¿Fascismo o socialismo?



El socialismo utópico que nos está tocando vivir en la actualidad y en pleno siglo XX y XXI a los guardias civiles, mancilla y vulnera de una manera sistemática y cruel, cualquier identificación de la voluntad de concebir comunidades ideales, organizadas según principios democráticos y cuyas relaciones se fundan en la equidad, ya que la vulneración sistemática de estos principios fundamentales en los miembros de este Cuerpo, no hacen más que confundir un ideal maravilloso, en el más duro y cruel sistema fascista llevado a cabo por un Gobierno supuestamente democrático.

La utopía de un ideal social que representa supuestamente el socialismo, deja paso a una realidad fascistoide, promulgada por unos representantes gubernamentales de dudosa moralidad, cuyas acciones a lo largo de los años, han envilecido un modelo maravilloso y esperanzador de igualdad para todos los ciudadanos, oculto tras una serie prolongadas de mentiras y engaños, quebrando todas las espectativas de cambios. Lo que ha provocado un conflicto difícil de superar en un aspecto tan fundamental para cualquier país como es la seguridad pública.

Si en los tiempos actuales, grandes ideólogos como Pablo Iglesias levantaran la cabeza, sin duda sentirían verguenza al ver en lo que se ha convertido su lucha social.

Aunque lo que más verguenza produce es ver como un ideal social digno de elogio, es transformado en un fascismo cruel y mafioso, dirigido por unos nuevos burgueses que se llaman "socialistas" y que basan su discurso político en lanzar una moneda al aire y transformar la realidad angustiosa por la que atraviesa esta sociedad, dependiendo de en que cara caiga la moneda. Estos nuevos líderes, amparados en una ideología social y con un discurso caduco, camuflan sus intereses políticos y personales en la sombra de la traición política e ideológica, dañando sobremanera la lucha de la clase social obrera por la que atravesó este País.

De hecho, una de las columnas sobre las que se sustenta este País, como es el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y en particular la Guardia Civil, está siendo nuevamente objeto de la injusticia, el engaño y la vulneración constante de derechos fundamentales, como ya sufrió en los años 90, bajo el mandato de un Gobierno socialista, con los mismos ideales y casi los mismos protagonistas. Entre ellos nuestro Ministro del Interior y Vice-Presidente del Gobierno. En aquella época la Guardia Civil fue engañada vílmente bajo cantos de sirena de una supuesta modernización y equidad en derechos como cualquier trabajador, siendo inmediatamente lacerada bajo el yugo del Gobierno de Felipe Gonzalez y de su ex-delincuente colaborador Luis Roldán, estableciendo mecanismos supuestamente ilegales como la operación columna, la cual consistía supuestamente (por aquello de las demandas y querellas), en crear falsas pruebas y señalar objetivos, para eliminar uno a uno a los líderes de un movimiento democrático que empezaba a crearse en la guardia civil.

De nuevo y bajo el mandato de otro Gobieno socialista, estamos viviendo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la opresión, la injusticial social y los recortes de derechos más vejatorios que se han vivido bajo cualquier Gobierno democrático, viendo y viviendo en nuestras carnes, como uno a uno van eliminando de nuevo a los líderes democráticos de la guardia civil y a sus representantes populares.

Siento decir que los nuevos expedientes a compañeros de la guardia civil, me producen la repugnancia más absoluta y desde aquí les mando un fuerte abrazo y mi apoyo incondicional a su lucha.

Leer más...

Los españoles y la enfermedad del miedo

José Antonio Zarzalejos -

Los españoles tenemos miedo al presente y al futuro inmediato. Estos son los datos que avalan el diagnóstico: el 44,3% de los encuestados por la Fundación Pfizer, que desde 1999 se dedica a la investigación de temas relacionados con los sistemas de protección social, alberga el temor a perder su trabajo en el próximo año mientras que el 86% de los desempleados consultados ve difícil encontrar una ocupación laboral en un plazo razonable. Lo que es coherente con el hecho de que el 86% de los empresarios y autónomos interrogados al efecto aseguren que la situación irá a peor en 2011. Estos datos proceden de un estudio demoscópico para medir el impacto de la crisis en los sistemas de protección social y en la salud y calidad de vida de los españoles. La muestra es amplia -1.200 entrevistas- y el sondeo fue elaborado durante el mes de octubre.

Los expertos que han presentado este trabajo en el VII Foro de Debate Social -el ex ministro Julián García Vargas y José María Zufiaur, entre otros- aseguraron que la población española “está asustada” y ese temor va a condicionar su conducta, lo está haciendo ya, ante la crisis económica. Enrique Baca, doctor especialista en psiquiatría y neurología, argumentó que el “miedo al futuro” que padecen los españoles puede convertirse en una auténtica “paralización”. La sensación de temor no tiene que estar ligada a “hechos objetivos” -buena parte de los consultados conserva una situación personal similar a la de hace dos años- sino a una enorme desconfianza. El doctor Baca sugirió además que “del pavor se puede pasar a la desesperanza y de ahí a la rabia social, que hará que el problema sea infinitamente peor”.

Preocupación por los servicios básicos

Constatada la enfermedad psíquica colectiva de los españoles -el miedo-, determinadas cifras complementarias certifican el diagnóstico: el 28% de los encuestados confiesa que su calidad de vida se ha deteriorado, debido a que sus ingresos son menores o su salud peor; el 44% sufre más estrés y tensión que hace 24 meses y más de la mitad asegura haber tenido que renunciar a ocio, vacaciones o costumbres gratificantes. Tan graves como estos síntomas son las percepciones de que los servicios públicos ofrecerán peores prestaciones: al 70% le preocupa que se deteriore la atención sanitaria; al 69% la calidad de la enseñanza en el sistema público y más del 70% se muestra inquieto respecto a la suficiencia de recursos públicos para el pago de pensiones a los jubilados y pensionistas. Se observa también que la crisis ha hecho disminuir el cuidado personal de los ciudadanos y rebajar las exigencias en su alimentación. El rechazo a aumentar la edad de jubilación es mayoritaria (78,9%) lo mismo que al posible copago sanitario o la contribución adicional a los centros públicos de enseñanza.

La patología del miedo colectivo -“perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”- desemboca en una parálisis o en una explosión de rabia. En nuestro caso, prima la primera sobre la segunda, por el momento. No tenemos sociedad civil musculada que exija y proteste a diferencia de lo que ocurre en otros países como Francia o Gran Bretaña; por no hablar de la “paliza” popular al presidente Obama a mitad de su mandato por introducir al país en graves incertidumbre con un 9,6% de desempleo. En España, la desconfianza hacia los partidos políticos es, como demostraba el estudio ‘La calidad de la democracia en España’ al que me referí en la crónica del pasado 16 de octubre, es muy acusada y la autopercepción de los españoles era descrita por los politólogos y sociólogos que han elaborado ese estudio de manera pesimista: “La sociedad se ve incapaz a sí misma de influir en las decisiones políticas (…), una sociedad civil pasiva y desmotivada por la política y un sistema de representación caracterizado por su lejanía de los ciudadanos y por su falta de sensibilidad y respuesta a los problemas de aquellos”. Más claro, agua. Y aquí viene, creo, una conclusión añadida a las muchas que se deducen de la situación nacional: la sociedad española está enferma de angustia, estrés, es decir, de miedo, sin que pueda apoyarse en una esperanza cercana o avizorar un mejor futuro en una referencia de gobernanza sólida.

Inseguridad jurídica e imprevisibilidad

El patriotismo consiste habitualmente no en decisiones épicas o heroicas, sino en otras eficaces como es la renovación política a través de una convocatoria adelantada a las urnas

El miedo de los españoles, sin embargo, no es fantasmal o meramente imaginario. Se produce en una relación de causa-efecto. La marca España -volvemos a la brutal expresión atribuida a Antonio Cánovas del Castillo que reza “son españoles los que no pueden ser otra cosa”- no sólo no es un activo sino que representa un lastre para nuestras empresas. La españolidad de las grandes compañías encarece su financiación, obligándolas a perder competitividad con las de otros países. El diferencial de la deuda española con la alemana es de 212 puntos básicos cuando redacto estas líneas; la inflación se nos ha ido al 2,3% -lo que significa una pérdida de capacidad adquisitiva para pensionistas y empleados públicos además de otros colectivos, muy considerable-; la Bolsa ha caído esta semana casi a plomo y el Fondo Monetario Internacional ha advertido que los Presupuestos están fuera de parámetros realistas, especialmente en cuanto a la cifra del déficit y al incremento del PIB. Por si fuera poco, la reforma laboral recién aprobada está mostrando su ineficacia y siendo ampliamente cuestionada y el nuevo ministro de Trabajo, no ofrece síntomas de premura alguna en la reforma del sistema público de pensiones cuando la Seguridad Social está perdiendo afiliados y reduciendo a pasos agigantados su superávit histórico.

Ante esta situación, las grandes empresas españolas ya han dejado de serlo tanto por una estrategia de internacionalización -lógica- como por una deslocalización que huye de un país sin una gestión pública conducida por un Gobierno fiable, sin una seguridad jurídica que permita políticas de inversión a medio y largo plazo y con un nivel de imprevisibilidad en las decisiones político-económicas propia de Estados en proceso de desarrollo. Así, el Banco Santander logró el 83% de sus beneficios en mercados extranjeros; el BBVA ha manifestado que en un quinquenio, España sólo representará el 10% de su negocio total (ahora España y Portugal representan para este Banco el 46% de su beneficio); en el caso de Telefónica, el mercado español representa sólo el 32% de su negocio total; Iberdrola tiene en mercados extranjeros la mitad de actividad y para Endesa los países de Latinoamérica representan el 45% de su resultado de explotación. Si ya nos centramos en las constructoras, la deslocalización de inversiones alcanza niveles incluso superiores.

España, sea como marca, sea como país, se ha vinculado ya a valores negativos que han destrozado la autoestima colectiva nacional, e introducido a la ciudadanía en una depresión colectiva como resultado de la interiorización de un miedo consecuencia de la desconfianza. Por el momento, la rabia social parece contenida, pero como auguraba el doctor Baca la explosión anímica se suele producir tras el temor y la desesperanza. La irresponsabilidad gubernamental en estas circunstancias es enorme; la acción de la oposición, insuficiente; la falta de iniciativa de la sociedad civil, corolario del cloroformo partitocrático y el temario de problemas que tenemos sobre la mesa para su solución -desde el terrorismo etarra hasta nuestro modelo de política exterior- es de una entidad que supera las capacidades políticas y técnicas del actual Ejecutivo que al prolongar esta malhadada legislatura comete una grave irresponsabilidad y agudiza la enfermedad depresiva de los españoles, que es el miedo ante el desplome de la marca nacional, la falta de expectativas y la incertidumbre.

El patriotismo consiste habitualmente no en decisiones épicas o heroicas, sino en otras discretas y eficaces como es la renovación política a través de una convocatoria adelantada a las urnas sometiéndose el gobernante fracasado al dictamen del electorado. Dilatar esta situación patológica puede conducir, al modo francés, a un indeseable aunque quizás también inevitable estallido de rabia. Zapatero, con un lenguaje reiterativo ad nauseam, no se da por enterado.
Leer más...

2. FELIPE GONZÁLEZ Y NARCÍS SERRA, LOS GAL.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 11-11-10. Si Garzón citó a Franco (dejaría la papeleta en el Valle de los Caídos) algún juez o fiscal, o simple comisario, debería citar a Felipe González por la evidente confesión sobre su participación en varios asesinatos y el secuestro de Segundo Marey.

En cuanto a lo del secuestro la citación de oficio podría ampliarse a la exaltación del terrorismo, en este caso de Estado, ya que en sus declaraciones se lee bien claro que está por aclarar si Marey tenía contactos con la ETA. O sea, que quien tuviera contactos con quien él considerara enemigos de su Estado o “delincuentes” podrían ser secuestrados y torturados hasta la muerte, como sucedió.

Ateniéndome a la relatividad de las prescripciones podrían ser juzgados González, su segundo y encubridor Narcís Serra y varios más, cerrándose la primera Macro Corrupción de nuestra llamada Democracia. Después deberá juzgarse la segunda Macro Corrupción, la Macro Estafa Inmobiliario-Financiera, donde si no hay crímenes de Estado ¿¿?? se concentran todas las figuras de nuestro Código Penal, con la inclusión en ese hipotético juicio también de Narcís Serra por presidente ejecutivo de CatalunyaCaixa, antes Caixa Catalunya.

Todos los grandes corruptos se han atrincherado en grandes causas; los hay desde meapilas de misa diaria hasta charlatanes con utópicos socialismos, o patriotismos catalanistas y españolistas, y no es que se atrincheraran es que a través de sus excelsos idealismos, acompañados con el Poder, han acumulado grandes fortunas. Y tras su demagogia siempre hay un enemigo, en este caso el real de la ETA, del que también sacarán dinero “fondos reservados”.

Pero el primer enemigo del Estado Español es la Gran Corrupción. No tenemos estadísticas de muertos ni asociaciones de víctimas, pero ha conducido al País al abismo de una quiebra por el momento atenuada y salvada por Europa.

Con mucho menos que las actuales declaraciones de González se ha condenado en juicios de todo tipo, y supongo que jurídicamente una prueba tan crucial podría iniciar la revisión de una sentencia por asesinato o secuestro y torturas.

Se lee en la prensa, y en concreto Libertad Digital:

“Laura Martín es la viuda de Juan Carlos García Goena, última víctima de los GAL, y tras leer las declaraciones de Felipe González ha exigido que el ex presidente acuda a la Justicia a contar todo lo que sabe tras sus palabras en El País. De hecho, le señala directamente y llega a afirmar que "fue el responsable directo del asesinato de mi marido".”García Goena fue asesinado en Hendaya el 24 de junio de 1987 tras haberse trasladado allí en 1980 para no hacer el servicio militar puesto que se declaraba antibelicista y objetor.”

Más prensa: “El vicesecretario de Comunicación de PP, Esteba González Pons, ha defendido la apertura de una investigación por las manifestaciones del ex presidente del Gobierno Felipe González en las que admite sus dudas con respecto a ETA. "En cualquier otro país democrático, unas palabras como ésas conllevarían una profunda investigación".

Y los juzgados y condenados por el caso GAL… ¿lo eran todos o añadieron alguno para salvar a González? Al igual que en el juicio pendiente de sentencia, el caso Hacienda de Barcelona, donde a aquel Gobierno en pleno lo han sustituido por conocidos o amigos de simples inspectores de Hacienda. Un caso éste que enlaza en el tiempo con la total corrupción financiera del Gobierno de Felipe González… con RUMASA, KIO, Roldán, terrenos de la Villa Olímpica… etc.etc.

González, sibilino, tras calibrar la gravedad de sus palabras, nombra las Olimpíadas de Barcelona en que aquella cúpula de ETA, que él se negó a volar, podría haber atentado.

“El ex presidente del gobierno español afirmó que tuvo la posibilidad de eliminar a la cúpula del grupo en la década de 1990 y no lo hizo. "Todavía no sé si hice lo correcto”, afirmó.

El ex presidente dijo que fue informado de que los máximos dirigentes de ETA se reunirían Francia para preparar un atentado en los Juegos Olímpicos de Barcelona…”

Añade El Confidencial: “Tan amortizado que se permite pensar en voz alta, sin complejos, sobre los dos baldones que le llevaron a la bancarrota política y electoral en 1996: la corrupción y la guerra sucia. Con tres años de retraso. No hubieran sido igual las cosas si las urnas de 1993 hubieran dado la razón a las encuestas, que auguraban un triunfo del PP. Aquellos tres annus horribilis fueron los de la metástasis. De Roldán a Vera, de Mariano Rubio a los GAL.”

Y con solo leer las infinitas etiquetas de GOOGLE sobre Felipe González y la guerra sucia tenemos una visión casi total de uno de los temas cruciales de estos días:

1. Vera aviva la polémica de la guerra sucia contra ETA al señalar a ...

10 Nov 2010 ... Primero fue Felipe González y ahora Rafael Vera. La guerra sucia a ETA y los GAL se empeñan en resurgir dos décadas después por boca de los ...

1. Duran recuerda al PP que el "enemigo" no es Felipe González sino ETA

8 Nov 2010 ... "No nos confundamos, el enemigo a batir no es Felipe González. No voy a perder ni un segundo para ... Laguerra sucia no acabo con los Gal. ...
www.lavanguardia.es/.../duran-recuerda-al-pp-que-el-enemigo-no-es-felipe- gonzalez-sino-eta.html

1. FELIPE GONZALEZ:"Tuve que decidir si volaba la cúpula de ETA. Dije ...

9 Nov 2010 ... ENTREVISTA: FELIPE GONZÁLEZ "Tuve que decidir si se volaba a la cúpula de ... La guerra suciacontra ETA y las alcantarillas del Estado han ...
www.cotilleando.com/.../felipe-gonzalez-tuve-que-decidir-si-volaba-la-ca- pula-de-eta-dije-no-no-sa-si-hice-lo-correcto-48803/

¿Y también decidió como se repartían los despojos de RUMASA o se distribuían decenas de miles de millones de KIO…?

Sin duda el tema continuará…

Leer más...

VIVÍA CON SU MUJER Y SU HIJA MENOR DE EDAD

Un obrero en paro se ahorca en plena calle tras ser desahuciado.

Un obrero en paro se ahorca en plena calle tras ser desahuciado

El parque de las setas (Google Maps) @El Confidencial.-

Un vecino de Hospitalet de Llobregat se suicidó este jueves en plena calle tras haber sido desahuciado con su familia hace una semana de una vivienda de protección oficial en la que vivían de forma ilegal. Según una información de La Vanguardia, M.P., casado y con una hija menor de edad, vivía desde hace nueve meses ocupando "de patada" un piso vacío de protección oficial. La familia se convirtió en okupa después de haber agotado el paro y no poder pagar el piso de alquiler en el que residían. Tras la orden de desahucio, M. P. decidió quitarse la vida ahorcándose en el parque de las Setas, situado en la calle Can Trias de l'Hospitalet de Llobregat.

Según apunta el rotativo catalán, la víctima se dedicaba al sector de la construcción hasta que la crisis le condujo al paro. Una vez agotada la prestación por desempleo, pasó a cobrar una pensión de unos 300 euros. Tras conocer la orden de desahucio, M.P. se personó esta semana en el Ayuntamiento de la localidad para pedir que realojaran a su familia en un albergue, pero los servicios sociales del consistorio denegaron su petición. Antes de tomar la fatídica decisón, el fallecido intentó en dos ocasiones -la última el mismo día del suicidio- reclamar una demora de un mes en la ejecución del desahucio. Al no obtener una respuesta satisfactoria, a las cinco de esta tarde salió con una cuerda de la vivienda que ocupaba" y se ahorcó, a pocos metros del piso que en unas horas iba a tener que abandonar por la fuerza.

El presidente de la asociación de vecinos del barrio aseguró que, poco antes de suicidarse, la víctima le había llamado por teléfono para transmitirle su desesperación: "Me ha llamado muy nervioso, diciéndome que se había tomado unas pastillas, yo he intentado calmarle y le he dicho que me esperara en la plaza para hablar sobre su situación e intentar encontrar una solución al problema, pero he llegado demasiado tarde", contó.
Leer más...

EL SECTOR HABLA DE "CACICADA" DE LA CNC

Prisa salva su ruina financiera tres semanas después de llegar Rubalcaba

Prisa salva su ruina financiera tres semanas después de llegar Rubalcaba

Foto de archivo del ex presidente Felipe González junto a Juan Luis Cebrián (EFE). @D.Toledo.-

“Es la cacicada más importante de los últimos años”, asegura un ejecutivo con larga experiencia en los medios de comunicación. La decisión de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) de dar vía libre sin apenas condiciones a la entrada de Telefónica y Telecinco en Digital+ ha provocado la indignación en lo que queda de sector, que ve como se crea sin oposición un gigante que concentrará el 80% de la televisión de pago. Eso sí, la venta permite ingresar a Prisa cerca de 1.000 millones de euros y cumplir una de las condiciones impuestas por sus bancos acreedores para refinanciar su deuda hasta 2013.

Ha sido una operación pilotada por Rubalcaba –explican a El Confidencial fuentes conocedoras de los movimientos entre bambalinas de los últimos días-. Antes, con Felipe González, Alfredo lo hacía para asentar el dominio de Prisa, ahora ha intervenido para evitar la desaparición de la compañía”. Como ya adelantó este periódico, el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, y Paolo Vasile, capo de Telecinco, estaban moviendo sus influencias en el Gobierno y en la propia CNC para que las condiciones al pago, que eran la clave, fueran asequibles y aceptables. También fueron apremiados Elena Salgado y José Blanco. Al final, prueba superada. Claro que con daños colaterales: la Mediaset de Silvio Berlusconi gana peso en el mercado televisivo español.

Más allá de las conversaciones a media luz, los hechos son tozudos. A finales de octubre este diario publicaba las duras restricciones que el supervisor proponía a los implicados en un Borrador de Condiciones; entre ellas, compartir con otros operadores de pago al menos el 50% de los canales de su oferta mayorista. También obligaba a Telefónica a abrir sus redes a otros operadores. La propia CNC admitía en julio que la concentración Prisa/Telefónica/Telecinco podía hacer que la teleco y Digital+ coordinaran estrategias en la televisión de pago. Un escenario que podía tener “efectos considerables sobre los mercados minoristas de comunicaciones electrónicas”. Y que demandaba medidas.

Sin embargo, apenas días después, el 3 de noviembre, el supervisor se conformaba en su decisión final con aceptar la renuncia de Telefónica y Telecinco a sus derechos de veto sobre decisiones estratégicas, entendiendo que esta abdicación anula su posibilidad de ejercer una influencia decisiva sobre Digital+. Toda una farsa. “Van a seguir estando en el Consejo de Administración. Nadie se cree que no vayan a intervenir en la gestión. El veto se utiliza muy pocas veces”, aseguraban tras conocer la noticias fuentes del sector. Una más que confortable limitación que allana el camino para que el Gobierno dé luz verde a la integración. “Es un paripé escandaloso”, remachan estas fuentes.

¿Qué ha pasado en esos 15 días para que la fiera CNC se convirtiera en un gato asustado? “Estaba previsto que el dictamen pudiera prolongarse hasta finales de este año o principios del que viene. Todo se ha precipitado en las últimas semanas. El cambio de Gobierno se produjo el 20 de octubre. No hay que atar muchos cabos ¿Quién tenía prisa?”, lanzan fuentes conocedoras de las conversaciones en clara alusión a la fecha límite del 30 de noviembre que los bancos habían dado a la compañía de los Polanco. “Desde que Alfredotomó el Ejecutivo no había dudas de que la operación se resolvía por la vía rápida y sin el más mínimo problema. Y hasta ha conseguido que Prisa siga mandando en Digital+ mientras otros ponen el dinero”, aseguran estas fuentes con una mezcla de desencanto e ironía.

Todos los afectados ganan

Y es que parece difícil que Prisa pueda sacar más rédito de los que le concede la decisión de la CNC. Las condiciones impuestas le otorgan sobre el papel todo el control de la gestión, lo que le permitirá implementar su estrategia para la plataforma. Un escenario interesante a la hora de cerrar contratos de contenidos y acuerdos de comercialización con rivales de Telefónica. Con la inyección de capital de Liberty a punto y la venta de una participación en Santillana al fondo DLJ South American Partners, la compañía de los Polanco sólo necesita desinvertir en su filial portuguesa Media Capital para cumplir con la banca. “Estaban al borde del default y en año y medio han parcheado la situación con ayuda de bancos y Gobierno”, explican fuentes del sector.

Para Telefónica, la operación son peanuts. De los casi 500 millones que desembolsa para tomar un 22% de Digital+, paga en cash menos de 250, ya que el resto se abona mediante la cancelación de deuda subordinada que Prisa le pagaba. El beneficio neto de la compañía rozó en 2009 los 7.800 millones de euros. Como advierten fuentes del mercado, merece la pena pagar ese canon aunque sólo sea porque impide que otros operadores de telecomunicaciones como Vodafone, Orange o Ono entren en el futuro en Digital Plus y lo agreguen a su plataforma para convertirlo en un triple play más potente que el de Telefónica con Imagenio.

En el caso de Telecinco, se trata de un peaje en sentido estricto para tomar Cuatro. Y además se ha guardado las espaldas. Prisa y la cadena de Mediaset han acordado una opción para restablecer las condiciones iniciales del acuerdo y volver a pasar por Competencia en el plazo de un año. En ese caso, si la decisión de la CNC hace inviable la operación, Telecinco se queda con Cuatro y desestima la compra del 22% de Digital Plus. Es ahí donde entraría la opción de Vivendi/Canal+ Francia, que en este momento ni se plantea Prisa. Todo dependerá de si Telecinco puede paliar el déficit de sinergias que le genera la limitación a la explotación de contenidos y la venta de publicidad de la televisión de pago. Nada insalvable.

Leer más...