Desarrollo del potencial para el máximo rendimiento

El coaching consiste en dirigir y entrenar a una persona o grupo, con el objetivo de desarrollar al máximo el potencial de cada uno, ...

El coaching consiste en dirigir y entrenar a una persona o grupo, con el objetivo de desarrollar al máximo el potencial de cada uno, y así lograr aumentar su rendimiento. Es el arte para que las personas consigan lo mejor de sí mismas en todo aquello que deseen. Una herramienta de valor incalculable en el desarrollo personal para obtener metas tanto personales como profesionales. Las charlas motivacionales, seminarios, talleres o prácticas supervisadas son algunas de sus técnicas.

Existen diferentes tipos de coaching y entre ellos, está el de género. La catedrática de sociología Alicia Kaufmann ha creado recientemente para la Asociación Española de Coaching Ejecutivo una unidad dedicada a este tipo de entrenamiento.

El objetivo principal de esta unidad es crear un espacio de reflexión y debate para analizar elcoaching ejecutivo desde la perspectiva del género. Observar las diferencias entre las directivas y sus colegas varones, tanto desde el punto de vista de la edad como desde la socialización familiar o de las diferentes razones que motivan a unos y otras a querer alcanzar su máximo potencial, y así tener en cuenta los estilos diferentes en el liderazgo necesarios para la sociedad del conocimiento.

En IM Channel nos acercamos a hablar con el equipo de esta unidad sobre el coaching en general y coaching femenino en particular.


Leer más...

LA NUEVA GENERALITAT Y LA "GRAN CORRUPCIÓN",

CASO FÉLIX MILLET – PALAU DE LA MÚSICA.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 20-1-11. Las noticias de ayer y anteayer disparaban contra el tripartito y Madrid el déficit presupuestario, el caos de las finanzas de la Generalitat. Normal y muy a propósito para el discurso y guión de CIU. Yo esperaba cifras concretas del déficit, pero directo al grano y volviendo la oración por pasiva Artur Mas reclama a Madrid, antes de dar a conocer esas cifras concretas, 10.000 millones de euros desaparecidos del “Fondo de Competitividad de los Presupuestos Generales del Estado”. ¿Y eso qué es? ¡Y que más da! Una partida de quita y pon al más puro estilo presupuestario del Estado de las Autonomías, pero que encaja en el discurso nacionalista.

Pero si de estilos se trata, en la cumbre de la primera pataleta de Mas, saltan las liebres de la Gran Corrupción; sin complejos ni vergüenza el Consorcio del Palau de la Música, más que menos dependiente de la nueva Generalitat, envía anteayer un escrito al nuevo juez del caso Félix Millet anulando su petición de que la Justicia investigara la desviación de fondos en negro a CDC, Convergencia Democrática de Cataluña: o sea, ¡que no se investigue!

Se monta un pequeño cirio mediático, y el nuevo portavoz Francesc Homs, continuando en la línea de desprecio de Jordi Pujol al Parlament y de paso a la audiencia televisiva (entre otros en el caso Gran Tibidabo que bien conoce el propio Homs) suelta que debe tratarse de un nuevo planteamiento de los servicios jurídicos, y que por supuesto “se llegará hasta el fondo”.

Y repito “Gran Tibidabo”, y repetiré infinitas veces, porque en aquel reparto de 30.000 millones de pesetas de 9.000 ahorradores entre Javier de la Rosa y todas las “fuerzas políticas de Barcelona y Madrid” juzgado ¡catorce años después! (leer el seguimiento del caso y juicio en www.lagrancorrupcion.com y www.lagrancorrupcion.blogspot.com ) aparecía como implicado y a la vez abogado Juan Piqué Vidal, que después desapareció como acusado y aparentemente como abogado. El abogado penalista de Jordi Pujol, más buena parte de esos “400 patricios de Félix Millet”, no por casualidad es ahora el defensor de Millet a través de la letrada Mireia Astor, sino que vela por la posible implicación de alguno de esos 400 que conforman los órganos del Palau de la Música, y su extensión a CDC. Premisas; alargar y vaciar el sumario, y si además se cambian jueces, mejor. El Juez Solaz, que soltó sin fianza a Millet, ha ascendido a magistrado de Sala. Parecidas estrategias e iguales resultados por el momento en los dos sumarios.

Ganadas las elecciones por CIU presupuse que mi blog y mis escritos se calentarían. Pensar que las finanzas y corrupciones del tripartito centrarían el discurso de Artur Mas no supone visión política alguna, es pura lógica, al igual que la oposición se batiría a la contra desenterrando viejas y nuevas corrupciones, con el distraído ingrediente y freno de la “sociovergencia”; el amelé de los comunes intereses que más allá de los mítines une a los dos partidos eje de la política catalana, no en balde en los casos de corrupción abarcando todas las instituciones desde hace 32 años coinciden miembros de los dos partidos y hasta del PP, sin olvidar la Justicia. “Barcelona, 30 años de corrupción”.

Cuentan los titulares;

EL CONFIDENCIAL:
“RECIBIERON MILLONES DEL EX PRESIDENTE FÈLIX MILLET
La Generalitat de Mas pide al juez que no investigue a CDC en el caso Palau
Fernández (13:24 - Barcelona).- La política acaba de aterrizar estrepitosamente en el caso del Palau de la Música. Ha sido como un elefante en una cacharrería. El Consorcio de esta institución dirigió ayer un escrito al juzgado desdiciéndose de su petición del pasado noviembre. Ahora...”

LA VANGUARDIA:
“Primer pleno de la legislatura
Mas dice que no es responsable de la situación de las finanzas públicas y señala al tripartito y al Gobierno central
El president contrapone la estructura del nuevo Govern porque él no rehúye sus responsabilidades | Mas justifica la designación de Duran: "Si la apuesta de colaboración con el Estado no sale bien, nos tendremos que defender"
Política | 19/01/2011 - 10:25h
Luis B. García

Mas también ha reclamado al Gobierno 10.000 millones de euros que según él han desaparecido del fondo de competitividad de los Presupuestos del Estado, un gesto de un Ejecutivo que cree que "amenaza" y que endosa el déficit a las comunidades autónomas en una "ecuación diabólica".
Decisiones "difíciles" y "dolorosas"…
Leer más...
La revuelta del pinganillo: entre la burla y la cuchufleta

Antonio Casado

Para la izquierda, el uso de las cinco lenguas cooficiales en el Senado refleja el carácter territorial de la Cámara Alta. A la derecha le parece “ridículo” el uso de la traducción simultánea. Y los nacionalistas califican de “histórico” este martes 18 de enero de 2011, cuando por primera vez se permitió hablar en cualquiera de las cinco lenguas españolas para la defensa de una moción en sesión plenaria.

La revuelta del pinganillo se ha extendido, sobre todo, por los medios de comunicación, algunos de los cuales solo reconocen aquella pluralidad de “los hombres y las tierras de España” de infausto recuerdo. La clase política entra al trapo pero sin sacar los pies del tiesto. Más allá de las ocurrencias, como la de la portavoz socialista, Carmela Silva, que invita al PP a salir del armario y no hablar el catalán en la intimidad. O los apuros del presidente del Congreso, José Bono, al marcar distancias con la posición oficial de su partido sin aparentar desacato a una decisión de la Cámara Alta.

El ruido mediático, en cambio, ha sido mucho mayor. Entre la burla y la cuchufleta. O, directamente, la descalificación. Como el periódico madrileño que ayer calificaba de “majadería” la tesis defendida por el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, de que la pluralidad nos hace más fuertes como sociedad.

El derecho a usar las distintas lenguas españolas en el Senado está muy restringido y no es nada nuevo. Desde 1994 ya se venían usando esas lenguas en las comunicaciones escritas y también se podía hablar en los debates plenarios sobre el Estado de las Autonomías.


La Constitución proclama la voluntad de la Nación española de “proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones”. Conviene recordar que vivimos en el Estado de las Autonomías. El Senado se constituyó como Cámara de representación territorial. No es más absurdo ni más caro utilizar allí el euskera, o el gallego, donde todos se entienden en castellano, que inventar un himno para Madrid, un Parlamento para La Rioja, una televisión pública para Castilla-La Mancha o “un defensor del pueblo en cada campanario”, como dice mi amigo Raul del Pozo.

El derecho a usar las distintas lenguas españolas en el Senado está muy restringido y no es nada nuevo, aunque lo parezca. Desde 1994 ya se venían usando esas lenguas (catalan, euskera, gallego y valenciano, además del castellano) en las comunicaciones escritas y también se podía hablar en los debates plenarios sobre el Estado de las Autonomías. Desde 2005, con el voto favorable del PP, se autorizó también el uso hablado de esas lenguas en la Comisión de Autonomías. Ahora se ha dado un paso más, pero sigue siendo muy limitada la posibilidad de usar otra lengua que no sea el castellano. Se decidió en julio, esta vez sin el voto del PP, que esa posibilidad se extendiera a los plenos. Por imposición del PSOE, solo a las mociones, no a las proposiciones de ley y mucho menos a las preguntas al Gobierno.

En esta divertida revuelta de los pinganillos abundan los que se hacen trampas en el solitario al reducir la cuestión a la factura de este canto a la diversidad. En torno al 1 % del presupuesto de la Cámara. Por cierto, lo del pinganillo no es de ahora. La traducción simultánea ya funcionaba en comisión. Y también costaba dinero, unos 100.000 euros, pero alguien ha decidido poner el umbral de la indignación en los 250.000 más que va a costar ahora.

¿Pero no saben todos el castellano? Ciertísimo. Por eso la traducción simultánea no se hace del castellano a las otras lenguas, sino al revés ¿Y por qué no hablan todos en castellano? Podrían hacerlo, pero tienen el derecho legal a expresarse en sus respectivas lenguas maternas y la suficiente fuerza política para proyectar en las votaciones la voluntad de diez millones de españoles que crecieron hablando esos idiomas. Tienen derecho a reconocerse en sus representantes políticos, también a través de la lengua.
Leer más...

ElConfidencial.com > En Exclusiva

EL DÉFICIT DE GESTIÓN SE SITÚA EN 409 MILLONES DE EUROS

Los rendimientos del Fondo de Reserva salvan a la Seguridad Social de entrar en pérdidas.

Los rendimientos del Fondo de Reserva salvan a la Seguridad Social de entrar en pérdidas

@Carlos Sánchez.-

Malos tiempos para el empleo y, por ende, malos tiempos para la Seguridad Social. Hasta el extremo de que en 2010 si no fuera por los rendimientos derivados del Fondo de Reserva -donde se acumulan los excedentes- el sistema público de protección social hubiera entrado en pérdidas.

O dicho en términos más precisos. Mientras que el superávit del ejercicio se situó el año pasado en 2.383 millones de euros (con una caída del 72% respecto del año anterior), los ingresos patrimoniales ascendieron a 2.792 millones. Esto quiere decir que sin los rendimientos por deuda pública las pérdidas hubieran ascendido a 409 millones de euros.

El desequilibro tiene que ver con unos ingresos que caen a un ritmo del 0,97%, mientras que los pagos (obligaciones reconocidas) crecen un 4,5%. Es decir, notablemente por encima. Desde la recesión de los años 92-93 del siglo pasado no había ocurrido nada parecido. Desde entonces, y tras las reformas derivadas del Pacto de Toledo (1995), la Seguridad Social ha ido acumulando sucesivos superávit, lo que explica que el Fondo de Reserva cuente ya con una dotación equivalente a 64.335 millones de euros, tal y como reveló ayer el secretario de Estado, Octavio Granado.

Los casi 2.800 millones de euros que ha ingresado la Seguridad Social por rendimientos de su cartera de inversiones en 2010 suponen un crecimiento del 19% frente al año anterior, y se explican, fundamentalmente, por el aumento de las rentabilidades que se ha visto obligado a pagar el Tesoro Público para financiar el déficit. Y como consencuencia de ello, la Seguridad Social ha ingresado 330 millones de euros más de lo que tenía presupuestado.

Hay que tener en cuenta que, como informó este diario, el 88% del Fondo de Reserva está invertido en estos momentos en deuda pública española, cuyos rendimientos han subido con fuerza en 2010 a medida que aumentaban las presiones sobre España. Como refleja esta página del Tesoro, el tipo medio de la deuda se situaba en noviembre en el 3,65%, quince centésimas más que al comenzar el año.

Tensión en los mercados

Teniendo en cuenta que el pasado 31 de octubre el volumen de deuda pública en circulación se situaba en 531.858 millones, esto sgnifica que el 10,3% del saldo emitido por el Estado estaba en manos de la Seguridad Social, lo que sin duda ha templado las dificultades de colocaciónde la deuda en unos mercados claramente tensionados. Y el sistema público de protección social se ha aprovechado de esas circunstancias, aunque con mayor riesgo (pérdida de la triple A para España).

El superávit de la Seguridad Social -incluyendo los rendimientos por compra de activos- está en línea con lo presupuestado por el Gobierno. En concreto, el Ejecutivo había comunicado a Bruselas en septiembre pasado que el excedente sería equivalente a 2.209 millones de euros. Finalmente, se ha superado esa cifra en 174 millones de euros. El superávit representa el 0,22% del producto interior bruto, lo que supone pràcticamente la cuarta parte del nivel alcanzado en 2009.

El deterioro adicional del empleo está detrás del comportamiento de las cuentas de la Seguridad Social, cuyos gastos ascendieron el año pasado a 120.101 millones de euros, Es decir, unos 10.000 millones de euros al mes, lo que significa que el Fondo de Reserva es suficiente para abonar seis mensualidades de los pensionistas.

Leer más...

VETARÁN EN EL CONGRESO UNA PROPOSICIÓN DE IU Y ERC PARA ENDURECER LAS INCOMPATIBILIDADES

PSOE y PP blindan el 'retiro dorado' de González y Aznar y amparan su sueldo vitalicio

PSOE y PP blindan el 'retiro dorado' de González y Aznar y amparan su sueldo vitalicio

El ex presidente del Gobierno José María Aznar saluda a Mariano Rajoy (Reuters) @José L. Lobo / Alberto Mendoza.-

El retiro dorado de Felipe González y José María Aznar no corre peligro. El PSOE y el PP garantizarán el próximo martes en el Congreso, con su rechazo a una proposición de IU y ERC, que ambos ex presidentes del Gobierno puedan seguir compatibilizando su salario público vitalicio con los ingresos procedentes de su actividad privada.

Socialistas y populares votarán en contra de eliminar ese sueldo de por vida y sustituirlo, como exigen las dos formaciones minoritarias, por una indemnización de dos años -incompatible con la actividad privada- similar a la que perciben otros altos cargos, según fuentes parlamentarias consultadas por El Confidencial.

El Grupo Parlamentario Socialista no ha fijado todavía públicamente su posición para el Pleno de la próxima semana, pero las fuentes consultadas dan por hecho que el voto será negativo, sobre todo porque el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya ha dejado claro que no habrá cambios en el estatus de los ex presidentes.

"Hay un sistema establecido desde 1983 y el Gobierno no valora este tipo de cosas que son parte de nuestro entramado institucional. No se ha planteado ningún cambio en ellas", aseguró el pasado viernes al término del último Consejo de Ministros. Rubalcaba salió así al paso del fichaje millonario de Aznar por Endesa, desvelado en excluisiva por El Confidencial, y de la polémica desatada por que los ex presidentes redondeen su salario público vitalicio con este tipo de actividades privadas.

El PP votará 'no'

El PP también votará en contra, según confirmaron ayer fuentes del partido, que se remitieron a la posición oficial fijada el pasado lunes por Mariano Rajoy. El líder popular manifestó entonces que el Estatuto de los ex presidentes del Gobierno es una norma que fue aprobada por todos los partidos políticos para que los antiguos inquilinos de La Moncloa "puedan llevar una vida razonable".

Rajoy se mostró partidario de "dejar la ley como está ahora", y añadió, por si quedaba alguna duda, que "no hay ninguna norma que impida trabajar" a González y Aznar en la empresa privada mientras cobran una pensión pública vitalicia. "Quitarle la pensión a los ex presidentes del Gobierno no es el problema más importante que tiene ahora España", concluyó.

Aznar ha guardado un hermético silencio desde que estalló la polémica de su millonario fichaje por Endesa. El Confidencial trató ayer de recabar la opinión del presidente de FAES a través de un portavoz oficial, pero no hubo respuesta. González, en cambio, sí ha dejado claro que no piensa renunciar a su salario vitalicio, que compatibilizará con los más de 126.000 euros anuales que cobrará como consejero independiente de Gas Natural.

Menos de 4.000 euros al mes

El cambio legal que proponen IU y ERC, y que ambas formaciones defenderán el próximo martes en el Congreso, reduce a un máximo de dos años la indemnización por cese para los presidentes del Gobierno, y fija una cuantía mensual "igual a la doceava parte del 60% del total de retribuciones asignadas al cargo". Por tanto, si esta iniciativa saliera adelante José Luis Rodríguez Zapatero, que actualmente cobra 78.185 euros brutos anuales, recibiría al dejar La Moncloa un sueldo de 3.909 euros durante 24 meses.

Estos ingresos, además, serían incompatibles con cualquier otro cargo en la Administración, en instituciones y empresas con participación pública, en el seno de un partido político o en empresas privatizadas. Así, a diferencia de lo sucedido con Aznar y González, los ex presidentes no podrían fichar por compañías como Endesa, Gas Natural o Telefónica. Pero no toda la propuesta de IU y ERC es tan restrictiva: también prevé que la viuda o pareja del ex presidente, "con independencia de su orientación sexual", tenga derecho desde el fallecimiento de aquél a un "haber vitalicio del 25% del sueldo anual y a pagas extraordinarias". Una medida similar a la que disfrutan algunos ex presidentes autonómicos, como José Montilla.

Al margen de los privilegios de los ex presidentes, IU y ERC pretenden que diputados y senadores se dediquen de forma exclusiva a su función pública, de forma que sea incompatible cualquier otra actividad retribuida directa o indirectamente. Según se recoge en la proposición de ley, "solo el 12% de los miembros de la Cámara Baja no desempeñan actividad privada", por lo que pueden llegar a decidir sobre determinadas materias al mismo tiempo que cobran de la empresa privada por asesorar en los mismos asuntos.

Leer más...
Pedro Arias: “Somos los progresistas; quién iba a decir que los de izquierdas son hoy los reaccionarios”

“Sigo una política de provocación, a veces hablo gallego y otras castellano para ejercer el bilingüismo liberal”

XABIER R. BLANCO

Como todo el mundo tiene algo de heraclitiano, Pedro Arias (A Coruña, 1949) es también un ser cambiante. Militó en el PC, fue concejal independiente en A Coruña con el PSOE de Francisco Vázquez, perteneció al movimiento naturista Tetiñas Free y hoy es diputado por el PP. Profesor de Economía, articulista, autor de un puñado de libros, entre ellos uno sobre el impacto económico del Prestige, polémico siempre, Pedro Arias tira con compadreo de Marx, Sartre, Hume... para apuntalar sus argumentos. En el estudio de su casa en Culleredo (A Coruña) se almacenan millares de libros a los que recurre para responder a cada preguntas. Es Pedro Arias al natural, siempre a calzón quitado.

¿Cuando Feijóo le ofreció ir de segundo en las listas por A Coruña, pensó que su papel iba a ser el que está desempeñando?

Sí, porque estoy haciendo lo mismo que hacía antes de las elecciones, además de las intervenciones parlamentarias, que es trabajar en las ideas, los diagnósticos y la naturaleza de la crisis... Soy vicepresidente de la comisión de Educación y portavoz de Industria y Energía, y para cualquier cosa concreta necesitas una visión global. No se puede hacer nada especializado sin la visión de conjunto. No se puede entender la industria si no se entiende la política monetaria y la crisis, incluso la crisis moral. Yo empecé hace años con las directrices del territorio, hice este libro del Prestige, otro libro sobre la economía de todas las comunidades autónomas. Lo global y lo particular está interrelacionado y no se puede tener más a priori que la modestia y la cautela. El único a priori es el estilo, como el de las grandes personalidades.

En los mentideros periodísticos se decía que usted incluso podría votar en contra de la investidura de Feijóo por no haberle dado una consellería...

Si Feijóo tuvo confianza desde que volvió a Galicia en el 2003, no entiendo una relación con él que no salga de la confianza. No sé de dónde salieron esas cosas.

¿No aspiraba a ser conselleiro?

No. Lo que quiero es ser útil. Tengo necesidad de sentirme útil. La utilidad es fundamentalmente, por parte de la oferta, trabajar mucho y tener algo que aportar. Me siento muy respetado y muy considerado tanto por la consellería para la que trabajo que es Economía e Industria, mi área, como también por mis compañeros que me ponen epítetos muy cariñosos como “El Profesor”.

¿Cómo le pidió Feijóo que formase parte de esa lista?

Al volver Feijóo fue nombrado conselleiro de Ordenación del Territorio y como yo durante bastantes años había enseñado Economía Regional y Urbana y había hecho muchos planes de urbanismo y llevado su comunicación, pues tuve una entrevista con él y sintonizamos sobre cómo tenían que ser las directrices. Yo dirigí esa fase final de las directrices que fueron aprobadas, que luego fusiló prácticamente el bipartito y cuyo espíritu han quedado en estas últimas. Así comencé a colaborar con Feijóo. Vi que era una persona que tenía una nueva visión política, más completa, una concepción más de postmodernidad.

¿Más completa que la visión política de Fraga?

Políticamente sí. Fraga tenía un modelo político más del realpolitik, de su tiempo. Fraga pudo haber llevado la Transición con su teoría de las clases medias, con mucho peso cultural, incluso político-ideológico, porque era profesor de Ciencia Política, pero cuando eligieron a Suárez de alguna manera tuvo que hacer carrera forzado por esa circunstancia. Y después aquí hizo básicamente una teoría de desarrollo de Galicia en clave de poder, más bien de realpolitik. Feijóo es más plástico, más polivalente en ese sentido. Tiene en consideración aspectos como la comunicación. Fraga, con el que tuve la oportunidad de comer un par de veces, es un conversador inigualable.

Durante la campaña electoral llamó subnormal al ministro Miguel Sebastián. ¿Se arrepiente?

No lo llamé así, dije que su política era de subnormalidad. Yo también he aprendido, después de ser colaborador en muchos periódicos e incluso profesor de Master, que cuando entras en la política tienes que cuidarte mucho más porque te van a deformar lo que dices y algunos incluso activamente y a conciencia. Uno de los fallos del periodismo actual es que son poco escrupulosos no solo con lo que dice la gente sino con lo que quiere decir. Yo critiqué una política que era de cantonalismo, neoproteccionista, una política ciega, no a él. Además siempre tuve la concepción de que era un ministro muy por debajo de las necesidades y se ha visto ahora con todo el tema energético. Su gestión es deplorable. Creo que me anticipé bastante, ¿no? Particularmente estuve muy acertado.

En cambio dio la impresión de que a partir de ese desliz usted pasó a un segundo plano. Los hombres fuertes en Economía iban a ser usted, Luis Carrera Pássaro y Pedro Puy. Parece que solo Pedro Puy continúa firme...

No persigo estar en los escenarios. No es mi papel tampoco. Una cosa es ganar votos en una campaña electoral y otra trabajar una vez que se haya ganado. He sido ponente de la ley eólica. A mí se me ha levantado todo el grupo del BNG porque defiendo activamente la libertad de expresión en el Parlamento. Siempre hablo gallego y castellano. Prácticamente no me dejan hablar, soy de los parlamentarios más polémicos y creo que es un problema de los comunicadores, que no reflejan a veces la realidad que ocurre en el Parlamento. Y no se puede hacer ninguna crítica a los periódicos porque son el cuarto poder. Una de las causas de la crisis de los medios es que no están siendo suficientemente autocríticos, incluso para reflejar incluso la política. Yo los estoy viendo poco profundos.

Explique qué está haciendo Feijóo para combatir la crisis. Prometió que en 45 días acabaría con el paro y Galicia es la comunidad en la que más ha subido.

Independientemente de las cosas de la campaña electoral, Feijóo dijo básicamente que iba a tomar medidas en la línea correcta contra la crisis y creo que lo ha hecho. Lo primero que hizo fue reducir el número de consellerías y aplicar voluntariamente, dentro de su alcance, una política de austeridad. Nosotros nunca negamos la crisis. Dijimos que íbamos a bajar impuestos en la medida de lo posible y no hemos subido la presión fiscal. No hemos esperado a que el Banco Central Europeo y los poderes europeos obligasen al PSOE y al Bloque, que estuvo apoyando activamente a Zapatero durante estos años. No hemos estado en una política de endeudamiento y de gasto público desmesurados. Hemos reducido los presupuestos, cambiando partidas fundamentalmente a las cosas sociales. Nosotros nos hemos enfrentado incluso a las empresas farmacéuticas. Somos los progresistas objetivamente, mientras que hoy los reaccionarios, quién lo iba a decir, son los de la izquierda. El Bloque en este caso nos apoya, pero el PSOE defendiendo a la industria farmacéutica... Quién te ha visto y quién te ve...

Sin embargo sube el paro...

Vamos a interpretar los datos, que es la clave fundamental. No se puede entender Galicia desde el cantonalismo mental. Galicia está influida por la política monetaria del Estado, del Banco Central Europeo y por los problemas heredados. Es verdad que en un Estado con distintos niveles de gobierno es difícil identificar con precisión quién es responsable de cada cosa, pero cuando entramos el bipartito había dejado un saldo cero en empleo, aumentando el paro. El incremento en el número de empleos que se dejó en el 2005, con arcas saneadas, hasta que el PP vuelve a coger la Xunta en 2009, fue cero. Ahora hay que pagar un montón de miles de millones de euros que dejaron de endeudamiento y excesos de gastos. Es la realidad. Tenemos que pagar 500 millones de euros durante cinco años de los gastos excesivos que presupuestaron mal tanto los socialistas de aquí como los de España, apoyados por el Bloque. El Estado está haciendo ahora una política de austeridad impuesta, que es la gran diferencia. Este de la ceja nos ha endeudado hasta las cejas. El modelo Zapatero-Solbes fue artificio puro, oportunismo económico. Zapatero y la izquierda están teniendo en la crisis su Prestige, con una gran diferencia: el PP gestionó económica y marítimamente bien el Prestige y mal mediáticamente. Hoy gestionar mediáticamente mal un problema es pecado mortal en política. El error del Prestige fue negar el riesgo potencial. Había que decir que Zapatones estaba con la gente cuando había un problema, que era verdad. A Fraga le asesoraron mal, lo convencieron de que fuera de cacería y resultó un error fatal. Zapatero tenía que manejar de otra manera la crisis, reconociéndola, interpretándola, si se quiere, a su manera.

En su libro sobre el ‘Prestige’ sostiene que la catástrofe ha sido beneficiosa para Galicia...

Eso es lo que dice el Bloque que digo yo pero ahí está el libro. Lo que digo es que no hubo una catástrofe económica. Es muy importante que la sociedad teste la veracidad de sus posiciones y criterios ideológicos personales. No hubo esa gran crisis, hubo costes, pero parte de ellos los pagó el conjunto del Estado, con lo cual no hemos tenido una catástrofe económica gracias a que Salvamento es competencia de todo el Estado. Las ayudas y la subida del precio del pescado impidieron que hubiera esa catástrofe. Había que explicarlo. La honestidad es entrar en las polémicas. Hay que ser polémico por coherencia con la verdad. La competencia, ideológica, de pensamiento, de empresas, de personas, es la partera de la ciencia, de la historia democrática. El error de los totalitarismos es no darse cuenta de que tu competidor es tu mejor amigo porque te hace ser mejor. Aquí parece que el listo es el que busca monopolios, el que censura y el que procura que sus medios no pongan lo que dicen los demás. Eso es nefasto para los medios, que no ejercen el pluralismo competitivo; nefasto para los políticos, que bajan el nivel y su capacidad; nefasto para los demás, porque una democracia no puede funcionar sin ética.

Ya que habla de censura, muchos expertos coinciden en que los medios gallegos están escorados hacia lo que diga la Xunta por la perversión de las subvenciones. ¿Comparte este juicio?

Es cierto. Usted apunta algo y es: los medios por lo general evitan enfrentarse al poder. Tienen problemas, les ha afectado la crisis, tienen problemas de identidad en esta época de internet y de cambio... Aquí también tenemos un bigobierno, un doble nivel de influencia. El poder procura que los medios reflejen lo que dicen, pero también está la Administración central con muchísima capacidad e influencia y cada ayuntamiento... Hay algunos, como Xornal digital desde 1999 y ahora en pape1, que están en una situación... Eso les da frescura. También es cierto que tiene las carencias de no competir en igualdad de condiciones. A veces la gente, como en otros tiempos, tiene que estar leyendo entre líneas. Estamos viviendo en una sociedad de la decepción y muchos directores, periodistas y dueños de medios se están equivocando.

¿Bailándole el agua al Gobierno?

Sí, creo que sería necesario una relación mucho más franca. Si alguien hace una inversión, las subvenciones tendrían que ser para todos sin discriminación. Necesitamos la prensa, sobre todo la prensa escrita, más que nunca. La gente necesita interpretación, necesita saber y conocer opiniones solventes. Seguimos viviendo en la Galaxia Gutemberg, necesitamos la Galaxia Gutemberg. Es muy bonita la epatancia de House, guión puro y duro, pero a mis estudiantes siempre les digo: “Tenéis que leer como locos. Es la libertad”. La representación del mundo no es un folleto. En Galicia hay una sobreabundancia de genios que no salen. Parece que tenemos un pueblo pantagruélico, de comedores y no es así.

Mencionó la importancia de la polémica y en el Parlamento fueron sonadas varias salidas de tono suyas como decir aquello del médico y las enfermeras cañón. Hasta la presidenta Pilar Rojo le tiró de las orejas. ¿No entienden su humor, es un provocador o padece de verborrea?

Hombre, yo tendré que decir algo bueno de mí mismo porque masoquista tampoco lo soy. Normalmente cuando salgo al Parlamento no me gusta tener intervenciones banales. Nos pagan para que entremos en los grandes debates. Y cuando hago una crítica a la totalidad de la política de la izquierda que está generando cuatro millones de parados, la izquierda me abronca sistemáticamente, no me deja hablar. Como nosotros tenemos mayoría, a veces la presidenta del Parlamento es un poco condescendiente y a mí ni me dejan hablar. Entonces con Modesto Pose, que es médico, criticandole el buenismo que hacen le saqué una polémica epatante: “Si ustedes le prometen a los enfermos buenismos, enfermeras cañón...” Como no me pueden rebatir porque no hay parlamentarios en la oposición que sepan teoría monetaria, porque además de llenar este país de pufos no entienden la naturaleza de las salidas, me abroncan para no dejarme hablar. Yo sigo una política de provocación. A veces hablo en gallego y otras en castellano para ejercer el bilingüismo liberal. Los del Bloque se me levantan, otros me sacan pancartas...A veces tienen un exceso ideológico que les impide estar a la altura de sus propios electores.

¿De ellos mismos también?

También. No son lo que eran. La izquierda no es lo que era. Cuando los tratas uno a uno te preguntas cómo es posible porque en el Parlamento no hay nadie incompetente. Nadie está allí puesto por el ayuntamiento. La ideología y la línea que está siguiendo la izquierda es una fábrica de mediocres.

¿Por qué no habla siempre en gallego en el Parlamento? ¿Se apuntará al curso que van a impartir para los diputados?

Yo hablo el 50% en gallego. Hago una primera intervención en un idioma y la segunda en el otro. A mí me gusta el gallego. Cuando empecé de profesor, en los primeros 70, di clase en gallego porque estaba perseguido. Yo me arriesgué y también he escrito mucho en gallego. Había que militar porque estaba perseguido. Pero cualquier cosa que se imponga o todas las políticas de apoyo diferencial son un error total. Se aprende aquello que sale de la motivación personal. Como decía Hume, la razón es la esclava de la pasión. Necesitas la indignidad apasionada para querer una cosa o la ambición de conocimiento. Si el gallego te lo imponen, pues ya lo hemos visto... La cultura de la queja ha sido un desastre total. La gente tiene que reivindicar la gran cultura en gallego y en castellano.

Dice que la cultura de la queja ha sido un desastre, pero escuchando sus propias intervenciones y las de Feijóo la culpa de todo la tiene Zapatero.

Es que la culpa fundamental la tiene, no se está buscando un enemigo permanente por no tener capacidad de discurso. Si dice que no hay crisis y tira el dinero en el Plan E pues, ¿qué vas a decir? Y ahí tienes los presupuestos hasta que lo llamó Obama y le dijo que tenía que cambiar.

¿Es serio haber militado el Partido Comunista, ser concejal en A Coruña por elPSOE y ahora diputado por el PP?

Tengo 60 años y la vida es larga, pero hay una línea de continuidad. Entro en el PC cuando llego a la Universidad en el 68. Era cristiano y comunista. Me eduqué cinco años en las monjas de Atocha y luego en los Salesianos. Les estoy muy agradecido porque además fui becario y nunca paqué. Sigo teniendo mis creencias como esa democracia radical que mamé en los colegios y te da el cristianismo. En la Universidad ves que hay razón para militar en el PC porque eran los más sacrificados y los más perseguidos. Para un cristiano son las catacumbas de nuevo. Tengo una propensión positiva o un favoritismos inicial, conjetural, respecto a los perseguidos. Defendíamos el cristianismo puro aplicado a la política, la libertad. Creer es comprometerse y fue lo que hice. Fui también de los fundadores de CC OO y así conocí Galicia, estudiando empresas. Esa época fue extraordinaria, pero cuando llega la democracia viene Carrillo, empieza a echar gente, y me voy. No se está en una organización para burocratizarla. Luego me dediqué a escribir, ganar unos premios importantes para mi currículum y en las elecciones municipales Francisco Vázquezme invita como independiente para ocuparme de Hacienda porque había estado trabajando en la elaboración del plan de urbanismo, que era muy ilustrado: se inventó el paseo marítimo, grandes plazas y se aprobó en el 82 por unanimidad. Teníamos una ciudad de bulevares, ilustrada, abierta como los coruñeses. Yo ayudé a ganar las elecciones municipales por mayoría absoluta en el año 83, me nombraron concejal de Hacienda, pero Francisco Vázquez se dedicó a cambiar radicalmente el programa
electoral. No era el pacto moral.

Y se fue...

Me fui estando en el poder por criterios morales. ¿A ver quién hace lo que hice yo? Se cambió el plan de urbanismo, se empezaron a dar los aparcamientos subterráneos a una sola empresa sin un mínimo concurso, sin tener en cuenta a los empresarios de A Coruña; se empezaron a meter superficies comerciales facilitando la entrada en terrenos públicos y me sacrifiqué. Lo dejé e hice recursos pagados de mi bolsillo para defender el patrimonio municipal. Dejé todo eso y con mi mujer creé empresas, escribí libros... Estuvo bien luchar por la democracia en el PC, no estaba bien volver atrás con el carrillismo por honestidad. Y hay que tener valor para empezar de nuevo y para irte. En estos últimos años han salido varios escándalos y se ha visto que no era por la ciudad, era por intereses personales.

Por lo que dice, ¿fue perjudicial Francisco Vázquez para A Coruña?

Francisco Vázquez perdió la oportunidad de ser un alcalde ilustrado. Creo que se abandonó al populismo y perdió la oportunidad de dejar la Ilustración en A Coruña.

¿Qué ha encontrado en el PP que no le hayan dado en los otros partidos?

A mí Feijóo me pareció que venía a renovar un proyecto que, vista la deriva que ha tenido la izquierda desde los 80, era bueno porque estaba introduciendo elementos liberales que me parecieron positivos. Es una militancia, dentro de la madurez, honesta. Lo único que te pide Feijóo es trabajo porque con él hay que trabajar de carajo, pero siempre valora las cosas. Creo que el PP ahora es competitivo. Fue importante ganar en Galicia. Fue un acierto ir con Feijóo porque él consiguió un cambio improbable. Fue un elemento fundamental de la crisis de Zapatero. Aquí, en Galicia, comenzó el cambio. Y yo, como otros, nos arriesgamos cuando no era fácil porque el bipartito perseguía a los disidentes como hicieron con mi libro del Prestige. No me dejaron ni publicarlo a mí. Ahora me llaman mercenario. Pero ya soy mayor como para que me pueda importar lo que dicen personas de poco fuste, desinformadas y de peor intención.

¿Irá en las listas con Negreira?

No, estoy dedicado al Parlamento y aquí [A Coruña] hay un equipo municipal magnífico

Cómo economista, ¿qué va a pasar con las cajas?

Tenemos Basilea III y la gran constatación ha sido que unas entidades cuya gestión económica está en manos de gente que no es accionista ni representante de los accionistas y gestionen bien o mal no les va a afectar a su patrimonio, pues se sabe que van a tener problemas porque no se tiene la sanción ni del acierto ni del fracaso. Se han equivocado mucho. El modelo del futuro, lo dice Basilea, es que se tienen que recapitalizar. Es muy probable que tengan que hacerlo con capital de inversores. Entiendo que tiene que irse a eso, van a necesitar gente que invierta con riesgo y el director de Xornal de Galicia, José Luis Gómez, está en el eje central en sus últimos artículos.

¿Habrá reforma del Estatuto esta legislatura?

Creo que no está en la prioridad. Particularmente pienso que no sirve para lo que la gente cree. Nuestra posición y la catalana es diferente porque ellos dan dinero al resto del Estado y nosotros lo recibimos. Si nosotros estamos recibiendo, ¿para qué queremos un nuevo Estatuto? Los demás no nos van a dar más porque lo haya. Es un error y una falta de realismo. ¿Alguien puede ser tan ingenuo y engañar a los gallegos?.

Leer más...

Contador interactivo de la web social


No me resisto a dejar, junto al Prezi terminado de mi próxima presentación (con bastantes cambios respecto a los últimos adaptándome al contexto de Escuela rural) mañana en Iniciador Cantabria, esta ingeniosa aplicación interactiva.

La descubría gracias a Wesley Fryer, colega y organizador de la K12 online conference a la que me invitan a intervenir mediante Keynote el próximo 23 de Octubre.

Muestra de mashup creativo, esta “curiosidad” interactiva, perfectamente integrable en Prezi en formato flash (swf) va a sustituir algunas frases e imágenes sobre la abundancia creativa en mis próximas presentaciones.

¿15 nuevos usuarios de Internet en el mundo cada 10 segundos? Maravilloso :) .

Muchas gracias Gary Hayes, su creador (enlaces a sus espacios en la misma aplicación):




Leer más...