Feria de Leganés, agosto, solo ante la plancha asadora Tomás Gómez, que tengas suerte.


Foto de Alberto Gasco (Gasmoral) http://pareceunmundo.blogspot.com/


Mañana día 3 de octubre del actual, los madrileños nos acostaremos sabiendo cual será el candidato a la CAM por el PSM.

A los que no podemos y no queremos ser socialistas, hoy nos da lo mismo tocino que longaniza, los dos según los expertos en nutrición y medicina suben la cantidad de colesterol en sangre.

Tampoco a muchos no nos gusta la Sra. Esperanza de la desesperanza, que nos hunde el ánimo sanitario, muchos hospitales terciarios y poco primarios.

E IU, no deja de ser el comodín barajero de casino pueblerino, de apoyo necesario en ayuntamientos.

Ante este panorama uno se hace simpatizante de la cruzada de Tomás Gómez, por eso de que el aparato del partido ha tomado partido por la Sra. Trini, que dicho así su nombre abreviado suena a vecina del barrio, pero reflexionas y te das cuenta que es ministra de este gobierno de rebajas, y, es entonces cuando la ves tan lejana como ese planeta recién descubierto, que dicen que reúne las condiciones de nuestra Tierra, atmosfera, luz, y agua, pero que está a 20 años luz de Madrid, de Leganés, y aquí a muchos pepineros no nos gusta esta nueva aristocracia, que es la oligarquía de los partidos mayoritarios, que solo en campaña electoral bajan al terreno del pueblo,

mientras el pueblo escribe coplas:

Las primarias de Madrid…

Y, Leganés en barbecho…

El trigo de José Luis

bajo molinos de viento,

misterio y Trinidad...

Y Montoya en un jamelgo…


Leganés, 2 de octubre de 2010

JOSé MANuel García García (JOSMAN)


publicado por JOSMAN para
JOSMAN (JOSé MANuel García García) el 10/02/2010 10:16:00 PM
Leer más...

Videoliteratura: El quijote, de todos y para todos en Youtube.

Creo que el cambio, los hitos que, más allá de intereses y marcas van perfilando la ruta hacia una web mejor (y más fértil, atractiva para ser colonizada desde la educación) se está convirtiendo en uno de los temas clave en El caparazón.

La Internet Tv, la creciente convergencia entre los grafos sociales en redes y los de nuestras agendas telefónicas (la web móvil) son hitos cuantitativos importantes, decisivos para aumentar los índices de penetración de Internet, convertirlo en una “commodity” en esta sociedad.

El que hoy os presento es un clarísimo indicador cualitativo, un signo del espíritu de los tiempos, con algunos precedentes (el Guggenheim y su iniciativa YoutubePlay ocupaban nuestra atención recientemente) y con una importancia en España casi comparable al ya mítico “You”, o el ciudadano, el prosumidor amateur como protagonista del 2006 en la revista Time.

Exagerada o no mi opinión, el tema, del que se hacen eco los medios digitales más importantes del país, es la iniciativa de la Real Academia Española (RAE) con Youtube y gracias a la participación de 2149 hispanohablantes de todo el mundo, de trasladar al mismo número de fragmentos en vídeo El Quijote.

Leer más...

Los bancos y sus abusos

Primero sepamos lo que son los bancos y dejémoslos en el lugar que merecen (o les corresponde) y sin más concesiones, por cuanto diré.

Un banco no da nada, pero nada en absoluto. A lo sumo “presta”; y si lo hace es con las garantías, más que suficientes como para que pueda recuperar todo lo que te ha prestado, intereses incluidos y que cubran hasta el momento o día final de ese préstamo o deuda que has contraído, con ese comercio; puesto que un banco no es otra cosa que un comerciante, que compra y vende dinero; como el frutero de su barrio compra fruta para venderla, o el pescadero, o cualquier otro tendero.

Por tanto, siempre que se enfrente a un banco, o empleado que lo represente (“los peces gordos siempre están en la retaguardia tramando negocios de mucha altura y poco riesgo”) sepa que está ante un comerciante, que aunque lo disimule, está tratando (y a cara de perro) de exigirle el máximo para darle el mínimo; por tanto muéstrese siempre en guardia y antes de cerrar un trato, busque en la competencia otras posibilidades mejores; puesto que y como en el comercio en general, hay competencia. Antes de firmar nada, lea concienzudamente el documento y si no lo entiende, no lo firme; a la hora de la verdad, puede que lamente no haberlo leído.

Suelen los “banqueros o bancarios”, emplear la palabra o frase de cliente, clientes, o nuestros clientes. No es verdad en la mayoría de casos, puesto que seremos clientes de ellos, “si les compramos o nos venden dinero”; pero si somos nosotros los que les confiamos nuestro dinero, el cliente es el banco, puesto que el dinero que le hemos llevado en depósito, préstamo, etc. es nuestro; así pues sepamos separar y anular ese especie de “manto protector”, de quienes en definitiva intentarán desplumarnos cuanto más mejor. “En el negocio del dinero no existe la caridad”.

Y nos despluman abusivamente de tantas formas, que hay que analizarlas punto por punto; puesto que ya quieren cobrarnos (y cobran a muchos: a otros no) por tener una cuenta con ellos; por que nos paguen una factura o recibo que hemos domiciliado allí (y que podemos pagar de otras formas según tengamos los contratos firmados o la ley nos ampare).

Y no hablemos de los intereses de usura, que te cobrarán si quedas sin saldo por compras de tarjeta; aparte lo que te cobran por la misma, para precisamente que no toques ni siquiera tu dinero y pagues con ese denominado “dinero de plástico”; y el que es peligroso de usar, puesto que se necesita un control, al que y por cuanto ocurre, muchos no saben llevarlo y de ahí esos descubiertos que les resultan gravosos por demás.

Y los bancos consiguen todos esos abusos, precisamente por concesiones, autorizaciones o dejación de los gobiernos, que debieran vigilarlos y controlarlos muchísimo más y como ya se hacía en tiempos de Franco; donde la banca estaba muy controlada y tenía que incluso competir con la banca oficial, que nunca debió desaparecer de España; pero que ya “la familia bancaria” y nada más entrada la nueva época, se apresuró a liquidar y de alguna manera que pasara a sus manos, o manos afines.

De ahí la potencia y gran volumen que han tomado algunos bancos (“lo de entidades, es que me hace reír”) y que son debidas a todas esas concesiones o patentes de corso que han disfrutado; mediante facilidades que habría que estudiar y llevar a un buen libro informativo, puesto que milagros no hay... “y en el dinero muchísimo menos”. Concesiones que hay que revisar y reducirlas al máximo.

Por todo ello, en España ha nacido una entidad privada que parece ser va a dedicarse, de verdad a la defensa de los muy explotados, clientes y no clientes de la banca. Si alguna entidad había para este cometido, ésta no ha sabido cumplir con esa defensa, puesto que a la vista está lo que ocurrió y sigue ocurriendo. Y es que la banca y con su gran poder de dinero... “es capaz de comprar hasta parcelas del suelo de Marte o Júpiter”, si en ello encuentra negocio o respaldo del que ya mantiene. Veamos lo que se ha publicado.

Nace una asociación para luchar contra la usura bancaria: (Hispanidad, lunes, 23 de agosto de 2010) En tiempos de tipos bajos los bancos consiguen buena parte de sus ingresos de comisiones por servicios y ahí puede surgir la picaresca y las comisiones abusivas. La CTC ha creado una Delegación de Economía Familiar para defender a los clientes bancarios de dichas prácticas. como siempre, el instrumento empleado es, cómo no, Internet, pueden verlo y participar, en http://gritoantiusura.blogcindario.com/

Procuremos colaborar y defendernos, puesto que los políticos y los que nos gobiernan y como “necesitan el dinero de los bancos”; seguirá bailando al son que los prestamistas les marquen... los paganos, siempre nosotros.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí mucho más)
Leer más...

¿Seré racista?

Hasta el más recalcitrante lo niega. En público, claro. Cuando se habla en un círculo de confianza las cosas cambian: no somos racistas pero lo parecemos, o mejor aún, nos lo provocan, nos lo imponen.

Veamos. ¿Busca usted un colegio para su hijo? Es posible que consiga escolarizar al niño (o la niña, como ridículamente se dice ahora) -más que nada porque así lo dictamina nuestra norma fundamental- y es probable que no sea donde usted quiere. Eso sí, en ese colegio donde usted desea escolarizar a su prole (así no utilizamos el horripilante lenguaje sexista) siempre quedan una o dos plazas vacantes por aula para reservarlas a hijos -e hijas- de inmigrantes, aunque lleguen el último trimestre o no lleguen jamás.

Mientras, usted, yo, todos, tenemos que asumir eso y llevar a nuestros hijos a donde no queremos o a donde no nos viene bien. Pero ¿qué hay de la conciliación familiar, señor Gabilondo, señorita Aído (¿no le convendría cambiarse el apellido? Le pegaría más “Aída”), señores y señoras consejeros y consejeras de Educación de todas las Comunidades Autónomas? No, lo primero es lo primero. Usted, como yo, como todos (mejor voy a decir casi todos) hemos contribuido desde decenas de generaciones a la riqueza, a la prosperidad nacional, al PIB, en suma a la economía nacional (o estatal, que quizás sea más prudente decirlo así), pero un “posible o hipotético” súbdito“subsahariano” -léase negro y sin afán de molestar, que es como ellos mismos se describen-, argelino, chino, rumano, ecuatoriano, marroquí, turco o pakistaní tiene más derecho a escolarizar a su hijo donde le venga en gana antes que usted. Aunque este hijo de inmigrantes no llegue nunca. Jamás. Da igual, no sea que luego nos digan que somos racistas.

¿Hablamos de subsidios? Mejor que no, no vaya a ser que sepamos mucho más de la cuenta. ¿Hablamos de ayudas sociales? ¿Hablamos de inmigrantes sin trabajo ni oficio conocido o por conocer y que, como consecuencia están condenados a delinquir aunque no sean de los que vienen específicamente a eso, debido a la insoportablemente blanda con algunos legislación penal española? Nos crecerían los pelos de punta, así que mejor lo dejamos.

Hablemos pues, por ejemplo, de los cubanos excarcelados por el todavía régimen revolucionario castrista y que nosotros -no sabemos las causas- hemos acogido. Perfecto, pero ¿ser disidente de la dictatorial, sanguinaria, caduca y atroz política cubana da más derechos en España que a los españoles?. Sigamos así, solidarios de corazón con los de fuera y solo de boquilla -y muchas veces ni siquiera eso- con los compatriotas.

¿Hablamos de las atroces bandas de delincuentes centroamericanos que amedrentan sin cesar a ciudadanos respetables mientras campan sin cortapisas imponiendo la fuerza para cometer sus fechorías? ¿Hablamos de Sarkozy y los gitanos deportados? Uff, esto es España, el Estado español y aquí es más importante la apertura a otras “civilizaciones” que la libertad y la seguridad de los probos ciudadanos.

¿Alguna vez nos contarán qué ha pasado con las ayudas enviadas a Haití -y digo enviadas, no recibidas- por organismos públicos y por personas y entes privadas mientras en España hay gente que no tiene para comer, bien sea por la crisis internacional creada por entidades financieras, por la pésima gestión del gobierno español o por ambas circunstancias?

Algo falla, sus señorías de los 18 “Congresos de Diputados”, pero, por favor, no se nos considere racistas a los que solo intentamos observar los acontecimientos con objetividad.

Así sea. Libertas + auctoritas + potestas = justicia. Justicia social, justicia sin paliativos, sin adjetivos. La que dice que todos somos iguales ante la ley. Esa misma que nunca ha existido. Ni existe ahora, por mucho que nos hagan tragar con ruedas de molino.

Que no sea para siempre. Así se acabarían muchos de los problemas que ahora no tenemos más remedio que padecer. Seguro.

Y no, no soy racista, aunque en algunos asuntos y para mentes encorsetadas, pueda parecerlo.

Fte. Criterio liberal

Leer más...
"Cuando la visión en tu interior se convierte más potente y que lo que observas en el exterior, el universo está a tu mando.

James Arthur Ray
Leer más...