Rebelión en Estados Unidos contra el Proyecto Escaner, que se va implantar en España.

Rebelión en Estados Unidos contra el Proyecto Escaner, que se va implantar en España.

Colectivos relacionados con el mundo del transporte aéreo, preocupados por la situación de nuestros aeropuertos nos comunican el “PROYECTO ESCÁNER” que responde a la inquietud que nace como hombre y profesional de la aviación ante la nueva normativa en seguridad en los aeropuertos y por extensión en recintos de máxima afluencia de personas.


Esta normativa viene experimentándose desde los ataques del 11 de Septiembre del año 2001 y demuestran una intención clara por parte de diferentes países de avanzar en el uso de tecnología que interfiere en la intimidad de las personas a la vez que represora de los derechos individuales.


El uso de estas tecnologías se produce en detrimento de otras como el uso de perros adiestrados ya probadas en tiempos de paz por las Fuerzas de seguridad del Estado y por el Ejército en tiempos de guerra. Que representan una menor intromisión en la vida cotidiana de los ciudadanos. Hay que añadir otra razón de peso a la rechazable idea del uso de estas nuevas tecnologías, el posible riesgo a la salud pública que plantea el uso de radiaciones ionizantes y tecnología de microondas que (irradian) estas máquinas con su funcionamiento. El Estado no puede obviar la preocupación de la población ante el riesgo que supone para los niños, las mujeres embarazadas y los viajeros habituales al pasar por estos controles. No cabe respuesta fácil ante estas preocupaciones y más ante la evidente oposición que han encontrado estos métodos de seguridad en otros países, oposición que se extiende a los protocolos desarrollados por empresas privadas de seguridad que entre otras cosas, humillan al pasajero convirtiéndolo en presuntamente culpable y desestimando los numerosos esfuerzos que ya están realizando los usuarios del transporte aéreo que colaboran día a día a mantener la seguridad más allá de lo lógico. No menos ilógicas son las cuestiones que emergen después del atentado terrorista que se vivió la jornada del 11 de Marzo de 2004 en España. ¿Cómo es posible que en los accesos a los trenes de cercanías y Metro no se establezcan medidas todavía más duras que las existentes en los aeropuertos al ser el tránsito de personas mucho mayor? ¿Es que no nos preocupan esas personas? ¿Ya no nos importan las víctimas? ¿Ponemos escáneres en todos los medios de transporte y accesos a instalaciones esenciales como centrales nucleares, hidroeléctricas, estaciones de autobuses, medios de comunicación, ministerios, hospitales y demás edificios públicos...? Porque de no ser así estaremos cometiendo un agravio comparativo, y se podría incluso llegar a pensar que realmente no se está haciendo todo lo posible para detener los numerosos actos terroristas que según las informaciones producidas por los medios de comunicación se están planeando.


Los expertos en la materia, creen que no sea necesario llegar a las medidas extremas de control que imponen las autoridades. Manifestando el portavoz del colectivo: que en base a la experiencia acumulada por parte de nuestras Fuerzas de seguridad de Estado que con su labor de información nos han protegido y nos protegen del terrorismo, mafias y demás bandas internacionales, a menudo pagando con su propia vida y en todo momento respetando la ley y los derechos de los ciudadanos a los que sirven. Esa es la diferencia entre las Fuerza de seguridad del Estado y los experimentos que nos plantea el gobierno. ¿Acaso un guarda jurado tiene que superar la mitad del curriculum que un guardia civil debe aprobar antes de poder desempeñar sus funciones al servicio de los ciudadanos? Yo como ciudadano digo No a la privatización de mi seguridad, como profesional digo NO a los experimentos con la seguridad de los viajeros, como hombre digo NO a continuar aguantando la humillación de desnudarme,dejarme robar y/o sobar por una persona no cualificada y que dice estar ayudando a los profesionales. Digo NO a los agravios comparativos en seguridad y digo, únete a esta protesta. ESCANERES NO!!


Leer más...

Eutanasia encubierta


El pasado 19 de noviembre, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Alfredo Pérez Rubalcaba anuncia formalmente que el Gobierno está preparando una ley de muerte digna para los enfermos terminales que “no tiene nada que ver con la eutanasia”. “La eutanasia –señala Rubalcaba- es una decisión de alguien, que por la razón que sea, decide morirse y la Ley que vamos a aprobar es para aquellos enfermos terminales que lo único que les queda por delante es un calvario por vivir”. Esta Ley de Muerte Digna, cuyo proyecto se presentará en marzo del próximo año, únicamente pretende, según confiesa el vicepresidente primero del Gobierno, la protección adecuada de “los pacientes, los familiares y los médicos”.

El propio Pérez Rubalcaba, lo mismo que los demás miembros del Gobierno, se cuidan mucho de disociar de este proyecto toda referencia a la eutanasia, e insiste una y otra vez en que se trata de garantizar plenamente los derechos que tienen los pacientes terminales a morir de manera digna y sin dolor. Quieren dejar muy claro que esta regulación va dirigida exclusivamente a aquellas situaciones en las que el enfermo morirá irremediablemente y con grandes sufrimientos. No es una ley de eutanasia afirma insistentemente Rubalcaba. “La eutanasia es una decisión de alguien que sencillamente decide morirse”. Aquí se trata de aquel que “está desahuciado clínicamente y la espera un calvario antes de morir. Ahora la medicina tiene mecanismos para que la muerte sea digna y sin dolor”.

Posteriormente a esta rueda de prensa, en uno de sus mítines preelectorales en Cataluña, Rubalcaba no duda en erigirse en garante de los derechos sociales y de la vida y de la muerte dignas. “Somos los socialistas -dice- los que nos ocupamos de que la gente tenga una vida digna, y ahora también una muerte digna. Si se puede morir sin dolor y sin hacer sufrir a los demás, ¿por qué no usar la ciencia para esto?” Tiene su gracia que nos hable ahora de dignidad quien, durante el ejercicio de sus responsabilidades públicas, pasó olímpicamente de practicar la más elemental decencia política.

El vicepresidente del Gobierno olvida voluntariamente que en España está funcionando, a pesar de la falta de medios económicos suficientes, la llamada medicina paliativa. Esta especialidad médica se ocupa muy directamente de paliar el sufrimiento, tanto físico como moral, de las personas que, por haber sufrido un deterioro irreversible en su salud, requieren un cuidado permanente. Nace esta especialidad médica en Londres a finales de la década de los 60, en el centro médico creado por la doctora Cicely Saunders para atender a los enfermos terminales. Ante los evidentes resultados benéficos obtenidos en ese centro, se comenzarán a utilizar esos tratamientos en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud describe perfectamente cual es el alcance de la atención prestada a los enfermos terminales: “Los Cuidados Paliativos son un modo de abordar la enfermedad avanzada e incurable que pretende mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes que afrontan una enfermedad como de sus familias, mediante la prevención y el alivio del sufrimiento a través de un diagnóstico precoz, una evaluación adecuada y el oportuno tratamiento del dolor y de otros problemas tanto físicos como psicosociales y espirituales”. Aplicando correctamente estos principios, es absolutamente innecesaria esa ley de muerte digna que quiere sacar de la manga el Gobierno para colarnos la eutanasia por la puerta de atrás.

Entre la aplicación actual de los cuidados paliativos al enfermo en situación terminal y el proyecto de muerte digna explicado por Pérez Rubalcaba hay una diferencia esencial. Los cuidados paliativos prestados por los servicios médicos procuran mejorar la calidad de vida y evitar el sufrimiento de los enfermos y dejar que sea la propia naturaleza la que fije el día y la hora del fallecimiento. El proyecto de ley previsto por el Gobierno soluciona el problema del dolor, de manera irreversible, acelerando la muerte del enfermo. Quiere oficializar la práctica puesta en marcha por el doctor Luis Montes en el servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa y acortar, por ley, la vida de este tipo de enfermos. Se trata, ni más ni menos, de legalizar subrepticiamente la eutanasia disfrazándola con otros nombres más piadosos.

La determinación tomada por el Gobierno de introducir, precisamente ahora, la eutanasia, aunque de manera eufemística le den otro nombre, tiene doble intención. Por un lado, se trata de dar carnaza a los medios para que no critiquen la política de saltimbanqui de Zapatero en cuestiones económicas y en las relaciones con otros países, sobre todo con Marruecos. Además, con esta manera tan expeditiva de dignificar la muerte de los enfermos terminales, acelerando artificialmente su fallecimiento, alivian las maltrechas finanzas de la sanidad pública. Y sin remilgos éticos, al igual que ya hicieron un día con el aborto, provechan la oportunidad para imponer por la brava la eutanasia.

Con la disculpa de evitar sufrimientos insoportables a estos enfermos desahuciados, querrán hacernos ver que el acelerar su muerte es un acto piadoso y caritativo. Dirán que para realizar este tipo de actos de compasión se requiere el consentimiento del enfermo o de sus familiares. Pero al final, como pasó en el Severo Ochoa de Madrid en la época en que el Dr. Montes era el jefe del servicio de urgencias, se pasaportea a los enfermos, sin autorización de nadie, por puro interés crematístico. Es más barato, claro está, provocar la muerte de quien ha llegado a esta situación extrema, que aliviar su sufrimiento a base de cuidados paliativos y esperar a que sea la naturaleza la que determine su fallecimiento.

José Luis Valladares Fernández Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Leer más...
Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo.

El presente Real Decreto-ley tiene como finalidad esencial continuar y reforzar la política de impulso al crecimiento de la economía española y al incremento de su competitividad través de medidas de apoyo a la actividad empresarial, esencialmente enfocadas a las pequeñas y medianas empresas, de tal modo que, a través de una reducción de cargas impositivas y de otra índole, se favorezca la inversión productiva, la competitividad de las empresas españolas y, por ende, la creación de empleo.

Además, ese objetivo irrenunciable de mejorar la situación de empleo en España hace necesario anticipar las medidas que hagan posible un refuerzo de la eficacia de los servicios de políticas activas de empleo, fundamentalmente, a través de la figura de los promotores de empleo, cuya estabilidad, funciones y financiación se garantiza para los años 2011 y 2012 mediante el presente Real Decreto-ley.

Por otra parte, el Real Decreto-ley aborda la modernización y liberalización de dos sectores, el aeroportuario y el de loterías que, en las circunstancias actuales, reclamaban un cambio de modelo de gestión que además fomente la eficiencia, a través de la apertura de la posibilidad de privatización parcial e involucración del sector privado de las sociedades cuya creación se prevé en esta norma.

En las circunstancias actuales es conveniente reforzar el compromiso con la consolidación fiscal. A esta misma finalidad se dirigen las modificaciones en la imposición sobre las labores del tabaco que, a su vez, contribuyen a la política de impulso a la reducción de su consumo, en particular por los jóvenes.

Por último, el Real Decreto-ley avanza en la línea de integración de los regímenes de Seguridad Social mediante la integración de los funcionarios de nuevo ingreso en el Régimen General de la Seguridad Social, a los efectos de Clases Pasivas. Se da así un paso más en la consolidación a medio plazo del sistema de seguridad social, con los inmediatos efectos resultantes de incremento en la confianza y solvencia del sistema.

II

El Real Decreto-ley se inicia con una serie de medidas de naturaleza tributaria.

En primer término, en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades, al objeto de estimular la actividad económica de las pequeñas y medianas empresas, dada la esencial relevancia de estas en el tejido productivo español, se establece una elevación del umbral que posibilita acogerse al régimen especial de las entidades de reducida dimensión regulado en la normativa de aquel, que pasa de 8 a 10 millones de euros, al tiempo que se permite que tales entidades puedan seguir disfrutando del régimen especial que les resulta aplicable durante los 3 ejercicios inmediatos siguientes a aquel en que se supere el umbral de 10 millones de euros, medida que se extiende al supuesto en que dicho límite se sobrepase a resultas de una reestructuración empresarial siempre que todas las entidades intervinientes tengan la antedicha condición.

También se aumenta el importe hasta el cual la base imponible de dichas sociedades se grava al tipo reducido del 25 por ciento, importe que se fija en 300.000 euros y que, de igual modo, también resultará de aplicación, para los períodos impositivos iniciados durante 2011, para las empresas que, por tener una cuantía neta de cifra de negocios inferior a 5 millones de euros y una plantilla media inferior a 25 empleados, puedan acogerse al tipo de gravamen del 20 por ciento.

Se establece un régimen fiscal de libertad de amortización para las inversiones nuevas del activo fijo que se afecten a actividades económicas, sin que se condicione este incentivo fiscal al mantenimiento de empleo, como se exigía en la normativa vigente. Además, se amplía el ámbito temporal de aplicación de este incentivo fiscal en tres años adicionales, extendiéndose hasta el año 2015, y se permite su acceso a las personas físicas, empresarios o profesionales.

Las antedichas medidas se complementan en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados con la exoneración del gravamen por la modalidad de operaciones societarias de todas las operaciones dirigidas a la creación, capitalización y mantenimiento de las empresas, al entenderse que en la actual coyuntura económica es conveniente suprimir los obstáculos que dificulten el logro de tales fines.

III

En el contexto de dificultades financieras del sector productivo y de incertidumbre sobre la fortaleza y ritmo de recuperación, se hace necesario eliminar aquellas cargas económicas que recaen sobre las empresas de forma directa.

Es el caso del recurso cameral permanente, que la Ley 3/1993, de 22 de marzo, Básica de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación estableció con carácter obligatorio para todas las empresas y que ha servido de fuente de financiación principal de las Cámaras.

La reforma hace voluntaria la pertenencia a las Cámaras y la contribución a la ahora denominada cuota cameral. Su eliminación liberará recursos que actualmente recaen directamente sobre dos millones y medio de empresas activas en el mercado y contribuirá a mejorar su competitividad.

Por otro lado, la voluntariedad de la pertenencia a las Cámaras debe ser un incentivo para que cumplan sus funciones con mayor eficiencia que hasta el momento. La necesidad de asegurar el interés de las empresas por seguir contribuyendo servirá de estímulo para impulsar su modernización y consolidación como prestadoras de servicios de mayor utilidad para sus asociados.

IV

El Real Decreto-ley recoge, asimismo, reformas contenidas en el Proyecto de Ley de Economía Sostenible que tienen la finalidad de incidir directamente en la mejora de la competitividad del tejido económico español, permitiendo la agilización de la constitución de sociedades y de la adopción de actos societarios.

En concreto, el Real Decreto-ley recoge dos de las reformas contenidas en el Proyecto de Ley de Economía Sostenible, cuya puesta en marcha urgente es necesaria para tener una incidencia inmediata en el entorno empresarial.

Se trata de dos medidas que tienen la finalidad de incidir directamente en la mejora de la competitividad del tejido económico español.

En primer lugar se agiliza la constitución de sociedades. La reforma permitirá que todos los trámites necesarios para la constitución de sociedades de responsabilidad limitada puedan llevarse a cabo, con carácter general, en un plazo máximo de uno o cinco días, exceptuando sólo aquellos casos en que la elevada cuantía del capital o la complejidad de la estructura societaria exijan un examen más detallado.

La reducción de obligaciones de publicidad de actos societarios en periódicos estaba también incluida en el Proyecto de Ley de Economía Sostenible. Sin embargo, su capacidad de generar efectos inmediatos que descarguen costes a las empresas aconseja ponerla en marcha de inmediato.

Fundamentalmente se elimina la obligación de que tenga que hacerse por medio de periódicos la publicidad de actos societarios tales como constitución, modificación de estatutos, reducción de capital, convocatoria de juntas de accionistas o disolución.

Esta medida descarga de costes a las empresas, en algunos casos, en actos frecuentes de su vida societaria, por lo que tendría un impacto positivo en el conjunto de las sociedades.

Se inserta en el objetivo de reducción de cargas administrativas y de costes de publicidad y de tramitación que suponen trabas muchas veces injustificadas para nuestras empresas.

V

El modelo actual de gestión aeroportuaria puede mejorar sus niveles de eficiencia abordando medidas que permitan acometer un importante proceso de modernización dirigido a la separación de las funciones de gestión aeroportuaria y las de navegación aérea que en España, hasta ahora, venían siendo desarrolladas por la misma Entidad Pública Empresarial, AENA, con el objetivo de mejorar la eficiencia y eficacia de nuestro sistema aeroportuario.

Tal proceso se inició con una importante reforma estructural en el ámbito de la navegación aérea, a través de la Ley 9/2010, de 14 de abril, por la que se regula la prestación de servicios de tránsito aéreo, se establecen las obligaciones de los proveedores civiles de dichos servicios y se fijan determinadas condiciones laborales para los controladores de tránsito aéreo, en la que ya se identifica una clara separación entre los gestores aeroportuarios y los proveedores de servicios de navegación aérea.

El siguiente paso en este proceso de modernización pasa por abordar la reforma del ámbito de la gestión aeroportuaria, que es el que constituye el objeto de la presente norma, y que persigue como objetivo incrementar nuestros niveles de eficacia y eficiencia en la gestión, rentabilizar las inversiones realizadas y conseguir el máximo aprovechamiento de las infraestructuras de que disponemos.

En el entorno europeo los procesos de transformación operados en los distintos gestores aeroportuarios, se han decantado por configurar a los mismos con un enfoque más empresarial, acudiendo a fórmulas societarias, y situándolos plenamente en el ámbito del derecho mercantil.

La reforma que se aborda se inscribe en este marco y para ello prevé la creación de una Sociedad Estatal que asuma la gestión de los aeropuertos que hasta ahora viene gestionando la Entidad Pública Empresarial AENA, dotándola así de una estructura mercantil que posibilitará, no solo una mayor agilidad de gestión, sino además un marco jurídico más adecuado para mejorar la gestión de todas las actividades no estrictamente aeronáuticas que cada vez desarrollan más los gestores aeroportuarios, y que resultan necesarias para la financiación de las infraestructuras aeroportuarias sin que se grave más a las compañías aéreas y a los demás usuarios de las mismas.

Por otra parte la nueva estructura empresarial que se establece permite la consecución del objetivo de dar entrada al capital privado, si bien manteniendo en todo caso el carácter estatal de la sociedad, lo que supone el control de la mayoría de su capital.

Además se articulan dos vías para la posible gestión individualizada de los aeropuertos, que podrá articularse, bien a través de la creación de sociedades filiales de «Aena Aeropuertos, S.A.», bien a través del otorgamiento de concesiones a favor del sector privado.

Además, los ingresos de los gestores aeroportuarios deberán sujetarse a la regulación derivada a la transposición al derecho interno de la Directiva 2009/12/CE, de 11 de marzo, razón por la que quedan fuera del ámbito de regulación de este Real Decreto-ley.

Por último, hay que señalar que, tras la publicación del Real Decreto 1001/2010, de 5 de agosto, quedó sin efecto lo establecido en el apartado 1.b) de la disposición transitoria primera de la Ley 9/2010, de 14 de abril, procediéndose a clarificar mediante la disposición adicional segunda de este Real Decreto-ley el concepto de actividad aeronáutica, garantizando así de forma inmediata la necesaria capacidad de gestión del sistema aeroportuario español.

Con la misma finalidad de garantía del tráfico se incluyen dos modificaciones adicionales sobre atención en caso de enfermedad y garantía del servicio bajo la dirección, si fuera necesario, del Ministerio de Defensa.

VI

El impacto que ha supuesto en el sector de los juegos de azar la irrupción del juego «online» ha provocado que numerosos países europeos estén modificando su legislación en esta materia para regular este nuevo fenómeno, cumpliendo a su vez con los principios del Tratado de la Unión Europea.

Uno de los elementos básicos de la nueva normativa debe ser ajustar el marco de regulación del juego en España a la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre transparencia del mercado, que exige la separación de operador y regulador. A este respecto España es uno de los pocos países de la Unión Europea que mantiene unidos en una misma Entidad a operador y regulador, mientras que los principales países europeos (Francia, Reino Unido o Italia) ya han dictado nuevas leyes con reguladores independientes.

La necesidad de que el sector del juego en España se adecue al nuevo marco jurídico europeo hace que deban adoptarse urgentemente medidas necesarias encaminadas a que Loterías y Apuestas del Estado, como operador de juegos, modernice su estructura organizativa, adoptando formas jurídico-privadas para competir adecuadamente en el mercado del juego. Ello implica transformar la entidad pública Empresarial Loterías y Apuestas del Estado que actualmente es, simultáneamente, regulador del mercado y operador de los juegos de titularidad estatal, para crear un operador independiente y eficiente que dé transparencia al mercado.

La adopción de esta forma jurídica privada garantizará la máxima eficiencia en la comercialización de los juegos de titularidad estatal y la posibilidad de que la actuación del operador que gestiona los juegos de titularidad estatal, se haga en condiciones de igualdad con los competidores públicos o privados que puedan acceder a este nuevo mercado de acuerdo con las previsiones de la nueva Ley Reguladora del juego. A ello contribuirá que en la nueva sociedad que se crea puedan participar inversores, a través de la adquisición de una participación de hasta un 49 % de su capital social, lo que contribuirá a fomentar una gestión más eficiente y competitiva.

Por su parte la creación de un regulador independiente, inicialmente órgano transitoriamente adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda hasta la creación de la futura Comisión Nacional del Juego, fomentará la transparencia y seguridad de este sector, y asimismo permitirá una oferta dimensionada de operadores de juego que cumplan con los requisitos y exigencias legales que se determinen en la nueva Ley del Juego, lo que dará sin duda lugar a crear un mercado controlado que trate de dejar el menor espacio posible a los operadores ilegales.

VII

En los últimos tres años la economía española ha perdido casi dos millones de puestos de trabajo. Este nivel de desempleo constituye un coste personal y social para muchos trabajadores y trabajadoras y para sus familias y, además, supone un lastre inasumible para el crecimiento de nuestra economía y del empleo; por ello, el Gobierno quiere afrontar el problema del paro situando las necesidades y los servicios a las personas –especialmente a las desempleadas- y a las empresas como centro de gravedad de la actividad de los Servicios Públicos de Empleo, que deben estar muy próximos a las personas desempleadas, conocer mejor sus necesidades para mejorar su empleabilidad y prestarles apoyo.

Para ello, el Gobierno se ha comprometido, en el marco del diálogo social con los interlocutores sociales y la concertación territorial con las Comunidades Autónomas, a abordar de manera inmediata una reforma de las políticas activas de empleo, redefiniendo su contenido y desarrollo para que sean más útiles para las personas desempleadas, conjugar la competencia normativa del Estado con la competencia de ejecución de las Comunidades Autónomas y fortalecer los Servicios Públicos de Empleo.

Para garantizar la efectividad de esta línea prioritaria de la actuación del Gobierno, resulta imprescindible anticipar la adopción de medidas que permitan desarrollar un modelo de atención individualizada a las personas en situación de desempleo basado en un itinerario personalizado de inserción, que permita dar cumplimiento real y efectivo a lo dispuesto a este respecto en la Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de Empleo. Para realizar eficazmente esta función, este Real Decreto-ley tiene por objeto la incorporación, hasta el 31 de diciembre de 2012, de 1500 nuevas personas promotoras de empleo a los Servicios Públicos de Empleo, así como la prórroga hasta el ejercicio 2012 del Plan extraordinario de medidas de orientación, formación profesional e inserción laboral, aprobado en 2008, dotándole de estabilidad, de conformidad con la habilitación concedida al Gobierno por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, y que supuso un refuerzo del personal de los Servicios Públicos de Empleo, incrementando en 1.500 el personal técnico para la promoción de empleo disponible en las oficinas de empleo en todas las Comunidades Autónomas, incluidas el País Vasco, Ceuta y Melilla.

La valoración positiva de los efectos de este Plan extraordinario de medidas de orientación, formación profesional e inserción laboral aconseja su prórroga y la mejor definición de las actividades que desarrollarán estas personas promotoras de empleo, de atención directa y personalizada a trabajadores y desempleados y a las empresas, así como la financiación necesaria para estas medidas.

Dada la situación expuesta del mercado laboral, y lo dilatado de los procesos de selección de personal, con el fin de que el 1 de febrero de 2011 se encuentren desarrollando su labor en los Servicios Públicos de Empleo un total de 3.000 personas promotoras de empleo, las 1500 incorporadas en 2008 y las 1500 de nueva incorporación derivadas de lo previsto en el presente Real Decreto-ley, en las medidas que se adoptan, concurren, por la naturaleza y finalidad de las mismas, la circunstancia de extraordinaria y urgente necesidad que exige el artículo 86 de la Constitución como presupuesto del Real Decreto-ley.

VIII

La imposición sobre las labores del tabaco constituye un instrumento al servicio de la política sanitaria y como medio eficaz para elevar el precio del tabaco y, por tanto, lograr una reducción de su consumo, en particular por los jóvenes. Además, representa una fuente de ingresos tributarios que la hace merecedora de una especial atención en un contexto como el actual, en el que resulta prioritaria la consolidación de las cuentas públicas.

Por estas razones se introduce un incremento de los tipos impositivos del Impuesto sobre las Labores del Tabaco que se concreta, en el caso de los cigarrillos, en una subida del tipo impositivo específico, que queda fijado en 12,7 euros por 1.000 cigarrillos, y en un aumento del impuesto mínimo, que queda fijado en 116,9 euros por 1.000 cigarrillos.

Por lo que respecta a la picadura para liar, el diferencial de precio del que disfruta en relación con los cigarrillos ha ido haciéndola cada vez más atractiva para el consumidor, lo que ha provocado que, en los últimos años, haya tenido un gran crecimiento. El Real Decreto-ley 8/2009, de 12 de junio, introdujo un impuesto específico y un impuesto mínimo para esta labor del tabaco, si bien esta medida se ha revelado insuficiente para alterar esta tendencia, y el consumo de picadura de liar ha seguido incrementándose, en un 25,69 por 100 en volumen de mercado en los seis primeros meses de 2010 respecto de idéntico período de 2009. Esto justifica un nuevo incremento en el impuesto específico hasta 8 euros por kilo y del impuesto mínimo hasta 75 euros por kilo, acercándolo así a las dos terceras partes de los aplicables a los cigarrillos, de acuerdo con las recomendaciones aceptadas en la Unión Europea para la fiscalidad aplicable a esta labor del tabaco.

Por último, y para evitar un incremento del diferencial de tributación entre los cigarrillos y la picadura de liar y el resto de las labores del tabaco, también se elevan los tipos impositivos aplicables a estas últimas en una proporción similar a aquella en la que se incrementa la fiscalidad global para los cigarrillos.

IX

Los funcionarios públicos españoles, dependiendo de la particular Administración Pública a la que se vinculan con ocasión de su ingreso al servicio del Estado, quedan encuadrados, a efectos de protección social, bien en el Régimen Especial de Seguridad Social de los Funcionarios Públicos (con su doble mecanismo de cobertura, el Régimen de Clases Pasivas y el Régimen del Mutualismo Administrativo), bien en el Régimen General de la Seguridad Social.

La propuesta de integración de los funcionarios de nuevo ingreso en el Régimen General de la Seguridad Social lo es a los exclusivos efectos de Clases Pasivas, manteniéndose con el mismo alcance la acción protectora gestionada, en la actualidad, por las respectivas mutualidades de funcionarios.

Con esta medida se simplifican y armonizan los actuales sistemas de pensiones públicas, y lo que en el contexto actual es más relevante, se incrementa el número de cotizantes a la Seguridad Social, y, en consecuencia, los ingresos de la Tesorería General de la Seguridad Social, lo que propiciará una mayor estabilidad del sistema público de protección social, mediante el establecimiento de un único sistema contributivo y de reparto de las pensiones.

X

Todas estas reformas tienen en común su finalidad de incidir directamente en el refuerzo de la confianza de los operadores económicos en la capacidad de la economía española de cumplir con los objetivos de crecimiento, recuperación de la actividad y sostenibilidad financiera, previstos para este año y el próximo ejercicio de 2011. En la situación extraordinariamente volátil de los mercados de deuda pública, y especialmente en el marco de los compromisos asumidos por los países integrantes de la zona euro, la recuperación de los niveles de confianza y estabilidad de los inversores constituye un objetivo fundamental para la recuperación de la economía española. Por esa razón resulta de extraordinaria y urgente necesidad actuar sobre los elementos que fundamentan esa confianza, y hacerlo de modo que sus efectos sean lo más inmediatos posibles, incidiendo especialmente en el impulso al crecimiento y la generación de nuevas actividades empresariales, así como en el apoyo a su mayor competitividad.

Con esa finalidad, el Gobierno hace uso de la habilitación contenida en el artículo 86 de la Constitución, asumiendo mediante el presente Real Decreto-ley una serie de medidas cuya adopción mediante el procedimiento parlamentario retrasaría el restablecimiento de ese clima de confianza e, incluso, podría agravar la situación de incertidumbre durante el período de discusión de las mismas. El hecho de que algunas de esas medidas surtan efectos a medio plazo, o que entren en vigor de modo diferido al próximo ejercicio fiscal, como necesariamente debe ocurrir con las modificaciones del Impuesto sobre Sociedades, no altera su evidente eficacia inmediata en las perspectivas y actuaciones de los operadores económicos y, en consecuencia, en la situación de la economía española desde el mismo momento de la aprobación del Real Decreto-ley

Leer más...

El lobo y las ovejas

Autor: Rosa Diéz de UPyD

Nadie en su sano juicio encargaría a un lobo que cuidara el rebaño, por mucho que el tal cánido hubiera mostrado una especial predisposición hacia el arrepentimiento. El pastor sabe que el lobo lleva en su ADN matar ovejas y se cuidará muy mucho de darle la oportunidad de hacerlo impunemente.

Estas leyes sencillas de la naturaleza parecen no tener ningún efecto en quienes reiteradamente ese empeñan en encargar a nuestro lobo que cuide las ovejas que son de todos. Ayer mismo El Pais “descubría” que los problemas de déficit, deuda y desconfianza que tiene España no se arreglan con medidas improvisadas como las que anunció –a destiempo y en tramite inadecuado– el Presidente del Gobierno el pasado miércoles en la sesión de control del Congreso de los Diputados. El diario de cabecera del Gobierno Socialista (Público le arropa para dormir—explicaba al Ejecutivo que el riesgo España está concentrado en el despilfarro y falta de control público sobre gastos y deudas de las CCAA. Y cual pastor irresponsable recomendaba al PSOE y al PP que se aprestaran a arreglarlo.

Quienes se informen únicamente a través de El País de lo que ocurre en el Congreso de los Diputados o de las propuestas políticas de UPyD no habrán tenido conocimiento ninguno de que en varias ocasiones hemos exigido al Gobierno que intervenga contra el despilfarro, los solapamientos, la deuda y el descontrol de las CCAA. Hemos presentado un informe y editado un libro que demuestra que, solamente con que las diecisiete CCAA utilizaran para la gestión de sus competencias los criterios Maastricht (los de las tres más eficaces y más eficientes) nos ahorraríamos al año 26.000 millones de euros, casi el doble de la cifra de déficit que nos obligan a reducir en dos años. Hemos presentado y sometido a debate y votación varias iniciativas con ese propósito y presentado enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para conseguir tal objetivo. Siempre hemos cosechado el rechazo del Gobierno… y de la oposición.

Si, que nadie se engañe: ni el PP, ni el PSOE (y, por supuesto, ningún otro grupo de la Cámara) están dispuestos a hincarle el diente al verdadero problema que tiene la estructura política de España, consecuencia de una descentralización política sin planificación ni evaluación de costes (políticos y económicos) que ha configurado un Estado escuálido, ( el Gobierno Central sólo gestiona el 30% del Presupuesto), sin capacidad para intervenir de forma eficaz para garantizar el desarrollo y la cohesión del país y la igualdad de todos los españoles.

Resulta escandaloso que los medios de comunicación gubernamentales apelen a estas alturas al PP y al PSOE para que resuelvan un problema que ellos mismos han creado con el arrobado apoyo de quienes ahora les llaman la atención. ¿No ha sido ese mismo diario gubernamental el que aplaudía los Estatutos de segunda generación que llegaron como setas tras lluvia de primavera tras el despropósito del de Cataluña? ¿No ha sido ese mismo diario quien aplaudía la “visión” de este Presidente, a quien calificaba como el artífice de la Segunda Transición? ¿No ha sido ese diario quien calificaba la etapa Zapatero como la del inicio de una nueva era de progreso, modernidad y desarrollo de la “España plural”?

El socialismo español, comandado por un adolescente sin criterio ni conocimiento, sin ningún tipo de plan para el futuro que no sea acabar con la derecha, sin otro horizonte que su propio “adanismo”, ha llevado a España a una situación catastrófica. El PSOE (lo que fue ese partido) se ha ido desmoronando por el camino, más preocupado por derrotar a la derecha que por construir país. Quienes desde dentro de las filas del Partido Socialista han dejado a Zapatero hacer y deshacer (más bien lo segundo) se atreven ahora a decir (lo acaba de señalar Alfonso Guerra) que el PSOE tiene problemas para mantener sus elementos de partido nacional… O sea que bien se podría decir que el legado de Zapatero se resume en “Dos por uno”: se ha cargado a su partido y se ha cargado nuestro país. Y todo en apenas dos legislaturas. Un genio el hombre.

Pero los que mandan, los responsables de todo el desaguisado (la prensa forma parte del problema, no de la solución) ya han decidido que el cambio son ellos mismos. Apañados estamos

Leer más...