Comunidades en Facebook (o lo que necesitaban las revoluciones en la web social)

Lo suponíamos desde hace tiempo, desde el intento de Wave de captar el creciente interés organizacional por la creación, mantenimiento y dinamización de comunidades: Facebook entraría pronto en escena.

Conversaciones focalizadas y colaboración en grupos para proporcionar una experiencia muy distinta de la vieja de Facebook de broadcast indiferenciado.

Planear eventos,trabajar con grupos de noticias, usar los grupos como herramientas de planificación, de gestión de proyectos o, lo que más nos interesa, de creación de comunidades, el objetivo es, entre otros, mejorar su imagen, alejarla en cierto grado de lo lúdico, mejorar su continuidad en nuestras vidas más allá de la adolescencia (ayer twiteaba un curioso estudio que decía que un 5% de los niños no nacidos todavía estaba ya en Facebook

También cumplen el objetivo de mejorar su imagen en cuanto a privacidad. Desde este último punto de vista FB mejora la ya existente posibilidad de clasificar contactos y compartir con grupos específicos, definidos por el usuario, contenidos concretos. Era una característica que “solo usaban un 5 por ciento” de los miembros de la red social y que necesitaba la actual reinvención.

“Cada situación a la hora de compartir información es diferente, hay veces que es sólo para la familia, otras para los amigos o los compañeros de trabajo, no con todos tus contactos a la vez. Mucha gente quiere compartir solo con pequeños grupos de entre sus amigos”, decía Zuckerberg, que parece dotar de algo de sentido común al tema de la Sociedad de la transparencia que nos anunciaba en otros tiempos.

Más comunidades que listas de Twitter

“La gente no quiere hacer listas”, comenta también, ofreciendo soluciones automáticas, algoritmos que parecen predecirlas de forma automática antes de nuestra intervención.

Pensados para ser reducidos, los grupos de FB reúnen varias características más de lo que típicamente entendemos por comunidad:

-Reducir el ruido, ofrecer experiencias de comunicación más contextualizada.

-Facilitar el seguimiento del trabajo colaborativo mediante alertas automáticas que hacen más fácil el seguimiento de los temas alredededor del objeto social o la aportación de contenidos por parte de los usuarios a la comunidad.

-Podemos crear un grupo, añadir amigos, enviarles actualizaciones por email, chat de grupo (hasta 250 usuarios), editar documentos (integración con el docs de Microsoft, el sistema de edición online de documentos alternativo a Gdocs) e incluso organizar videoconferencias síncronas gracias a su reciente integración con Skype.

Existen 3 posibilidades para grupos. En el último caso anuncian el éxito que la nueva característica puede tener entre gestores de comunidades:

  • Abiertos: Los miembros y el contenido de los grupos son públicos.
  • Cerrados: Los miembros son públicos pero el contenido es privado (por defecto)
  • Tanto los miembros como el contenido son privados.

En fin… que Facebook, madurando al ritmo de Zuckerberg parece apostar por el trabajo colaborativo, la construcción colectiva de conocimiento en educación.

La noticia, entre las más importantes de la semana indica todavía más oportunidades, más relevancia para la profesión de Community Manager (o “Facilitator”).

También significa, después del vacío dejado por el cierre de Ning, nuevas oportunidades para el uso de redes sociales educativas, reabriendo en este caso el viejo debate sobre la utilidad de Facebook, el entorno en el que niños y adolescentes habitan de forma ya natural, en educación.

Sea como sea, anuncio ya que profundizaré en el tema y lo incoporaré al curso de la Escuela Virtual de Otoño de Espiral Web social, redes sociales y comunidades de aprendizaje: creación y dinamización, más que nada porque creo que se trata de algo importante en cuanto a la formación de la participación que muchos/as defendemos ya.


En definitiva, participación… pero más organizada

Me gustaría cerrar el tema con un par de reflexiones, surgidas de debates actuales en la web: ¿Podemos pensar a partir de las redes sociales, de los lazos débiles que potencian, en revoluciones sociales comparables a las de otros tiempos?

Se trata del debate entre un nuevo tecno-pesimista, Malcolm Gladwell (Small Change: Why the revolution will not be tweeted) ygente como David Helfenbein o Kevin Driscoll, al que me gustaría, a raíz del giro hacia la organización de lo social de Facebook, aportar algún matiz: quizás necesitábamos precisamente lo que ahora nos ofrece Facebook a nivel “mainstream” (para todos): espacios que nos organicen más fácilmente.

Quizás del trabajo colaborativo en los grupos de Facebook y no sólo de la adhesión de sus fans o del poder de difusión viral de twitter puedan surgir realmente iniciativas organizadas, capaces no sólo de denunciar sino también de cambiar las cosas.

Aumenta sin duda, con permiso de Shirky, un “poder de la organización sin organizaciones” que a pesar de venir de las manos de Facebook, siempre es bienvenido.

Leer más...

Publicado en Dleganés.

El Homenaje Centenario Miguel Hernández tendrá lugar este domingo 10, a las 19 horas, en el centro cultural José Saramago, organizado por el Colectivo Literario Miguel Hernández.

El Festival de poesía, danza, canción, música y guitarra lo presentará y dirigirá Isidoro López Luna.

El programa es el siguiente:

1ª parte. Presentación de Luna junto al concejal de Festejos, Alarico Rubio; y el presidente de la AVV San Nicasio, Francisco Pérez.

Poetas y rapsodas leerán piezas propias y de Miguel Hernández, entre ellos, José Manuel García 'Josman', escritor y poeta; Santiago Gómez Valverde, escritor, poeta y compositor; y Rosa Moreno Hernández, escritora y poeta y sobrina de Miguel Hernández. A la guitarra les acompañará Javier Maíz Galán.

2ª parte. Actuaciones del Ruiseñor de La Mancha, Ballet de Danza-Escuela Paloma Duque, Felipe Llorente y Virginia (cantantes) yRichard, la gran voz del sur y su grupo de baile.


--
Publicado por JOSMAN para
JOSMAN (JOSé MANuel García García) el 10/10/2010 10:27:00 AM
Leer más...

Fran Álvarez, por primera vez en un plató: "He perdido a mi mujer. Me ha dicho que no me va a perdonar"

@Vanitatis.com

Fran Álvarez, por primera vez en un plató: "He perdido a mi mujer. Me ha dicho que no me va a perdonar"

Era el momento televisivo más esperado: Fran Álvarez, marido de Belén Esteban, sentado por primera vez en un plató para pedirle perdón a su mujer por haberle sido infiel con Arantxa Contreras, su amante, que en ese mismo instante reaparecía en la cadena de la competencia. Con estas palabras, comenzaba la entrevista con Jorge Javier Vázquez: “Me han ofrecido medio millón de euros limpios y negociables para ir a otro programa, pero no me ha costado nada decir que no. He perdido más perdiendo a mi mujer que ese dinero”.

Desde el primer instante, el camarero se mostró arrepentido por lo sucedido y consciente de que su mujer ya formaba parte del pasado. “Sé que he perdido a mi mujer. Hemos estado hablando y ella me ha dicho que no me perdonaba. Yo sigo llamándola ‘mi mujer’, pero sé que no me va a perdonar, aunque es lo más grande que tengo en la vida, junto con los niños. Y sigo enamorado de ella”, dijo mientras mostraba la alianza matrimonial y un tatuaje en el brazo con el nombre de la enemiga de María José Campanario.

Además, Fran quiso aprovechar su paso por la televisión para lanzarle un mensaje más a Belén. “Hoy sólo quiero pedirle disculpas delante de toda España y reconocer públicamente que he metido la pata. Sé que la he defraudado y que ella no se merece nada de lo que está pasando”, dijo.

Belén Esteban centró gran parte de la entrevista y su marido dijo que ella que lo ha pasado muy mal por todo la polémica que se ha originado a raíz del testimonio de Arancha Contreras la semana pasada en el programa de Jaime Cantizano. “Me duele mucho ver a Belén así porque ella se ha enterado por la prensa cuando tenía que habérselo dicho yo. Yo no se lo dije por cobarde. Nunca pensé que esta chica podría sacar estas cosas, guardando SMS durante tanto tiempo. Se lo tenía que haber dicho a Belén aunque para mí no ha sido una infidelidad porque yo ya estaba divorciado, pero sé cómo es ella. No sé qué pensará Belén, pero he venido a dar la cara por ella".

Mientras, la propia Arancha Contreras afirmaba: “Las confidencias que Fran me ha dicho es que él no es feliz. Y no puedo sacar temas muy delicados porque puedo caer en demandas”, dijo al tiempo que contaba que Belén le insultaba y le gritaba y que no le gustaba el sexo con ella.

El nuevo episodio en la vida de Belén Esteban no ha hecho más que empezar. Los plebiscitos a favor/en contra de una nueva oportunidad para Fran Álvarez por parte de su todavía mujer no dejan de sucederse. Nuevas amantes no han tardado en proliferar. ¿Se ha convertido Fran Álvarez en el Tiger Woods español?

Leer más...

El fin del milagro irlandés

La amenaza de bancarrota despierta a Irlanda de sus sueños de nuevo rico

El país que fue modelo de desarrollo para toda la Unión Europea se enfrenta ahora al mayor ajuste de su historia

El déficit, la especulación inmobiliaria y el agujero negro de los bancos ponen en entredicho la solvencia del Estado

Autor:Juan Oliver | Enviado especial

Irlanda parece el país ideal para hacerse rico especulando. En plena recesión y con el Estado al borde de la quiebra, el número de personas con inversiones financieras superiores al millón de dólares (720.000 euros) ha crecido un 10% en un año. Lo dice un informe de las consultoras Merrill Lynch y Capgemini, que explica la naturaleza del extraño fenómeno por la volatilidad de los mercados: unos puntos arriba, y estás en el Olimpo de los ricos. Una mala racha, y ¡zas!, de vuelta al pelotón de los mediocres.

En Irlanda solo hay 18.100 ciudadanos con capacidad para jugarse en la bolsa un millón de dólares. Pero el resto, es decir, el 99,5% de la población, también se sentían hasta ahora como millonarios. Hace apenas dos años, presumían de haber construido un modelo económico ejemplar, que los aupó a la sociedad del bienestar y los convirtió en los más ricos de Europa, con apoyo de los fondos europeos y de las multinacionales de las nuevas tecnologías que se instalaron en el país gracias a la levedad de sus impuestos.

Paraíso

«Éramos casi un paraíso fiscal, teníamos una mano de obra muy capacitada y la mejor situación para servir de plataforma europea a las firmas estadounidenses», explica Brian MacCarthy, un ingeniero electrónico de 28 años. Trabaja en Eircom, la mayor operadora de telecomunicaciones del país, cuya sede está en un elegante edificio frente al parque Fénix, el espacio verde urbano más grande de Europa, donde trotan gamos y ciervos salvajes en bucólica convivencia con los paseantes.

Durante los últimos quince años, los irlandeses se acostumbraron a ese próspero y afortunado modo de vida porque el dinero casi les sobraba. Y ese fue su problema. «Todo ese capital infló la especulación inmobiliaria con el sustento de los grandes bancos del país», añade McCarthy. Entre 1992 y el 2006, el stock de viviendas creció un 150%, mientras los precios subían un 340%, lo que hizo que los pisos se vendieran en Dublín a precios que solo se alcanzaban entonces en capitales como París o Londres.

A los irlandeses no les importaba, porque su poder adquisitivo no paraba de subir (un 9,1% anual entre 1996 y el 2006, frente al 4% de la UE). Pero también porque los grandes bancos, sobre todo el Anglo Irish, el Allied Irish y el Bank of Ireland, financiaban las operaciones casi sin mirarlas, y porque el Gobierno daba todo tipo de beneficios fiscales a los propietarios. Muchos compraron solo para especular, pensando que se harían ricos apostando al eterno crecimiento de la burbuja.

Añicos

En el 2006, sin embargo, el globo empezó a desinflarse, hasta que el crac del 2008 lo hizo añicos. Desde entonces Irlanda ha perdido el 15% de su renta media, el paro se ha disparado del 6% al 12% y el Estado se arriesga a quedarse literalmente sin blanca. Hasta ahora, ha gastado 44.000 millones de euros en tapar el agujero sin fondo de los bancos, de cuyos armarios siguen saliendo cadáveres. El Gobierno acaba de anunciar que los rescates no han terminado, y que el déficit público puede llegar al 32%, algo inconcebible (el máximo permitido en la UE es el 3%).

Si eso sucede, la solvencia de Irlanda estará en entredicho, y con ella su capacidad para financiar su recuperación. Porque nadie en el mundo va a prestarle dinero a intereses razonables. Aunque a los irlandeses esto no parece preocuparles. Cuando se les habla del tema, todavía se comportan como esos millonarios al borde de la bancarrota, que, aferrados a sus sueños de grandeza, atribuyen su ruina a una mala racha pasajera.

Leer más...