vicente
Nave de la empresa Grafoplas afectada por las expropiaciones para la ampliación de Alvedro. / eduardo vicente
NOTICIAS RELACIONADAS

R. PRIETO | A CORUÑA "En 15 días está resuelto lo de Cataluña y el otro tema de Coruña también se resuelve". Es una de las conversaciones grabadas en el marco de la operación Campeón entre el ministro de Fomento, José Blanco, y el vicepresidente de la empresa de transportes Azkar, José Antonio Orozco, que ponen de manifiesto las gestiones que supuestamente llevó a cabo el también número dos del PSOE para que el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, del PSC, concediera a la firma de Orozco la licencia de instalación de una nave cerca del aeropuerto de El Prat, así como su intervención en la expropiación de una terrenos de la empresa de Culleredo Grafoplas -con la que trabaja Azkar- que AENA necesitaba para ampliar Alvedro.

Un SMS mandado el pasado 10 de marzo por el directivo de Azkar a Blanco confirma sus gestiones en la concesión de la licencia a la compañía de transportes en El Prat, según publicó ayer El Mundo. "Acaban de darnos la licencia en Sant Boi. Muchas gracias por todo. Apertas", agradece José Antonio Orozco en un mensaje enviado al móvil del ministro de Fomento. El departamento que dirige Blanco emitio ayer un comunicado en el que asegura que la tramitación de la nave de Azkar en El Prat fue autorizada siguiendo "el procedimiento legalmente establecido" y "previos los informes correspondientes" a lo largo de siete meses desde su solicitud.

Desde la empresa coruñesa Grafoplas, confirmaron ayer a este diario que la expropiación de una parcela de 5.000 metros cuadrados para la ampliación de Alvedro se ejecutó "hace un mes" y a precio "muy bajo". AENA por su parte defendió la legalidad de la expropiación de los terrenos de Grafoplas por un importe de 4,79 millones -de acuerdo a la tasación hecha por Tinsa- frente a los 14 millones que había valorado la empresa de Culleredo.

Las llamadas y mensajes de móvil entre Blanco y el vicepresidente de Azkar se incluyen en la exposición razonada que la juez de Lugo Estela San José remitió la semana pasada al Tribunal Supremo, que ahora deberá determinar si el ministro de Fomento ha incurrido en un delito de cohecho y tráfico de influencias. A las declaraciones del empresario lucense Jorge Dorribo, supuesto cerebro de la operación Campeón que acusó a Blanco de haber recibido de 290.000 euros a cambio de hacer gestiones en el Gobierno a favor de sus negocios, se suman ahora las conversaciones y mensajes de móvil del ministro de Fomento desde finales de 2010 y principios de este año.

Según El Mundo, José Antonio Orozco habla con alguien llamado Juan Ramón sobre Grafoplas, empresa que trabaja con Azkar y que se dedica a materiales de oficina y papelería afectada por la expropiación de unos terrenos para la ampliación del aeropuerto de A Coruña. "Ayer le pasé un correo", dice el directivo de Azkar en una conversación telefónica del pasado 11 de febrero en referencia, según la juez de Lugo, a Blanco. En esa charla, Orozco lee a Juan Ramón un correo: "Grafoplas Noroeste dice que la oferta de AENA por sus instalaciones está bien encaminada, hay en juego 250 puestos de trabajo y Grafoplas está interesado en firmar ya". Cinco días después, el 16 de febrero, el vicepresidente de Azkar envía un SMS al ministro de Fomento: "Hola Pepe. Te pasé dos correos electrónicos, uno sobre Sant Boi y otro sobre Alvedro. ¿Los pudiste ver? Gracias y un abrazo". Dos minutos después, el número dos del PSOE le contesta: "Sí, mañana te llamo". El 17 de febrero, Blanco habla con Orozco: "En 15 días está resuelto lo de Cataluña y el otro tema de Coruña también se resuelve".

Dos días después, Orozco informa a Blanco por mensaje: "Te he pasado ahora un email sobre lo de Grafoplas. El asunto está encallado. Te lo detallo para que veas si se puede empujar". El ministro le contesta al minuto: "OK". Cinco días después, el directivo de Azkar pone al corriente a Blanco de nuevos problemas, esta vez en relación a la nave en el aeropuerto de Madrid: "AENA nos dice que hasta abril/mayo no sacan el informe de El Prat. Así es imposible, qué país... Un abrazo". Unas semanas después, el 10 de marzo, Blanco recibe un mensaje de móvil de Orozco: "Acaban de darnos la licencia en Sant Boi. Muchas gracias por todo. Apertas".

El alcalde de Sant Boi, el socialista Jaume Boch, defendió ayer que la nave industrial se tramitó "reglamentariamente" en el plazo de diez meses. Negó haber recibido llamada alguna de Blanco, pero sí del secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, alto cargo del departamento de Blanco, interesándose por la tramitación de la licencia.

Leer más...

El día de la infamia en la Bella Easo


“Ayer, 7 de Diciembre de 1941, una fecha que pervivirá en la infamia, los Estados Unidos de América fueron sorpresiva y deliberadamente atacados (Pearl Harbor) por fuerzas navales y aéreas del Japón”.

Franklin D. Roosevelt. La Casa Blanca, 8 de Diciembre de 1941.

El pasado 17 de octubre se perpetró en la magnífica ciudad española de San Sebastián, la Donostia vasca, la Bella Easo de los antiguos, la mayor infamia de nuestra reciente etapa democrática, una auténtica traición a España, a los españoles, a las víctimas asesinadas, heridas, secuestradas, extorsionadas, obligadas a abandonar Euskadi, así como a los familiares de todas ellas.

Tal infamia se concreta en una denominada pomposamente “Conferencia Internacional” en la que un grupo de advenedizos e ignorantes extranjeros, muy bien pagados por cierto, se permiten exponer un comunicado redactado y tutelado por la organización terrorista ETA, en el que instan “…a los gobiernos español y francés a una negociación con los terroristas para poner en vías de solución el ¿conflicto político? de Euskal Herria…”

Y todo ello en suelo español, ante un emblemático edificio público (¿Casa de la Paz?), con los medios de comunicación convocados, sin la menor oposición del gobierno ¿español?, o mejor con su beneplácito ya pactado respondiendo todo ello a una negociación largamente acordada según Mayor Oreja, lo que con el tiempo conducirá a una “ulsterización” de la cuestión, salvo que aquí sólo asesinan unos y los muertos los ponen -ponemos- los demócratas.

Debemos recordar esa fecha como “el día de la infamia”, la cita o frase que he citado al principio: somos una vergüenza internacional, perpetrándose la infamia en suelo nacional y financiada con “faisanes”, ayudas ocultas e inconfesables y otras extorsiones.

Posteriormente se produce un nuevo comunicado de ETA, en el que pondera la anterior “Conferencia internacional” y decreta un alto el fuego definitivo, nueva trampa puramente sintáctica, sin abandonar las armas, ni disolverse, ni arrepentirse, ni pedir perdón a las víctimas, ni entregarse.

En España no hay conflicto político alguno, y menos una “guerra” como en Irlanda del Norte, por lo que no puede haber ni mesas de negociación, ni amnistías, ni perdón incondicional para vulgares terroristas y crueles asesinos, debiendo exigir a éstos su renuncia incondicional a la violencia y a las armas, pidiendo perdón por los crímenes, y asumiendo sus condenas: lo contrario sería una ofensa, una cesión y una humillación para los demócratas.

Dicen los ahora denominados miembros de la izquierda “exquisita”, que engloba a reconocidos líderes de la misma y sus portavoces y altavoces culturales y mediáticos, barbaridades y falsedades tales como que “triunfa el estado de derecho” (será el suyo), que “ETA se ha rendido” (se estarán destornillando de risa en sus cavernas), que “ha llegado la paz” (no, ha llegado la victoria de los asesinos), o ya en colmo de la desfachatez y la insidia que “sin nada a cambio”, como si su legalización y entrada en las Instituciones democráticas (y lo que vendrá en las próximas generales, cuando se denominen AMAIUR), aparte de ocho años de negociaciones “del mismo y alto nivel”, declaraciones de “bonhmía” de hombres de paz, concesiones y beneficios penitenciarios sin fin, excarcelaciones sin razones ni control, falta de vigilancia de etarras de la peor condición y su fuga,…no signifique nada.

Y ahora crecidos, soberbios y exultantes, esta mafia, con la garantía y la amenaza de sus intactos arsenales del crimen organizado, del horror, exigen el inmediato acercamiento de presos, la excarcelación de otros, entre ellos el “futuro” lendakari Otegi, la supresión de la doctrina Parot, el adelantamiento de las elecciones autonómicas en su Comunidad, y ¡como no! la autodeterminación y la anexión de Navarra.

Esta cuestión lleva 40 años, con casi mil muertos y muchos más heridos, secuestrados, extorsionados,… porque el Estado de Derecho (este si es el nuestro) nunca claudicó ante el chantaje, y de algo tenía que valer esta actuación de nuestros anteriores gobiernos, por no hablar de las víctimas y sus familiares, principales depositarios de este derecho, a los cuales no sólo se les niega sino que también se les menosprecia, y con ellos a todo el pueblo español, de palabra y obra.

Repito, una nueva trampa sintáctica, sin abandonar las armas, ni disolverse, ni arrepentirse, ni pedir perdón a la víctimas,…que se entreguen y asuman sus condenas, porque me uno a la petición de las víctimas de que “tiene que haber vencedores y vencidos”, pero no por resentimiento sino por justicia, en su sentido más noble y estricto.

Elijo para finalizar, una célebre frase de W. Churchill a Chamberlain, tras el acuerdo de éste en Munich (1939) con Hitler anexionándose Los Sudetes checoslovacos, preludio de la IIª Guerra Mundial:

“Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra…elegistéis el deshonor. y además tendréis guerra.”


Leer más...

LA JUEZ DEL 'CASO DE LA GASOLINERA', ESTELA SAN JOSÉ, LOS MARGINÓ DE LA INVESTIGACIÓN

Blanco 'coincidió' en un hotel de Lugo con mandos policiales imputados por corrupciónBlanco 'coincidió' en un hotel de Lugo con mandos policiales imputados por corrupción

El ministro de Fomento, José Blanco, cabeza de cartel del PSOE por Lugo. (REUTERS) José L. Lobo

José Blanco, agobiado por la falta de información de las investigaciones judiciales en torno al caso de la gasolinera, sobre las que aún pesa el secreto de sumario, pidió ayuda a su amigoJosé Vázquez, subdelegado del Gobierno en Lugo. Y éste convocó en un hotel lucense a la plana mayor de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Galicia, en una reunión fuera de agenda y de la que no se informó a los medios de comunicación, a la que asistieron dos mandos policiales imputados por corrupción y marginados por la juez Estela San José de las pesquisas de laOperación Campeón contra el fraude en la concesión de ayudas públicas.

El jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, Gonzalo Borrás, y el ex comisario provincial del Cuerpo Nacional de Policía, Maximino Losada, acudieron el pasado 20 de octubre, en plena eclosión del caso de la gasolinera, que ha salpicado de lleno a Blanco por presunto cohecho y tráfico de influencias, al discreto encuentro convocado por Vázquez en el Gran Hotel de la capital lucense. Borrás y Losada están imputados por su presunta implicación en la Operación Carioca, otra gigantesca trama de corrupción, ésta vinculada a la prostitución, en la que supuestamente participaban decenas de policías nacionales, guardias civiles y agentes locales de Lugo.

La cita, según fuentes de la investigación consultadas por El Confidencial, se celebró a mediodía en un salón reservado del Gran Hotel, y a ella asistieron, además de Vázquez, Borrás, Losada y el sucesor de éste, Manuel Teijeiro, el jefe superior de Policía de Galicia y el general responsable de la Guardia Civil en la comunidad autónoma. El ministro de Fomento, que desde que estalló elcaso de la gasolinera se ha quejado públicamente de la supuesta indefensión en que se encuentra por estar el sumario bajo secreto, pretendía recabar información de forma extraoficial sobre los avances de la investigación que dirige San José y que le afectan directamente a él, tras las acusaciones del empresario Jorge Dorribo, que asegura haberle pagado 400.000 euros en comisiones.

A la desesperada

El principal obstáculo para Blanco, según las mismas fuentes, es que la juez no encargó las pesquisas policiales a los imputados Borrás y Losada precisamente porque no se fiaba de ambos ni de los hombres a sus órdenes, muchos de ellos también imputados por corrupción. En lugar de eso, la juez confió la investigación al Servicio de Vigilancia Aduanera, un cuerpo dependiente de la Agencia Tributaria y especializado en la lucha contra el contrabando, cuyos funcionarios tienen la condición de agentes de la autoridad y pueden utilizar armas de fuego. De ahí que, un tanto a la desesperada, el ministro de Fomento pidiese ayuda primero al delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Pose, y luego al subdelegado en Lugo.

Blanco, que estuvo enterado en todo momento de la reunión secreta celebrada en el Gran Hotel, no llegó a Lugo hasta primera hora de la tarde, después de asistir por la mañana a un acto de la precampaña electoral en Andalucía, según ha confirmado un portavoz del ministro de Fomento ynúmero dos del PSOE. Blanco debía acudir por la tarde al acto inaugural del curso académico en el centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Lugo, pero antes se dirigió al Gran Hotel, a donde llegó pocos minutos después de que concluyese el cónclave policial. Allí le estaba esperando el subdelegado del Gobierno, Vázquez, con el que mantuvo un encuentro a solas para que éste le informase de lo tratado en la reunión.

No fue ésa la única maniobra de Blanco para tener acceso a las investigaciones de San José. Una semana antes, el 13 de octubre, la fiscal del caso fue repentinamente apartada del sumario que instruye la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo y reemplazada por el fiscal jefe de la Audiencia Provincial, Javier Rey, muy cercano al ministro de Fomento y al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido. El ministro de Fomento pretendía evitar a toda costa que la juez elevara al Tribunal Supremo el caso de la gasolinera antes de las elecciones del 20-N, y para ello Rey pidió nuevas pruebas testificales y procesales para dilatar el proceso. San José, sin embargo, decidió remitir el caso al alto tribunal el pasado jueves.

Blanco, que encabeza la candidatura del PSOE por Lugo al Congreso, ha mantenido un hermético silencio durante los actos de campaña que ha protagonizado este fin de semana en Galicia, en los que ha esquivado a los periodistas. Y ha suspendido una entrevista ya programada para este lunes en Telecinco y que fue anunciada el pasado viernes.

Leer más...