ESTIMADO? SR. ZAPATERO:

ESTOY TRABAJANDO DESDE QUE TENIA 20 AÑOS (CUANDO TERMINE EL SERVICIO MILITAR),
AHORA TENGO 45 AÑOS, Y MI MUJER IGUALMENTE EMPEZÓ A TRABAJAR A LOS 22 AÑOS EN LA ACTUALIDAD TIENE 43 AÑOS,

DESDE ESA FECHA NO HEMOS DEJADO DE PAGAR EN NINGÚN MOMENTO NUESTROS IMPUESTOS, SEGURIDAD SOCIAL, DESEMPLEO, CONTRIBUCIONES, IMPUESTOS DE VEHÍCULOS, ETC. ETC. ETC.

COMO CONSECUENCIA DE ESTO ME ENCUENTRO CON QUE MI HIJA ERA PENALIZADA A LA HORA DE ELEGIR COLEGIO PORQUE SUS PADRES TRABAJAN (PAGANDO IMPUESTOS). DE QUE LAS AYUDAS ECONÓMICAS SE LAS DAN A GENTE QUE ACABA DE LLEGAR, QUE JAMÁS HA COTIZADO Y QUE TIENE MÁS DERECHOS Y PRIVILEGIOS QUE NINGUNO DE NOSOTROS TRABAJADORES DE TODA LA VIDA A LOS QUE PRECISAMENTE NO NOS SOBRA EL DINERO.

YO TRABAJO EN UNA ENTIDAD FINANCIERA EN UN BARRIO "POBRE" DE CÓRDOBA EN EL QUE LOS SUBSIDIOS DEL GOBIERNO, DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA, DEL AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA Y DEL "SUMSUM CORDA" SON TOTALMENTE HABITUALES Y CONCEDIDOS A DISCRECIÓN, PERO ME SORPRENDE QUE EN MUCHAS DE LAS CUENTAS A LAS QUE LLEGAN ESTAS AYUDAS DE EMERGENCIA SOCIAL O SOLIDARIAS, SE PERMITAN PAGAR RECIBOS DE CANAL PLUS POR IMPORTES SUPERIORES A LOS 100 EUROS MENSUALES (YO PERSONALMENTE ME CONFORMO CON LA "TDT" Y ESO QUE ME GUSTA EL FUTBOL UN MONTÓN),
RECIBOS DE TELEFONÍA MÓVIL POR IMPORTES SUPERIORES A LOS 200 EUROS MENSUALES EN MUCHOS CASOS (YO CUANDO PAGO MAS DE 50 EUROS ENTRE EL TELÉFONO DE MI MUJER Y MÍO PILLO UN REBOTE DE IMPRESIÓN), Y OTRAS PERLAS POR EL ESTILO.

ESTOY HASTA LAS NARICES DE QUE LA GENTE VENGA A COBRAR EL DESEMPLEO A LAS


08.15 HORAS DE LA MAÑANA DEL DÍA 10 CON TODA LA PRISA DEL MUNDO PORQUE SE TIENEN QUE IR A TRABAJAR, A UN TRABAJO POR EL QUE NO PAGAN IMPUESTOS Y POR EL QUE NO CONTRIBUYEN A LA SEGURIDAD SOCIAL ,
A ESA MISMA A LA QUE SI TIENES LA DESGRACIA DE TENER QUE IR TE CITAN A SEIS MESES VISTA,O QUE CIERRA PLANTAS ENTERAS DE LOS HOSPITALES EN ÉPOCAS VACACIONALES PARA AHORRAR
(SE LO QUE DIGO PORQUE MI MUJER ES EMPLEADA DE LA MISMA ).


POR TODO ELLO SR. PRESIDENTE LE RUEGO QUE DEJE LA DESGRAVACIÓN DE VIVIENDA COMO ESTA
Y QUE EL ORDENADOR PORTÁTIL QUE LE VA A DAR A MI HIJA Y LA BOMBILLA SE LOS META EN LOS "GÜEVOS" QUE YA ME ENCARGO YO DE COMPRARLOS,
Y QUE EN VEZ DE ASESORES CONTRATE A MAS INSPECTORES DE TRABAJO QUE CONTROLEN A LOS PARADOS QUE NO LO ESTÁN,
Y QUE LAS ADMINISTRACIONES ANTES DE DAR AYUDAS CON EL DINERO DE LOS DEMÁS COMPRUEBEN QUE NO SON PARA VER EL MADRID-BARSA
O PARA LLAMAR A LA LÍNEA DEL TAROT DE LOLA MONTERO.


QUE CON LOS MILES DE PARADOS QUE HAY EN ESPAÑA, EL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN OTORGA SUBVENCIONES PARA TRAER TRABAJADORES EXTRANJEROS A LAS PEONADAS.

QUE EN LAS ARCAS PÚBLICAS NO CARECEMOS DE TANTO DINERO, SINO QUE FALTAN PROFESIONALES QUE SEPAN ADMINISTRARLO Y SOBRA GENTE QUE SE LO GASTA EN INTENTAR CONSEGUIR UN VOTO.

SIN OTRO PARTICULAR RECIBA UN SALUDO .

POSDATA:

A TODOS LOS QUE OS HE MANDADO ESTE CORREO OS RUEGO QUE SI DE ALGUNA MANERA OS SENTÍS IDENTIFICADOS LE DEIS DIFUSIÓN A VER SI SOMOS CAPACES DE QUE LLEGUE A LA MONCLOA.

Leer más...

"AGUACHIRRI CON OLOR A TIMO"

'La Gaceta' se enfada con 'La Noria' por el "timo" de su 'no' entrevista a Bono


@Alex Parrado.- 21/06/2010 (09:57h)

'La Gaceta' se enfada con 'La Noria' por el "timo" de su 'no' entrevista a Bono

Jordi González entrevista a José Bono.

Una anunciada entrevista aJosé Bono y un homenaje a la figura de Vicente Ferrer, nominado al premio Nobel de la Paz, fueron los elementos en torno a los que giró el programaLa Noria el pasado sábado. La expectación era tal ante la charla que el presidente del Congreso había concedido a Telecinco que La Gaceta, diario del grupo Intereconomía que destapó la polémica sobre el patrimonio del político, dedicó una página completa el sábado a recoger las cuarenta preguntas que, según ellos, Bono estaba obligado a responder en La Noria.

Sin embargo, aquellos que esperaban que Bono se sentase en el plató de Telecinco para intentar hacer frente a todos los frentes abiertos que tiene, se quedaron con las ganas. Jordi González visitó el despacho de José Bono en el Congreso para hacerle una pequeña entrevista sobre la figura de Vicente Ferrer, con el que el presidente del Congreso mantuvo una especial relación. No hubo tiempo para más. Eso sí, Bono prometió, “porque con la verdad se va a todas partes”, que en cuanto tenga un sábado libre seguirá los pasos de su compañero de partido, Pepe Blanco, y se sentará en La Noria.

La Gaceta alberga hoy lunes un texto crítico con La Noria titulado: De La Noria, el “calvario” del teólogo Bono y la alfombra de Jordi. En el mismo ataca a Telecinco por prometer una entrevista que finalmente no fue emitida. “Para ese viaje no hacían falta alforjas. Tanto con José Bono en La Noria y todo se quedó en agua de borrajas. La cosa se quedó en un aguachirri periodístico con olor a timo”, sentencia el rotativo, visiblemente enfadado porque el propio Jordi González criticó desde el programa que les hubieran elaborado un recetario de preguntas: “Somos mayorcitos para saber lo que preguntarle”.

La Gaceta sentencia de nuevo: “Nadie niega que seáis mayorcitos para preguntar y para poner la alfombra. Que fue lo que pasó”. El diario critica que Jordi González emplazara a Bono a acudir a La Noria en breve para hablar de “el calvario” por el que está pasando. “¿El calvario? Por ahí se veía el plumero”, señala La Gaceta.

Vea aquí la promesa de Bono: "Iré a La Noria".

Nota audiencias: La Noria consiguió el sábado subir hasta el 17.5% y casi los dos millones de espectadores
.

Leer más...

ME REAFIRMO EN LO ESCRITO AYER

He leído con suma atención la literalidad de los “desacuerdos “y “distanciamientos” que se produjeron a lo largo del viernes desde las filas del Partido Socialista respecto de la propuesta pública de Eguiguren en relación con Batasuna. También las “exigencias” de Basagoiti. Todo ello me lleva a concluir que mis miedos están más que justificados.

Hablemos claro y establezcamos algunas premisas:

1. Eguiguren no podría, de ninguna manera, hacer esto al margen de Rubalcaba. Entre otras cosas porque lo que le ofrece a ETA depende del Gobierno de la Nacvión. Y ETA no acepta como interlocutor a nadie que no pueden darle lo que exija; menos aún después del último intento fallido.

2. Eguiguren no es un outsider del PSE. Es el ideólogo de la nueva estrategia del Partido Socialista de Euskadi desde que en éste se cargaron lo que representaba la llamada línea constitucionalista, la que encabezaba orgánicamente Nicolás Redondo Terreros. Nada de lo que hace Eguiguren es ajeno a la estrategia de su partido. Es el Presidente, pero es, sobre todo, el que manda políticamente.

3. El PP vasco juega un papel preeminente en la política institucional vasca: Patxi López es Lehendakari gracias a su pacto de gobierno con el Partido Popular. Insisto: el Partido Popular tiene un pacto de Gobierno con el Partido Socialista de Euskadi. O sea que si es imposible que Eguiguren lleve adelante una estrategia con ETA al margen del Gobierno de la Nación y del PSE, es imposible también que el PSE juegue al margen de su socio de Gobierno. Porque una de dos, o no se enteran (lo cual nunca es una disculpa) o hacen como que no se enteran (lo cual es aún peor).

Amigos, esto no son juicios de valor. Esto es un análisis objetivo de lo que está ocurriendo. Las piezas hay que juntarlas para analizar el cuadro final; lo contrario sería una cobardía. Les aseguro que nada de esto ocurriría si de nosotros dependiera quien y cómo se gobierna en Euskadi.

ETA NO ES UN PROBLEMA VASCO

Aunque Eguiguren proponga una paz vasca, ETA no es un problema vasco. ETA ha nacido, se ha amparado, ha sido sostenida y ha dicho matar en nombre de los vascos. Pero ETA es enemiga mortal de la democracia; es la sociedad española plural y democrática la que quiere destruir y el Estado de Derecho español el que la tiene que derrotar.

No son Basagoiti y López los encargados de lograr la paz como dice Eguiguren. Entre otras cosas porque en España ya tenemos paz; lo que nos quita ETA es la libertad. Y nunca la tendremos mientras haya quien quiera cambiar libertad por treguas largas, indefinidas, eternas o como quieran llamarlas.

Ellos no pueden hablar en nombre de todos los españoles; y ni los nuevos mesías que nombra Eguiguren, ni nadie puede dar a ETA lo que es nuestro: la democracia. Aunque lo llamen de otra manera, de eso es de lo que están hablando con ETA: de que nosotros los buenos cedamos un poco de lo nuestro para que ellos, los malos, cedan un poco de lo suyo; vaya, para que les demos por dejarnos de matar lo que no han conseguido arrancarnos por mucho sufrimiento que tuviéramos que soportar y por muchas ciudadanos a los que asesinaran.

Eguiguren ha hablado y, como parte de la táctica de apaciguamiento controlado, ha desvelado una parte de lo que está haciendo: negociar con ETA concesiones políticas Como lo hizo, por encargo de Zapatero, durante la pasada legislatura.

La macabra historia se repite. En el primer intento de vender la democracia española a ETA Zapatero y Eguiguren utilizaron a otro siniestro peón de ETA, Otegui. Y al mismo Fiscal General del Estado, Conde Pumpido. Recuerden a Otegui preguntándole al juez cuando éste dictó orden de prisión: ”¿Pero esto ya lo sabe Conde Pumpido?”.

Ahora le toca el turno a Díez Usabiaga. Todos adivinamos desde el mismo momento en el que Garzón le sacó de la cárcel con un argumento tan peregrino como bochornoso (¿eso no será prevaricación?) que su puesta en libertad no era otra cosa que una letra a plazo: si los terroristas interpretan de forma creíble su papel en esta comedia macabra, la rompemos. Y si no cumplen, tú a la cárcel. Y otra vez la cantinela: “¿Pero esto ya lo sabe Conde Pumpido?”.

Ya ven, los terroristas han cambiado de actores en la segunda parte del enredo; sin embargo, los traidores a la democracia siguen siendo los mismos: Zapatero, Eguiguren y sus acólitos: el Fiscal General del Estado y el Ministerio del Interior. Porque nada de esto que se está haciendo puede ocurrir al margen del conocimiento y la actuación del Ministerio del Interior. Y bien que lo siento, pero todos sabemos que estas cosas no se pueden hacer sin conocimiento y consentimiento (cuando no impulso) de ese Ministerio y de su titular.

Pero hay otro actor imprescindible que ha entrado en el reparto de la segunda parte de esta macabra película; el actor principal invitado no es otro que el líder del PP vasco, un tal Basagoiti. Ese joven prometedor que llegó desde Neguri a lo más alto de la dirección del PP vasco dejando por el camino a todos aquellos que lo auparon y todo aquello que defendió en origen para progresando políticamente. Este joven líder que presume de ser justo lo contrario que María San Gil o Regina Otaola; que cree que ser moderno es decir tacos y palabrotas en cada entrevista, ya sea en Vanity Fair o en el Foro Nueva Economía; ese joven político que hizo posible que Patxi López fuera Lehendakari es el que está haciendo posible esta segunda etapa de negociación con ETA.

Más vale que nos vayamos dando cuenta cuanto antes de que es así. Que nadie crea que Eguiguren da alguna vez una puntada sin hilo. El hecho de que el Presidente de los socialistas vascos sea un hombre experto en fracasar no le resta ni un ápice de talento distinguir y embaucar a todos los vanidosos con los que se cruza en su intento de pactar una salida política con ETA. Él convenció al primer vanidoso de España, Zapatero, de que podía ser el Nóbel de la Paz; y él ha convencido al primer vanidoso del PP vasco, Basagoiti, de que puede ser el hombre del PP que “traiga” la paz a Euskadi.

Esto es más grave de lo que parece, aunque todos prefieran no darse cuenta; o creer las nuevas mentiras que nos siguen suministrando cual cloroformo. Rubalcaba dice que Eguiguren se equivoca “en esta ocasión”; y Basagoiti que no lo tolerarán. Pero todos sabemos, niños chicos incluidos, que sin Rubalcaba no es posible; y que sin Basagoiti es imposible.

Qué mala suerte hemos tenido; Rajoy quiere ser de mayor como Zapatero, y Basagoiti quiere ser de mayor como Patxi. Ambos están dispuestos a confundirse con el paisaje, a hacer lo mismo que aquellos a los que quieren sustituir en el poder. Y Eguiguren, que desde siempre defendió que ETA tiene sus razones, ha encontrado para esta segunda parte de la negociación con ETA un actorazo de lujo para el reparto. ¿Quién va a desconfiar de la firmeza del PP en la lucha contra ETA? La jugada es perfecta y tiene antecedentes: de la misma manera que sólo un presidente como Suárez, que venía de donde venía, podía legalizar al PCE pillando a todo el mundo desprevenido, nadie como el PP puede ayudar a que nos relajemos mientras se cierra el pacto político con ETA.

Sé que esto que digo suena fuerte; pero es que es muy fuerte. Es muy fuerte que estén repitiendo la historia ante nuestras narices. Es muy fuerte que nos quieran hacer creer que ETA nos va a traer la paz. Pero lo más fuerte es que nos callemos. Como diría Pilar, qué solos se quedan los muertos. Sobre todo cuando les abandonamos los que en otro momento les prometimos que nunca íbamos a olvidar por qué fueron asesinados y cuál era el propósito de sus verdugos.

Yo no pienso olvidar que ETA nunca persiguió otra cosa que conseguir con el crimen no que no podía conseguir con la democracia. ¿Qué falló en el primer intento con Zapatero? Las víctimas que movilizaron a la sociedad civil y el PP que no se arrugó y no se calló. Eguiguren ha aprendido la lección y no parece que el PP vasco vaya a ser un problema. ¿Tendrán las víctimas que salvarnos otra vez? Rosa Diez

Leer más...

ENCARGÓ A JESÚS CALDERA EN 2000 BUSCAR 'TRAPOS SUCIOS' DEL AHORA PRESIDENTE DEL CONGRESO

Zapatero ordenó abrir una investigación interna sobre Bono para acabar con su carrera política.

Zapatero ordenó abrir una investigación interna sobre Bono para acabar con su carrera política

Rodríguez Zapatero y José Bono en el Congreso en 2008 (Reuters)

@José L. Lobo / Alberto Mendoza.- 21/06/2010 (06:00h)

"Los de los propios partidos son unos hijos de puta". Lo dijo José Bono en noviembre de 2008, durante una conversación informal captada por un micrófono indiscreto, en respuesta a las críticas del PSOE por su decisión de colocar en el Congreso de los Diputados una placa de homenaje a sor Maravillas de Jesús, la monja nacida en unas dependencias parlamentarias y más tarde perseguida en la Guerra Civil. Pero también pudo haberlo dicho -y tal vez con mayor motivo- en la primavera del año 2000.

José Luis Rodríguez Zapatero, entonces diputado y aspirante a secretario general del PSOE, ordenó a su hombre de confianza y portavoz de la ya desaparecida corriente Nueva Vía, Jesús Caldera, que abriese una investigación interna, para la que utilizó medios humanos y materiales del partido, en busca de pruebas del supuesto enriquecimiento ilícito de Bono, en aquel momento presidente de Castilla-La Mancha y rival de Zapatero al cargo de secretario general en el 35º Congreso Federal socialista celebrado en julio de 2000.

Tras el descalabro del PSOE en las elecciones generales de marzo de ese año, en las que el PP de José María Aznar alcanzó la mayoría absoluta, el candidato del PSOE y secretario general del partido, Joaquín Almunia, presentó su dimisión y abrió un periodo de interinidad que culminó en el 35º Congreso Federal, cuando Zapatero, contra todo pronóstico y por un estrechísimo margen de sólo nueve votos, se impuso a Bono -y a las también aspirantes Rosa Díez, hoy líder de UPyD, y Matilde Fernández, del llamado sector guerrista- y fue proclamado secretario general del PSOE.

"No era trigo limpio"

Fuentes muy cercanas al PSOE de Castilla-La Mancha y a la extinta Nueva Vía -la corriente interna impulsada en 2000 por Zapatero, Caldera y otros jóvenes dirigentes socialistas de la época, entre ellos los ex ministros Juan Fernando López Aguilar y Jordi Sevilla o la actual titular de Sanidad, Trinidad Jiménez, para hacerse con las riendas del partido- han revelado a El Confidencial que Zapatero encargó a Caldera, entonces portavoz del PSOE en la Comisión de Infraestructuras del Congreso, una exhaustiva investigación sobre el patrimonio de Bono, de quien ya entonces "sospechaban que no era trigo limpio".

El objetivo de Zapatero y de Nueva Vía, según las fuentes consultadas, era "sacar a relucir los trapos sucios de Bono para eliminarlo como candidato a secretario general del partido, porque sabían que era el rival a batir en el Congreso Federal, y de paso acabar con su carrera política". Bono fue el último de los cuatro aspirantes a suceder a Almunia al frente del PSOE en formalizar su candidatura, pero desde la debacle socialista en las urnas, el 12 de marzo de 2000, nunca ocultó sus aspiraciones.

Caldera, que además de portavoz en la Comisión de Infraestructuras había sido número dos del Grupo Parlamentario Socialista, cumplió la orden de Zapatero y encargó la investigación del patrimonio de Bono a un fontanero del partido, Julio Pérez Sanz, actual jefe de Gabinete del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y anteriormente del propio Caldera durante su etapa como titular de ese departamento en el primer Gobierno de Zapatero.

Estrecho colaborador de Bono

Pérez Sanz, íntimo amigo de Caldera y entonces asesor del PSOE en el Congreso, se puso al frente del equipo de sabuesos que debía investigar contrarreloj el patrimonio de Bono -el Congreso Federal se iba a celebrar apenas tres meses más tarde-, del que también formaron parte otros tres asesores del Grupo Parlamentario Socialista.

La elección de Pérez Sanz para dirigir ese equipo no fue casual, ya que Zapatero y Caldera sabían perfectamente que el fontanero socialista había sido anteriormente jefe de Gabinete del propio Bono en la Presidencia de Castilla-La Mancha y, por lo tanto, conocía información sensible sobre éste. "Cuando Pérez Sanz recibió el encargo de Zapatero y Caldera ya no era, precisamente, forofo de Bono", apuntan con ironía las fuentes consultadas.

El actual jefe de Gabinete de Corbacho, contactado por El Confidencial, ni confirmó ni desmintió todos estos extremos. Pérez Sanz se limitó a señalar a este periódico: "Ha pasado mucho tiempo. No recuerdo haber recibido ninguna indicación de Zapatero o Caldera para investigar a Bono". Pero, según las fuentes consultadas, la investigación para hacer aflorar los "trapos sucios" del ex presidente de Castilla-La Mancha no se limitó a su patrimonio personal. "El equipo dirigido por Pérez Sanz", aseguran, "tenía instrucciones de husmear en todo lo relacionado con Bono, incluida su vida privada".

El ahora presidente del Congreso, según las mismas fuentes, abortó la investigación, una vez que ésta ya se había iniciado, tras ser alertado por un estrecho colaborador. Bono, aseguran esas fuentes, puso los hechos en conocimiento de Ferraz y de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista.

De 'Bambi' a 'El killer'

La investigación a Bono es una buena muestra del carácter frío e implacable de Zapatero cuando es el poder lo que está en juego. El líder socialista cargó con el apodo de Bambi durante su etapa en la oposición, pero tras llegar a La Moncloa en 2004 dejó claro que no le temblaba el pulso a la hora de aniquilar políticamente a sus más estrechos colaboradores. Su apodo cambió radicalmente: Zapatero se había convertido en El killer.

Los más damnificados fueron, precisamente, los integrantes de Nueva Vía, el movimiento con el que el diputado leonés impulsó su candidatura a la Secretaría General del partido. Sevilla sólo resistió tres años en el Ministerio de Administraciones Públicas; López Aguilar tuvo que dejar, muy a su pesar, la cartera de Justicia para liderar el PSOE en Canarias y, más tarde, en el Parlamento Europeo; Caldera fue defenestrado del Ministerio de Trabajo a cambio del premio de consolación de la Fundación Ideas; y Jiménez tuvo que esperar hasta 2009 para convertirse en ministra de Sanidad.

Zapatero tampoco tuvo piedad con el ex presidente del Congreso, Manuel Marín, a quien jubiló precisamente para colocar a Bono, ni con Alfonso Guerra: el veterano dirigente socialista pretendía ocupar en 2008 la Presidencia del Congreso, pero Zapatero lo confinó de nuevo a la Comisión Constitucional.

Pero el caso más paradigmático es la caída de Caldera. El actual responsable de la Fundación Ideas fue un fiel escudero de Zapatero desde que éste presentó su candidatura al liderazgo del partido. No dudó en encargarse del trabajo sucio, como la investigación a Bono, y durante cuatro años fue el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados. Tras el triunfo electoral de 2004, sorprendió que Zapatero sólo le premiara con la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales, pero la sorpresa fue aún mayor cuando en 2008 le expulsó del Gobierno.

Zapatero ya mostró algunos rasgos de ese carácter implacable mucho antes de convertirse en secretario general socialista. Su ascenso en el PSOE de León fue meteórico, y allí se acostumbró a batallas intestinas por el control del partido. En 1994, un joven Zapatero saltó a los titulares de la prensa nacional al denunciar que el sector guerrista había afiliado al PSOE de Castilla y León un millar de personas de forma irregular. El ex ministro Javier Sáenz de Cosculluela fue enviado desde Ferraz a investigar las afiliaciones, pero no logró comprobar la existencia de un fraude masivo. Por su parte, los guerristas leoneses acusaron a Zapatero de mantener 18 agrupaciones "fantasma", así como de diversas irregularidades administrativas.

Los trapos sucios de Bono

El patrimonio de Bono y su extraordinario enriquecimiento ha sido desvelado en los últimos meses por los medios de comunicación, y denunciado ante la Fiscalía General del Estado por el Partido Popular. Sin embargo, el equipo de Zapatero ya encontró en 2000 motivos para sospechar del ex presidente castellanomanchego. Entonces, y según su declaración de bienes publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, poseía una casa y dos fincas rústicas en Salobre (Albacete), dos pisos en Madrid, otro en Toledo, así como la todavía residencia familiar, un chalet en Olías del Rey (Toledo).

La adquisición de esta vivienda había provocado que el periódico La Razón dedicara una portada completa a Bono el 10 de junio de 1999 con el siguiente titular: "Bono compra más barato que nadie". Y es que, según denunció este diario, el político socialista pagó 53.672 pesetas por metro cuadrado, cuando el precio medio más barato de las viviendas de la zona, de protección oficial, era de 84.505 pesetas. Según fuentes del PP, Bono trató de ocultar a su electorado esta información ordenando comprar masivamente los ejemplares de este diario, por lo que los populares decidieron enviar desde Madrid más periódicos para repartirlos entre los castellanomanchegos.

Además, Bono declaró que, para adquirir el chalet de 401 metros cuadrados, había contraído una deuda de más de 15 millones de pesetas directamente con el constructor, sin la mediación de ninguna entidad financiera, y sin aportar pruebas de los pagos. Diez años después del intento de investigación de Zapatero, las investigaciones periodísticas han sacado a la luz que el patrimonio de Bono alcanza los 6 millones de euros.

Leer más...