DESALOJADOS LOS ÚLTIMOS DE LA PLAZA MAYOR

Los ‘indignados’ toman otra vez Madrid tras el desalojo policial de Puerta del Sol


Los ‘indignados’ toman otra vez Madrid tras el desalojo policial de Puerta del Sol

Miles de manifestantes tomaron las principales calles de la capital (Efe) Ismael Monzón

El movimiento 15-M volvió ayer a tomar impulso tras el desalojo policial de la Puerta del Sol. Al igual que ocurrió en las jornadas previas a las elecciones autonómicas y municipales, la actuación de los agentes durante la madrugada provocó un efecto multiplicador entre los manifestantes. A las pocas decenas de acampados que permanecían durante la mañana en la Puerta del Sol y en el madrileño Paseo del Prado, se unieron centenares de ‘indignados’ más durante la tarde, deseosos de mostrar su apoyo a los desahuciados de la vía pública. Sol quedó blindado y los manifestantes decidieron a cambio ocupar el resto del centro de Madrid, como la Plaza Mayor, reducto de una veintena de protestantes que han pasado la noche e, incluso, han establecido un punto informativo que hoy, a las 9.00 horas ha sido desmantelado dejando la Plaza vacía de 'indignados'.

A las seis de la mañana, la Policía retiraba a los ‘últimos de Sol’. El movimiento 15-M había decidido mantener un puesto de información permanente cuando abandonó definitivamente la plaza para continuar con las asambleas en los barrios. También expulsó a otras varias decenas de personas que mantenían una acampada alternativa a unos metros del Congreso. Los miembros del movimiento no opusieron demasiada resistencia y diversos colectivos como Democracia Real Ya (DRY) aseguraron que esto no significaba su disolución, sino que les fortalecía aún más, al trasladar definitivamente la actuación a las asambleas de barrio. Las redes sociales volvieron a asumir el protagonismo al actuar como catalizador.

Con el lema #nopararemos, el movimiento Acampadasol, DRY y miles de internautas a título individual llamaban a través de Twitter a una concentración en Sol a las ocho de la tarde. El ambiente se fue caldeando conforme pasaban las horas y a una hora y media de que comenzara la protesta, la Policía se había instalado en los accesos a la Puerta del Sol, pidiendo la documentación a todo viandante e impidiendo la entrada a los sospechosos de participar, según aseguraron varios de los allí presentes. La Delegación del Gobierno ordenó que el servicio de Metro y el tren de Cercanías evitaran parar en la estación de Sol y cada vez más personas seguían llegando a pie a las calles que confluyen en el kilómetro cero. A estas horas, Metro de Madrid reabre la estación de Sol. El cierre afectaba a las líneas 1, 2 y 3, y a los Cercanías y ya se ha recobrado la normalidad en toda la red metropolitana de la capital.

A las siete y media de la tarde, los agentes decidieron finalmente acordonar la plaza. Los manifestantes gritaban al otro lado de la barrera policial consignas como “esta plaza no es del Papa”, “la calle es mía, no de la Policía” o a los propios agentes: “os tenemos rodeados”. Sólo las fuerzas del orden tenían acceso a la Puerta del Sol, donde habían instalado una veintena de furgonetas policiales. Entre los manifestantes se escucharon también insultos contra los agentes o los medios de comunicación, aunque el cerco se desarrolló sin incidentes. Después de aproximadamente una hora, los ‘indignados’ decidieron burlar el bloqueo dispersándose por los alrededores.

Cortan el centro

Al grito de “nos vamos a Callao”, varios cientos de personas trasladaban la protesta a la plaza peatonal del centro de Madrid. Los manifestantes se podían contar ya por centenares o incluso unos pocos miles. La algarabía era entonces la tónica dominante. Sin una cabeza visible ni un liderazgo definido, tal y como se ha desarrollado hasta ahora este movimiento, los individuos continuaron la expansión. La manifestación comenzaba a tomar una forma más homogénea, cuando la mayoría de los presentes asaltaron la Gran Vía, cortando el tráfico.

Las redes sociales seguían en ebullición y cualquiera que estuviera conectado sabía cuáles eran los siguientes pasos antes de que se produjeran. El destino era la plaza de Cibeles, donde se encuentra el Ayuntamiento de la capital, para después subir hasta el Congreso de los Diputados, a unos pocos metros. Los cuerpos de Policía se vieron obligados a aumentar sus efectivos por todo el centro de Madrid. Sin embargo, el gran despliegue seguía en la Puerta del Sol, donde ya no quedaba apenas ningún manifestante.

El grueso de los ‘indignados’ campaba a sus anchas por el centro de Madrid. Al llegar a Cibeles, la Policía volvió a impedir sus planes al acordonar la carrera de San Jerónimo, desde donde ya se atisba la sede parlamentaria. Un grupo tomó camino de Atocha y algunos otros, desde allí, intentó volver con bastante sorna a la Puerta del Sol. “Con Rubalcaba esto no pasaba”, gritaban algunos de los que todavía continuaban las protestas. El juego del gato y el ratón volvía para algunos al lugar de origen.

Las calles madrileñas se encontraban de nuevo tomadas por los ‘indignados’. Al margen de las manifestaciones convocadas con antelación no se había producido un despliegue similar desde el 27 de junio cuando los Mossos d’Esquadra expulsaron de forma violenta a varios centenares de manifestantes de la barcelonesa Plaza Catalunya. Tras meses de deshielo, los ‘indignados’ vuelven ahora a sentir que la calle es suya.

Plaza Mayor, 'nueva' sede del movimiento

El Movimiento 15-M madrileño encontró anoche una nueva 'sede' desde la que hacer oír sus reivindicaciones: la Plaza Mayor, donde los 'indignados' celebraron una asamblea improvisada. A las 6.00 horas de esta mañana unas 60 personas personas bordeaban la plaza que acoge el Kilómetro Cero y la Real Casa de Correos. A pocos metros, una treintena de personas pasaba la noche en la Plaza Mayor. Lo hacían a título personal, pero en ella ya se ha levantado un "punto de información", por lo que los 'indignados' no han descartado que, si la "reconquista" de hoy no funciona, la sombra de la estatua de Felipe III de esta plaza acabe sustituyendo a la de Carlos III de la Puerta del Sol. Sin embargo, a las 9.00 horas, los municipales han desalojado la plaza Mayor, mientras los servicios de limpieza retiran ahora los cartones, plásticos y mantas en los que han dormido sobre una rejilla del Metro. Los indignados que estaban en ella se han trasladado a la calle Toledo.

Vea el álbum con las imágenes de la protesta

Leer más...

Ha rebajado hasta un 37% el coste

Másmovil lleva la guerra de precios a las llamadas al extranjero

EP - Madrid -

La compañía telefónica Másmovil, presidida por Maini Spenger, anunció ayer que ha rebajado hasta un 37% el coste de las llamadas internacionales a un total de 26 países, tanto en el segmento de la telefonía fija como en el de la móvil.

En concreto, las nuevas tarifas del operador móvil virtual para llamadas internacionales a fijos o móviles varían entre los cinco céntimos por minuto hasta los 19 céntimos por minuto, dependiendo del país de destino.

Por ejemplo, llamar a países como Alemania o Reino Unido cuesta de cinco céntimos por minuto en llamadas a fijo y entre 15 y 16 céntimos por minuto en llamadas a móvil.

Las que se realicen a China tienen el mismo precio tanto a fijo como a móvil, con un coste de seis céntimos por minuto.

Además, para países como Argentina, Brasil, Dinamarca, Holanda, Irlanda, Noruega, Portugal, Suiza o Venezuela, la compañía ha establecido unos precios de seis céntimos por minuto en llamadas a fijos y entre 12 y 19 céntimos por minuto a móviles.

"Uno de nuestros objetivos es ofrecer a cada cliente la tarifa que mejor se adapte a su uso del móvil, con el fin de que puedan reducir notablemente sus facturas tanto en llamadas nacionales como internacionales", ha afirmado el consejero delegado de la compañía, Maini Spenger

Leer más...

LAS ELECCIONES EN NOVIEMBRE, LEJOS DE "GENERAR CERTIDUMBRE", NO CALMAN A LOS MERCADOS

¿Resistirá esto cuatro meses? La crisis vuelve a dejar en evidencia a Zapatero

¿Resistirá esto cuatro meses? La crisis vuelve a dejar en evidencia a Zapatero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (EFE) José L. Lobo

El brutal ataque de los mercados a la deuda pública española, cuya prima de riesgo alcanzó ayer la cota histórica de los 403 puntos básicos y disparó las alarmas sobre un eventual rescate financiero de nuestro país, cuestiona abiertamente la fecha electoral elegida porJosé Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba. Su decisión de demorar casi cuatro meses la cita con las urnas, hasta el 20 de noviembre, sólo servirá paraincrementar la inestabilidad y elevar la desconfianza, según coinciden en señalar numerosos expertos, que advierten de que la escalada de la prima de riesgo no se detendrá en las próximas semanas.

¿Se trata del penúltimo error de cálculo de Zapatero? El principal argumento que el presidente del Gobierno ofreció el pasado viernes para justificar el adelanto electoral fue, precisamente, el de generar "certidumbre política y económica". La misma razón, paradójicamente, que había esgrimido hasta ese momento para defender justo lo contrario; es decir, que no agotar la legislatura provocaría inestabilidad e incertidumbre. Pero, tras dar marcha atrás y desautorizarse a sí mismo, ¿por qué esperar hasta el 26 de septiembre para disolver el Parlamento y convocar las elecciones? ¿Tiene sentido prolongar durante otros cuatro meses la interinidad política de un Ejecutivo ya amortizado?

Para el economista Luis Garicano, profesor de la London School of Economics y director de la Cátedra Fedea-McKinsey, "las elecciones deberían ser cuanto antes, 54 días a partir de ahora, lo que nos pondría en el 1 de octubre más o menos". Garicano señaló a Europa Press que el nivel alcanzado por la prima de riesgo española es "insostenible", y añadió que "no tiene sentido" retrasar la convocatoria electoral hasta el 20 de noviembre porque, a su juicio, "la situación es extremadamente preocupante".

Su opinión es compartida por el catedrático de Economía Juergen Bernhard Donges, director del Instituto de Política Económica de la Universidad de Colonia y ex presidente del Consejo Alemán de Expertos Económicos que asesoró a los cancilleres Helmut Köhl yGerhard Schröeder. Las elecciones, en su opinión, deberían haberse adelantado al mes de septiembre para que el nuevo Gobierno salido de las urnas -tanto si lo preside Rubalcaba como Mariano Rajoy- tuviese tiempo de presentar unos Presupuestos Generales del Estado que incluyan los inevitables ajustes y recortes que deberán reflejar las cuentas públicas del próximo año. "El anuncio de las elecciones anticipadas llega tarde, porque se traslada la idea de que el Gobierno ya no va a hacer nada", sostiene Bernhard Donges.

Sin margen de maniobra

A Zapatero, en efecto, le queda ya muy poco margen de maniobra para adoptar nuevas medidas de ajuste económico. El presidente del Gobierno confiaba, precisamente, en que el adelanto de las elecciones al 20 de noviembre -en lugar de marzo de 2012- calmaría a los mercados y daría un respiro a Rubalcaba para concentrarse en la campaña electoral y lanzar su candidatura. Otro cálculo erróneo, a juzgar por lo ocurrido ayer. Y ni siquiera el anuncio de que el Consejo de Ministros del próximo 19 de agosto aprobará un nuevo paquete de reformas para tratar de reducir el déficit ha servido para proyectar la estabilidad que Zapatero pronosticó el pasado viernes.

Más que generar certidumbre política y económica, son razones de interés partidista y electoral las que parecen haber tenido mayor peso en la elección de la fecha de los comicios. Rubalcaba y el nuevo portavoz del Gobierno, José Blanco, influyeron decisivamente en Zapatero para que renunciase a sus planes iniciales de agotar la legislatura; y también para que la convocatoria fuese a finales de noviembre. Podría haber sido en septiembre u octubre -ambas fechas, de hecho, estuvieron sobre la mesa-, pero el candidato socialista necesitaba más tiempo para perfilar su proyecto político y tratar de movilizar a un desencantado electorado socialista. Y, sobre todo, para alejar en el calendario el tremendo vaparalo electoral del 22-M.

El Gobierno, desbordado por el asedio de los mercados, trató ayer de minimizar el alcance de los daños. Blanco aseguró que la cifra histórica alcanzada por la prima de riesgo es "algo transitorio", y llegó a jactarse de que el Ejecutivo "ya tenía previsto" el ataque de los especuladores porque agosto es un mes "muy volátil" en el que se realizan "pocas operaciones" financieras, lo que explicaría, a su juicio, un vuelco como el de ayer. El portavoz del Gobierno, al igual que hizo Ramón Jáuregui, trasladó la responsabilidad de lo ocurrido a "las tormentas económicas de Estados Unidos". El ministro de la Presidencia descartó nuevos recortes de gastos, pero evitó dar alguna pista sobre el paquete de reformas que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el próximo día 19. En lugar de eso, se limitó a decir que España "sigue haciendo sus deberes".

Zapatero, que aplazó durante unas horas el inicio de sus vacaciones en Doñana, viajó a última hora de ayer al parque natural onubense en compañía de su esposa y sus dos hijas. Antes, el presidente del Gobierno conversó telefónicamente con Rajoy y, al menos, también con el líder del PNV, Iñigo Urkullu, y el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. Éste, por medio de un comunicado de su gabinete de prensa difundido a primera hora de la tarde de ayer, aseguró que, tras hablar con Zapatero, "la situación de España es gravísima". Poco después, los nacionalistas catalanes emitían un nuevo comunicado a través de la agencia Efe en el que matizaban sustancialmente las palabras de Duran Lleida: la extrema gravedad no se refería a nuestro país, sino a la situación financiera internacional derivada de la que vive EEUU. Un argumento sospechosamente parecido al esgrimido por el Gobierno.

Leer más...
asociacionecoloxistaarcoiris@live.com
contacto: 670303598

ASOCIACION ECOLOXISTA ARCO IRIS
defendiendo el medio ambiente desde 1982


Leer más...