La marca 'España' se contagia del enigmático estado de salud del Rey

El rey Juan Carlos

El Rey retomó la pasada semana su agenda internacional con una visita a Oporto en la que "animó a aprovechar la confianza y el conocimiento mutuo que caracterizan las relaciones entre España y Portugal, para afrontar juntos los desafíos y aprovechar al máximo las oportunidades en la Unión Europea". Un mensaje dirigido a los principales patronos de las pymes españolas y portuguesas que el empresariado español ha vuelto a acoger con agradecimiento, si bien que no ha logrado acallar los rumores y temores del mundo empresarial acerca del verdadero estado de salud del monarca.

Y no sólo porque el Rey volviera a evidenciar en el aeropuerto luso cierta falta de habilidad y equilibrio cada vez más habitual en él, o en la inauguración de la terminal T3 del aeropuerto de Málaga, o como en 2008 en el Círculo de Economía en el Palacio de Congresos de Barcelona, sino por su reducida agenda oficial que apenas ha incluido esta semana el desfile de de ayer de las fuerzas armadas con motivo de la Fiesta Nacional y la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes. Un ritmo más suave de lo esperado después de que la Zarzuela jurara y perjurara que la intervención quirúrgica a la que se sometió el pasado mes de mayo "no le iba a impedir el ejercicio normal de sus funciones", y mucho menos, después de conocerse que el pasado día 30 un nuevo comunicado celebraba la "total recuperación" del monarca.

Así pues, el veredicto médico y la aparente debilidad chocan de frente. Un conflicto al que tampoco han ayudado las escuetas y parcas notas de prensa emitidas en los últimos tiempos por Zarzuela y el propio Avelino Barros, jefe del servicio médico de la casa del rey, así como la ausencia del monarca en actos como el homenaje a los guardias civiles José María Galera y Abraham Leoncio Bravo y el traductor Ataollah Taefik, asesinados en la base española de Qala-i-Naw, en Afganistán, o la boda real griega entre Tatiana Blatnik y Nicolás de Grecia, sobrino de la Reina Sofía.

El desconcierto es tal que aún no está del todo confirmada la asistencia del rey Juan Carlos a la Cumbre Iberoamericana que este año se celebrará en Mar del Plata (Argentina) a principios de diciembre. Un viaje intenso y lleno de actos que servirá para calibrar mejor el verdadero estado de salud del monarca. Muchos consideran al Rey el mejor embajador del país y, por extensión de sus productos y marcas; así como uno de los mejores defensores de los intereses patrios como pudo evidenciarse en su sonado enfrentamiento con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

De ahí que el rumor acerca del nerviosismo de la clase empresarial por la debilidad del rey Juan Carlos no haga más que crecer.

Leer más...

Dinero público y ruina de los españoles

Ante la impunidad con que se maneja el dinero público en España; más parece un saqueo de “piratas o filibusteros”, que el empleo lógico del mismo y el que debiera ser, principalmente; para consolidar una economía nacional y que nos reportara beneficios equitativos a todos (así lo afirma la ya cuasi destruida Constitución Española y a la que no se le hace ni puto caso).

Mientras a las clases más abundantes de la población, nos han ido empobreciendo cada vez más y las perspectivas son de que sigan esta marcha; se gasta dinero en cantidades asombrosas y que no tienen explicación, salvo la del saqueo.

Mientras a cientos de miles de españoles, les han quitado la vivienda por que no pueden pagar la hipoteca; altos cargos del gobierno, se compran mansiones y fincas a porrillo (caso escandaloso de José Bono) y como por ejemplo, ahora hacen la ministra del Ejército, Carmen Chacón; la que junto a su esposo, se han comprado una mansión en una isla del Caribe (1,4 millones de euros); lo que es doblemente criticable, puesto que si lo hicieran en España, algo se quedaría aquí, pero allí... “da a pensar que lo que buscan es situarse y situar su dinero, en lugares donde el fisco español no pueda llegar”. O sea, una retirada programada por si llegan malos tiempos; que por cuanto se ve... van a llegar.

Las autonomías ya está demostrado que son una ruina devastadora y en general, es que todo el aparato estatal, pareciera que está obrando como si de verdad, gobernar les importara un pimiento y están devastando España, adrede o a conciencia plena, que han de salir de sus poltronas y en mayoría, a no tardar mucho... y por tanto, que el que venga detrás que arree como pueda, puesto que le van a dejar las cuentas, no sólo en bancarrota, sino insalvables a lo largo de muchísimos años; con lo que no sólo nos cargan a la sociedad que hoy vivimos, sino que igualmente ya han hipotecado hasta el trabajo; no sólo de nuestros hijos y nietos, sino también de los biznietos y quién sabe si también a los hijos y nietos de estos.

O sea; la situación es como para sentar en el banquillo al ejército de irresponsables que nos ha arruinado; embargarles hasta “la escupidera” y luego meterlos en la cárcel por largos períodos de tiempo e incluso con cadena perpetua para algunos; amén de obligarles a trabajar en esas condenas, para que de verdad aprendiesen lo que cuesta ganarse la vida sobre la base de un trabajo “forzado”; que es como se la gana la mayoría de súbditos españoles, los que difícilmente pueden o consiguen trabajar en lo que les agradaría hacerlo; por tanto son forzados a aceptar lo que se les presenta y aún así, ya estamos en cinco millones de parados y la cuenta va subiendo.

Pero como no existen leyes de responsabilidad (ya se preocuparon ellos de dejar esas inmensas lagunas, para hacer lo que quisieran y sin responsabilidad alguna) tenemos que sufrir los desmanes de estos depredadores y devastadores de los bienes públicos.

Me inspira cuanto antecede, sólo tres noticias que hoy cuando escribo, leo en un periódico en la red y que sintéticamente afirman cuanto sigue:

Montilla 'regala' un millón de euros de dinero público para el lanzamiento de un diario independentista en Cataluña. El lujoso 'casoplón' que se ha mercado el matrimonio Chacón-Barroso en la República Dominicana. Más de un millón de negocios han echado el cierre en España durante los últimos tres años de crisis”. (Periodista Digital 30-08-2010)

Pueden pulsar en los titulares arriba reproducidos y enterarse de todo el meollo, de esta muestra de cómo va España y nos están dejando a los españoles.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)
Leer más...
Los ingenieros industriales se niegan a colegiar a los alumnos de la Escuela Naval .

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Galicia advirtió ayer de que esta institución no colegiará a los titulados en la Escuela Naval Militar. En un extenso comunicado, los ingenieros industriales señalan que este colegio «no admitirá la colegiación de profesionales con titulaciones universitarias de grado obtenidas al amparo del nuevo Reglamento de Ingreso y Promoción de las Fuerzas Armadas». Esta decisión la tomó el Consejo General de Ingenieros Industriales y en Galicia afectará «a todos quienes cursen estudios de Graduado en Ingeniería Mecánica en la Escuela Naval».
El Consejo General adoptó esta decisión al entender que «estos estudios, aun cuando hayan sido favorablemente evaluados por la Aneca, no cumplen con los requisitos mínimos en Ingeniería Industrial exigidos por la profesión».

Aviso a Defensa

El Colegio de Ingenieros Industriales advirtió en febrero a la ministra de Defensa que era «imposible» que estos alumnos obtuviesen el graduado en Ingeniería Industrial, en contra de lo que manifestaban, según ellos, las notas del ministerio.

Además, el colegio gallego reiteró que «no se opone a que los alumnos de las academias militares obtengan una doble titulación, militar y civil», sin embargo, añadieron que los planes de estudios de la institución castrense «no se ajustan al perfil profesional de la ingeniería industrial».

Por su parte, el director del Centro Universitario de la Defensa en la Escuela Naval, José María Pousada, explicó que esta polémica «no viene a cuenta» porque cuando los alumnos militares acaben sus estudios en Marín recibirán su grado del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales y no en el de Ingenieros Industriales.

Pousada resaltó que los estudios de la Escuela Naval son equivalentes a los antiguos peritos y a una carrera de tres años, por lo que los alumnos ya saben que no podrán colegiarse en la institución de grado superior, a no ser que cursen a posteriori los estudios de máster, que no se imparten en Marín. Sobre esta polémica, la Escuela Naval declinó hacer ningún comentario
Leer más...