LOS SOCIALISTAS SE HUNDEN Y PIERDEN SAN SEBASTIÁN Y VITORIA

Bildu supera todas las previsiones y se convierte en la segunda fuerza política de Euskadi

Bildu supera todas las previsiones y se convierte en la segunda fuerza política de Euskadi

Los dirigentes de Bildu celebran sus resultados electorales (Efe) Elecciones | Carlos Fonseca.

La sociedad vasca cree a Bildu. Lo dejó claro en unos comicios en los que la coalición abertzale superó las mejores previsiones al conseguir el 25.52% de los votos en el País Vasco(276.134 votos y más de trescientos mil si sumamos los logrados en Navarra) y convertirse en la segunda fuerza política tras el PNV (30,01%), nueve puntos por encima del PSE (16,36%) y doce del PP (13,50%). Unos resultados que demuestran que los electores han creido en la sinceridad de su rechazo a la violencia de ETA y de su apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas. Lo contrario que los votantes del PP, el gran vencedor de los comicios, que concentrados frente a la sede de los populares en Madrid arreciaron a gritos de “Bildu fuera”.

La coalición integrada por EA, Alternatiba e independientes ha roto el techo electoral logrado en las municipales de 1999 por Euskal Herritarrok (EH), entonces la marca electoral de la izquierda abertzale, y se convierte en la fuerza mayoritaria en el ayuntamiento de San Sebastián y en las Juntas Generales de Guipúzcoa. Consigue igualmente el mayor número de concejales, 955, y podrá gobernar con mayoría absoluta en 74 municipios. Gernika, Bermeo, Hernani, Rentería, Andoain, Zarautz, Tolosa, Pasajes, Zumaia y Arrasate son algunos de los ayuntamientos ahora en su poder. También irrumpe con fuerza en Navarra, donde con el 11,62% de los votos se convierte en la tercera fuerza, superando a Nafarroa Bai en su terreno más propicio.
Destacados dirigentes abertzales como Rufi Etxeberria, Joseba Permach y Jone Goirizelaia se acercaron en la noche de ayer al frontón Atano III de San Sebastián, donde la coalición siguió la evolución de los resultados, para felicitar a los líderes de la coalición. Uno de ellos, Martín Garitano, candidato a diputado general por Guipúzcoa, anunció a los presentes que la coalición empleará los votos en impulsar el proceso, “que ya está en marcha”, para lograr la paz y la normalización política.
El perdedor indiscutible de los comicios es el PSE, que cae ocho puntos porcentuales en relación con los comicios de 2007. Los socialistas pierden en San Sebastián, donde el alcalde Odón Elorza gobierna de forma ininterrumpida desde hace veinte; se derrumban en Bilbao al pasar de segunda a cuarta fuerza, y en caen Vitoria, donde deja de ser la primera opción para convertirse en la tercera. También retrocede con fuerza en las juntas generales de los tres territorios: en Álava y Guipúzcoa pierde 6 junteros, y 4 en Vizcaya. La debacle de los socialistas vascos es un indicador de la desafección que genera en una parte de su electorado el pacto con el PP que le mantiene en Ajuria Enea desde las autonómicas de 2009. Obviamente, también han influido los pésimos resultados del PSOE a nivel nacional como consecuencia de la crisis económica y de las medidas adoptadas por el Gobierno para combatirla.
El incierto futuro del Gobierno vasco.

El PNV sigue siendo la fuerza mayoritaria. Iñaki Azkuna, alcalde de Bilbao y cabeza de lista por la capital vizcaína, logra la mayoría absoluta con el 44,13% de los votos y 15 concejales, uno más que la suma de los obtenidos por el resto de partidos (PP-6; Bildu-4 y PSE-4). En Vitoria pasa de tercera a segunda fuerza con seis concejales, los mismos que PSE y Bildu, y en San Sebastián cae al último lugar pese a ganar un concejal y pasar de cinco a seis.

El PP mantiene los resultados logrados en 2007, lo que demuestra que el pacto con el PSE para desbancar al PNV de Ajuria Enea no le ha afectado. Pierde un 1,93% de votos pero sigue siendo la primera fuerza en Álava, y en su capital, Vitoria, le arrebata el primer puesto a los socialistas. En Guipúzcoa cosecha sus peores resultados (el 9,61% de los votos), pero mantiene los seis concejales que tenía en el ayuntamiento de San Sebastián e irrumpe en las Juntas Generales con cuatro junteros. En Bilbao pierde un concejal y mantiene su representación en las Juntas Generales (8 junteros).

El resultado deja al Gobierno de Patxi López seriamente tocado, y es previsible que tanto PNV como Bildu, que han recuperado la mayoría para los partidos nacionalistas, reclamen el anticipo de las autonómicas para que el nuevo escenario político, con la izquierda abertzale presente, se traslade también al Parlamento de Vitoria. Con los resultados de ayer, PSE y PP no podrían revalidar su mayoría absoluta y el PNV tendría muchas posibilidades de volver a Ajuria Enea con la anuencia de la izquierda aberzale.
Leer más...