Cultura judicial europea

La abogacía europea reclama más formación en los letrados

El colectivo reivindica medidas para elevar el conocimiento de Derecho de la UE.

Natalia Sanmartin Fenollera - Madrid

Crear una cultura judicial europea es un objetivo loable y ambicioso, pero los grandes proyectos empiezan por los cimientos y en los cimientos de cualquier cultura judicial uno se encuentra con los abogados. Ésta es la lectura que subyace a la declaración que ha realizado el Consejo de Colegios de Abogados Europeos (CCBE) sobre la necesidad de reforzar la formación de los letrados, tanto en las leyes como en los procedimientos comunitarios, como primer paso para impulsar un espacio judicial común. "Los abogados, que tienen un papel esencial en la administración de justicia, son un pilar fundamental para el creación de confianza en el espacio judicial europeo", señala el organismo, que recuerda que la competencia para organizar esa formación "es nacional", de acuerdo al principio de subsidiariedad, pero debe ser apoyada también por las instituciones europeas.

El CCBE, presidido por el español José María Davó, insiste en que hay un movimiento "cada vez más libre" de ciudadanos y empresas en Europa que hace inexcusable que los abogados de los distintos Estados miembros "se familiaricen con el marco jurídico de sus vecinos y la organización de sus profesiones". Esa necesidad es aún mayor en los profesionales de las pequeñas firmas que tienen, normalmente, menos recursos para invertir en formación.

A la hora de organizar esa tarea de training, el organismo propone las siguientes medidas:

-Más programas de intercambio. El CCBE reconoce que existen programas de intercambio entre profesionales de distintos Estados miembros impulsados por algunos colegios de abogados, pero insiste en la necesidad de apostar por ellos.

Periodos de prácticas en bufetes, cortes nacionales e instituciones de la Unión Europea a través de estancias de entre dos días y un año son fórmulas muy valiosas de formación.

-Cursos online para pequeñas firmas. La abogacía reclama a la UE que promocione la formación a través de internet, especialmente para el abogado que trabaja solo o en pequeños despachos. Cursos, grabaciones de juicios para ser discutidas en foros y demostraciones sobre cómo funcionan herramientas online, como EurLex, son pasos necesarios.

-Portales jurídicos. Las webs jurídicas que permitan la participación de letrados de diferentes países, la posibilidad de descargar documentos y ponencias y servir de fuentes de información de la profesión también son vitales.

Leer más...