La mujer y la procreación y el aborto como signo de modernidad

La mujer está dotada de unas cualidades distintas y superiores a las del hombre. Es más paciente y sufrida, gobierna y dirige con mayor razón y acierto; y, sobre todo, es madre. La maternidad la encumbra al primer puesto, es cocreadora, dadora de vida; la primera palabra que aprende el niño es la de “madre”, “mamá”. La maternidad es una realidad exclusiva de la constitución femenina; está destinada a la misión más alta del ser humano, de carácter “cuasi” divino. Participa en el acto creador natural. Su constitución para traer nuevos seres al mundo es el hecho más extraordinario y maravilloso, casi incomprensible e inimaginable.
La mujer europea se ha desclasado, se ha desasido de anclajes y sometimientos patriarcales, maritales y sociales, hoy puede compartir derechos, responsabilidades y faenas hasta donde la propia realidad se lo permite. La mujer ha alcanzado ya casi todas las parcelas del quehacer humano y ocupado todo el abanico de puestos y profesiones así como altos cargos directivos tanto en el terreno político como en el empresarial. Así, Iveta Radicova será primera ministra de Eslovaquia, por primera vez una jefa de Gobierno en la Europa del Este, Mari Kiviniemi es la nueva primera ministra de Finlandia, Julia Gillard es la primera jefa de Gobierno de Australia, como Ángela Merkel en Alemania, Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, Rosa Otumbáyeva en Kirguizistán o Ellen Jonson Sirleaf en Liberia. Pero entre tanto, se ha ido retirando de engendrar, parir y criar; también la mujer ha entrado en su cri­sis espiritual, ha perdido la fe en tener hijos, como aquel personaje de Miguel de Una­muno: San Manuel Bueno y Mártir, el párroco de Valverde de Lucer­na, el sacerdote que vive simulando la fe que ha perdido hace mucho tiempo.
Espa­ña no quiere hijos; sufre una seria dolencia de fe en el embarazo, no cree en el “creced y multipli­caos”. España agoniza poco a poco en su vejez; ha caído el valor de la nueva vida; para la Humani­dad, desde su inicio, los hijos siempre han sido fuente de alegría, perpetuidad y riqueza; hoy, se han convertido en una carga; y se implanta el aborto, como una adquisición de modernidad, que camufla el asesinato veleidoso del “nasciturus”. El año pasado nacieron menos de 500.000 niños y fueron asesinados en aborto más de un millón. España se queda sin futuro, esta sociedad ha perdido el Norte; va camino de ser una gran residencia de viejos, a los que pronto, se aplicará también la eutanasia y estos modernos y avanzados se quedarán solos en su infierno. Europa senecta en la que hoy ya hay 85 millones de ancianos por 78 de jóvenes. Vamos hacia el escenario, abanderado de una España arrugada, decrépita, exhausta, estará gobernada por los exponentes de es­ta generación de hijos, creci­da entre algodones sin la menor idea de lo que significa compartir y acostumbrada a ver satisfechos todos sus caprichos al ins­tante. ¿Quién pagará las pensiones de los abuelos? ¿Cuánto tardará en imponerse la eutanasia como solución final?
Se aducen dificultades económicas para justificar la falta de nacimientos, en ocasiones puede ser, pero el motivo fundamental, parece ser más complejo. Es un asunto de mentalidad, de inconsciencia suicida, de consistencia social; para muchos los hijos son considerados un estorbo, un obstáculo, una molestia en su vida y profesión y un desafío de­masiado fuerte en cuanto a su crianza y a su educación. En definitiva, los seguidores laicistas anclados en el relativismo no entienden que nada ni nadie les prive de su hedonismo. No quieren saber que los hijos son el mayor bien y el mejor de los regalos, por ello, necesitan grandes dosis de amor, ejemplo, entrega y generosidad.

C. Mudarra Publicado por C. Mudarra para Ciudadanos por la Democracia el 8/30/2010 07:21:00 PM
Leer más...

Los 15 protagonistas del verano

El verano es momento de descansar, relajarse, y viajar. Pero, en el caso de algunos, esta época ha supuesto todo lo contrario al relax. Las quince caras que más han dado que hablar durante esta temporada no se han tomado ni un respiro.

A José Blanco, ministro de Fomento, le ha tocado poner orden en las torres de control de los aeropuertos españoles ante la amenaza de una huelga de controladores en pleno agosto. Mientras, para Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, el verano ha sido el momento elegido en el que anunciar que quiere ser presidenta de la Comunidad de Madrid.

Los empresarios tampoco se han quedado de brazos cruzados durante estos meses. Emilio Botín y César Alierta han protagonizado compras clave. Santander ha consolidado cimientos en Reino Unido y Alemania, y Telefónica se ha hecho con el control de Vivo, líder de telecomunicaciones móviles en Brasil.

En el extranjero, los escándalos se han centrado en HP y en BP, con crisis dispares que les han llevado a quedarse sin su primer espada. Y Steve Jobs, en Apple, ha tenido que trabajar duro para afrontar los problemas del iPhone 4.

Emilio Botín: El más admirado
Es el ejecutivo más admirado de España y uno de los banqueros más prestigiosos del mundo. Nacido en Santander, este cántabro ha logrado que banco Santander sea el cuarto del mundo por beneficios (en 2009, ganó 8.943 millones de euros) con presencia en 23 países. Este verano, se ha llevado un susto al ser ingresado en el hospital por una infección. Pero Botín, a sus 75 años, sigue dando guerra. En los meses de verano, ha liderado importantes compras, como la adquisición de 311 sucursales del Royal Bank of Scotland y la compra de la banca comercial de SEB en Alemania. Ahora, Botín apunta de nuevo a Estados Unidos y a Polonia.

César Alierta: Samba y Redes Sociales
Dicen que es tímido, pero ha sido el centro de todas las miradas al protagonizar la adquisición por 70 millones de euros de Tuenti, la red social española más popular. Una tarea más difícil, tanto en cifras como en negociaciones, ha resultado la batalla por el control absoluto de Vivo, líder de las telecomunicaciones móviles en Brasil.La lucha con Portugal Telecom, con la oposición del Gobierno luso, duró 80 días y se saldó con un acuerdo de 7.500 millones de euros, un 31% más que los 5.700 millones que se pusieron sobre la mesa a principios de mayo. Este triunfo de Alierta consagra diez años de éxito en los que Telefónica ha triplicado su tamaño.

Iker Casillas: El apasionado
El capitán de la selección española ha sido uno de los principales protagonistas de la final del Mundial, que se celebró este verano en Sudáfrica. Aquel 11 de julio, día en que España ganó a Holanda por 1 a 0 y se convirtió en campeona del mundo, Casillas, que había soportado una gran presión mediática durante el campeonato, rompió a llorar y ofreció al mundo una de las imágenes más emotivas: besó a su novia, la periodista Sara Carbonero ¡en pleno directo! Las críticas sobre la pareja se apagaron al tiempo que la euforia popular inundó las calles españolas.

José Blanco: De los cielos al recortazo
José Blanco ha tenido que lidiar este verano con dos frentes abiertos. Por una parte, la amenaza de una huelga de controladores que, para alivio de Blanco, se solucionó, evitando el caos aéreo. En la otra cara de la moneda, las constructoras presionaban al ministro al sufrir en sus carnes uno de los mayores recortes de obra pública. Inicialmente, se planteó un ‘recortazo’ de 6.400 millones de euros que Blanco logró reducir a 5.700 millones, al conseguir una dotación adicional de 700 millones de euros. Desde el cielo controlado hasta las constructoras algo aliviadas, ‘Pepiño’ zanjó su agosto.

César Cabo: El incontrolable
Laureado por buena parte de las mujeres de nuestro país, ha sido la cara visible de un colectivo, los controladores aéreos, que ha mantenido en vilo a todos aquellos españoles que se aventuraban este verano a irse de vacaciones. Los temores a una huelga que cortara el tráfico aéreo en pleno agosto alarmaron a turistas, hoteleros, agencias de viajes y líneas aéreas. Finalmente, el conflicto se solucionó, se firmó la paz y llegó la gloria, incluso para él, César Cabo, periodista, controlador aéreo y experto en revolucionar foros de Internet, redes sociales y platós televisivos.

Trinidad Jiménez: Ella es la más ¿castiza?
Zapatero dijo de ella que era “buenísima” frente al “bueno” de Tomás Gómez. Con estas palabras, el presidente le echó un capote a Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad y en actual precandidata del PSOE a la Comunidad de Madrid. Ambos se batirán en primarias el próximo 3 de octubre, tras haber protagonizado el culebrón político del verano. El que gane tendrá que enfrentarse a Esperanza Aguirre, que en principio, no les tiene un gran temor, al considerar que tanto Tomás como Trinidad son lo mismo: Zapatero.

Florentino Pérez: Más cimientos
Florentino no ha perdido el tiempo en vacaciones y se ha fortalecido para ascender posiciones en Iberdrola. Dos han sido las operaciones fundamentales en ACS. La primera se centró en la venta de Dragados SPL valorada en 720 millones. La segunda fue la venta de una parte de la participación de ACS en Abertis, valorada en 2.860 millones. Todo ello se enmarca en la política de desinversiones de activos no estratégicos del grupo ACS, que le permite reducir deuda y obtener recursos.

Paco González: Los deportes mandan
Revolución radiofónica de primer nivel. Esto es lo que ha provocado la marcha de Paco González desde la cadena Ser hacia la Cope. Tras haber dirigido ‘Carrusel Deportivo’ durante 18 años, González salió enfrentado con la cadena insignia del grupo Prisa arrastrando a buena parte de su equipo de deportes. Su marcha ha provocado un sinfín de noticias y rumores sobre nuevas salidas. El conflicto, que no ha hecho más que empezar, se ha reavivado ahora que la Ser ha anunciado que demandará a la Cope.

Miguel Ángel Fernández Ordoñez: Fuera estrés
Fernández Ordoñez ha sido uno de los principales impulsores e interesados en demostrar la solvencia de la banca española. Por ese motivo, España ha sido el único país europeo en someter el 90% de la totalidad del sistema financiero a los tests de estrés. El resultado fue que la banca española necesitaría 1.850 millones para reforzar sus balances. Cuatro grupos de cajas fusionadas (Unimm, Diada, Espiga, Banca Cívica) y Cajasur suspendieron los tests y todos los bancos lo aprobaron.

Michelle Obama: Revolucionó Marbella
Solamente pasó unos días en España y lo hizo con su hija menor. Estuvieron alojadas en el hotel de lujo Villa Padierna, situado en Benahavis, Málaga. En su corta estancia, la primera dama de los EEUU, Michelle Obama, revolucionó a la prensa, a Marbella y a cada una de las ciudades que ha visitado. El impacto publicitario de su visita, que ha sido valorado en más de 20 millones de dólares, ha resultado una buena oportunidad para promocionar la costa del sol en Estados Unidos.

Tony Hayward: Sin perdón y a Siberia
El derrame de crudo acabó con él, porque él no supo acabar con el derrame. Éste ha sido el gran fallo de Tony Hayward, ex consejero delegado de BP. El estallido de la plataforma petrolífera en el Golfo de México se convirtió en la peor pesadilla de este directivo, que no ha logrado gestionar con éxito la gran crisis que supuso para BP asumir tal catástrofe medioambiental. Sus declaraciones “quiero recuperar mi vida” o su escapada a una regata de lujo en plena crisis del vertido fueron errores que nadie logró perdonarle.

Amancio Ortega: Zara se lanza a Internet
Es el hombre más rico de España y una de las grandes fortunas del mundo. Desde que abrió su primera tienda de Zara, en La Coruña, no ha parado de demostrar su savoir faire en los negocios. Con más de 1.422 tiendas en 76 países y una plantilla de 90.000 empleados, se embarca ahora en una nueva batalla: Internet. A sus 74 años demuestra que las nuevas tecnologías no le asustan sino todo lo contrario. El próximo jueves, será el día en el que la tienda online de Zara abrirá sus puertas. ¿Volverá a acompañar el éxito a Amancio en este nuevo proyecto?

Gerardo Díaz Ferrán: Resistiendo el temporal
Las cara de Gerardo Díaz Ferrán ha llenado muchas portadas este verano tras la caída de una de las principales compañías del sector turístico español. El hundimiento de Marsans y su venta por seiscientos millones de euros al grupo Posibilitum levantaron las críticas sobre el presidente del dueño del grupo. Muchos han pedido su dimisión y otros dieron el silencio como respuesta, al ser preguntados por la gestión de Ferrán en la CEOE. Ahora, sigue en el ojo del huracán por el embargo de sus bienes personales por valor de 37,6 millones de euros.

Mark Hurd: Escándalo en HP
La polémica y la presión mediática le obligaron a dimitir tras ser denunciado por acoso sexual y acusado por gastos poco responsables. A pesar de las acusaciones, Hurd, ex consejero delegado y presidente de HP, ha dejado una herencia que nadie puede negar. Durante su paso por la compañía, ésta duplicó su valor bursátil, adelantó a IBM como primera firma de tecnologías de la información, superando los 100.000 millones de dólares en ventas, y logró recortar costes. Los datos le avalan, pero la polémica habló en su contra. Ahora, HP debe buscar un buen sustituto.

Steve Jobs: Fallos ‘by Apple’
Acostumbrado al éxito y a la perfección, Steve Jobs ha tenido que ver este verano cómo sus productos también fallan. De hecho, el lanzamiento del ‘iPhone 4’ se vio ensombrecido por la polémica sobre los errores de cobertura y la solución a ellos: una funda. A este ‘apaño’, se suman las declaraciones poco afortunadas del consejero delegado de la compañía de la manzana, que aunque lograron convencer a los más fanáticos de Apple, crearon cierta incomodidad entre los clientes. Esta crisis es una buena oportunidad de aprender errando. Fte. Mateo Rouco

Leer más...
EL MONARCA SE OPONÍA AL CESE DEL JEFE DEL ESTADO MAYOR DEL EJÉRCITO, LUIS ALEJANDRE
Bono se enfrentó al Rey en presencia de Zapatero por la destitución de un general

@José L. Lobo.-

José Bono mantuvo un duro enfrentamiento dialéctico con el rey Don Juan Carlos, en presencia de José Luis Rodríguez Zapatero, motivado por la fulminante destitución del general Luis Alejandre, jefe del Estado Mayor del Ejército, a la que el monarca se oponía frontalmente.

Los hechos se remontan a junio de 2004, dos meses después de que Bono fuese nombrado ministro de Defensa, y han sido recogidos por el actual presidente del Congreso en las memorias que está a punto de concluir, y cuya primera parte llegará a las librerías, editada por Planeta, el próximo año.

El general Alejandre, que fue ascendido a la jefatura del Estado Mayor del Ejército en enero de 2003 por el Gobierno de José María Aznar, apenas duró 17 meses en el cargo: fue destituido por el Ejecutivo de Zapatero, entre otras razones, por la tragedia del Yak-42, que se cobró la vida de 62 militares españoles a su regreso de su misión en Afganistán, siendo Alejandre en ese momento máximo responsable del Ejército de Tierra.

Retirada de Irak

Pero no fue ése el único motivo de la defenestración de Alejandre. Éste, muy a su pesar, fue el encargado de poner en marcha en la primavera de 2004 el dispositivo de repliegue de las tropas españolas estacionadas en Irak, una promesa electoral que Zapatero cumplió nada más llegar a La Moncloa, y con la que el jefe del Estado Mayor del Ejército siempre mostró en privado su desacuerdo, según han revelado a El Confidencial fuentes militares.

Los clamorosos errores cometidos en la identificación de los cadáveres del Yak-42, de los que los familiares de las víctimas culparon siempre al entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, y al propio Alejandre, así como la oposición de éste a la retirada de Irak, fueron más que suficientes para que Bono le retirara su confianza y comunicase a Zapatero su intención de destituirlo.

Pero ni el presidente del Gobierno ni el ministro de Defensa contaban con la firme oposición del Rey. Don Juan Carlos, en una discreta reunión con Zapatero y Bono celebrada en Toledo pocos días antes de que el Consejo de Ministros acordase el relevo de Alejandre, salió en defensa de éste, con el que el monarca mantenía una excelente relación, y trató de persuadir a ambos de que la responsabilidad de la catástrofe aérea y de las graves deficiencias en la identificación de los 62 cuerpos no podía recaer sobre el general.

De hecho, Alejandre sugirió en abril del pasado año, durante el juicio por el Yak-42, en el que prestó declaración en calidad de testigo, que la decisión de acelerar la celebración del funeral de Estado por los 62 militares muertos, lo que desencadenó el cúmulo de errores, la tomaron Aznar y Trillo.

Tensa reunión

En sus memorias de próxima aparición, Bono revela algunos detalles de aquella tensa reunión con el Rey y el presidente del Gobierno en Toledo, pero no todos. El entonces ministro de Defensa, con Zapatero como convidado de piedra, rechazó con firmeza los argumentos del monarca en defensa de Alejandre. El momento de mayor crispación se produjo cuando, ante la insistencia de Don Juan Carlos por salvar al general, Bono quiso zanjar abruptamente la discusión: "Majestad, yo sólo obedezco órdenes del presidente del Gobierno".

Al acabar el crispado encuentro, Zapatero felicitó a Bono por la "firmeza" con la que había defendido ante el Rey sus argumentos en favor de la destitución del general Alejandre, según cuenta el actual presidente del Congresos en el borrador de sus memorias.

La tensión de esa cita se reflejó, pocos días después, en el relevo de Alejandre por el general José Antonio García González. Alejandre no sólo rehusó acudir al acto de toma de posesión del nuevo jefe del Estado Mayor del Ejército que Bono presidió en el Ministerio de Defensa, sino que en su discurso de despedida, pronunciado en el Cuartel General del Ejército, afirmó que había sentido "el temblor incierto de ciertas deslealtades, de las venganzas, de los celos, de las mentiras interesadas".

Dos años más tarde, en mayo de 2006, el Ministerio de Defensa abrió un expediente a Alejandre por considerar "intolerables" los calificativos dirigidos por el general a Trillo y Bono, a quienes tildó, en una carta remitida a un periódico, de "trepas, ambiciosos y ególatras".
Leer más...