INFORME FINAL DE LA DEFENSA DE JUAN ANTONIO SÁNCHEZ CARRETÉ, ECONOMISTA Y ASESOR FISCAL.

LXIII. JUICIO A LA CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA.

Rafael del Barco Carreras

Sesión del 14-06-10. José Luis Jori Tolosa (que dentro de la prudencia tampoco se mordió la lengua) en una hora y media, tuvo bastante para no admitir ninguno de los delitos de los que se acusa a su cliente. Mezclando “churras con merinas”, dijo, excluyendo a unos, demasiados, y montando historias de la supuesta amistad entre su patrocinado y el inspector fiscal Álvaro Pernas, porque jugaban al golf (en el Golf Costa Brava donde años después por cierto, añadió, jugaba también la jueza instructora del caso, Isabel Castelló) o se pelearon por un seto, y compartieron pantagruélicas mesas cuando su patrocinado hace muchos años que come sin sal, no solo no se demuestra nada, sino que se monta una fantasía maliciosa. Y en esa fantasía se repite hasta la saciedad lo de “chiringuito financiero” para desacreditar una sociedad de inversión legalizada, y por tanto controlada por las instituciones, que operaba abiertamente en bolsa a través de GAESCO SA.

Gracioso el defensor cuando argumenta que se aburrió oyendo los videos del juicio y descubriendo que los bancos incumplieron la ley que les obliga a identificar a quienes cobren mas de 500.000 pesetas, o a aportar una infinidad de talones y cuentas. Otra malicia de la fiscalía: justificar a los bancos que alegaron prescripción. Yo dudé de esa prescripción en uno de mis escritos, y el abogado defensor documenta esa falacia. Al igual con las cuentas en Suiza, se citan pero no aportan, cuando en el juicio se demuestra que la justicia y banca suiza aportaron lo que se les pidió.

Otra aportación interesante, la “supuesta” muerte de John Rosillo, el hombre de paja de los Pujol, el comprador de terrenos, KEPRO-DIAGONAL MAR. “Dicen que muerto”. No me extrañó su duda, en España por lo visto basta que alguien con Poder o Dinero reúna a su prensa y les dicte sobre la muerte de alguien, caso Antonio de la Rosa, para que se publiquen esquelas y largos artículos. En este caso, asesinado en Panamá. Y otra: Enrique Bernat, Chupa Chups, dueño de Reineta SA, propietario del edificio de Plaza Cataluña vendido al Corte Inglés por más de 2.000 millones de pesetas de los noventa, que genera entre otros el traspaso de 500 millones de una inquilina, y cuyos pagos, fragmentados, no se comprueban. Bernat, ya difunto, asegura el abogado, no era hombre que delegara, y añado yo, amigo personal de Jordi Pujol, quien con el alcalde Pascual Maragall, debían recalificar el uso del edificio vendido.

Resumiendo la tesis de la defensa, las actas de Hacienda eran legales e iguales de las que extendían entonces los demás inspectores, algunos testigos de la acusación, y extrañamente exculpados. Y además, caso familia Vidal-Folch, terrenos Villa Olímpica y Diagonal Mar, se pacta con posterioridad por otros inspectores el pago del IVA y no se denuncia en aras al interés y prioridad de Hacienda, que es cobrar.

Quizá es lo que quise entender, pero el abogado defensor exponía que todo el montaje de la Fiscalía Anticorrupción, quitando y poniendo a su capricho para salvar a quienes les pareciera, deja un pastiche incomible. Técnica procesal absurda, y añade: como no hay pruebas, se acude a las indirectas, ¡son amigos! Innecesario comprobar la infinidad de códigos y jurisprudencia utilizada por el defensor para entender que ni Sánchez Carreté, asesor fiscal, economista, que no abogado (como fiscalía una y otra vez repetía) y el inspector Álvaro Pernas, a lo sumo son dos personajes secundarios metidos a legalizar por cuenta de la Superioridad, Jordi Pujol, Pascual Maragall y los altos mandos de Hacienda, las complejas operaciones donde un terreno (muchos) se multiplica por diez en un mes o un edificio lo compra el Corte Inglés SA cuando su “recalificación” o “cambio de uso” está pactado, y vendido por otro importantísimo empresario, que no pactarán ni con asesores o simples inspectores.

Total, que en el banquillo se deberían sentar los “recalificadores”, los altos mandos de Hacienda, y Fiscalía Anticorrupción por “chapuza maliciosa”.

Leer más...

EL EX PRESIDENTE, DE 'ROAD SHOW' EN LOS MEDIOS

Ferraz agradece la ayuda de un Felipe González al que no soporta.

Ferraz agradece la ayuda de un Felipe González al que no soporta

Felipe González charla con Zapatero durante el homenaje al fundador del PSOE, Pablo Iglesias (EFE).

@Daniel Forcada.- 15/06/2010 (06:00h)

Con un PSOE en caída libre en las encuestas y con un presidente del Gobierno que se enfrenta a su momento más bajo de popularidad, el retorno de Felipe González a la palestra pública se ha revelado como un bálsamo de incalculable valor para unos socialistas huérfanos de referentes. El ex presidente del Gobierno ha intensificado en los últimos días su presencia en actos públicos y de partido, así como en medios de comunicación, consciente de que, en estos momentos de crisis, él es el único capaz de alentar y elevar el ánimo de las “deprimidas” tropas socialistas. Una vuelta a la primera línea que, sin embargo, se ve con cierto estupor en la dirección del partido y en el entorno más cercano al presidente del Gobierno, que recibe esta ayuda con la "nariz tapada".

González no deja de ser visto, en el entorno más cercano a Rodríguez Zapatero, como ese jarrón chino que nadie sabe dónde colocar y cuyas apariciones de los últimos días resultan a la par inquietantes y algo molestas. Y es que, el ex presidente es y será siempre un mito dentro del Partido Socialista Obrero Español. Algo así como un mito andante capaz de embelesar con su sola presencia y con sus palabras improvisadas a una audiencia deprimida y de bajón. Lo demostró, una vez más, la semana pasada en el homenaje a Pablo Iglesias, un acto en el que despertó, sin necesidad de leer papel alguno, una ovación cerrada y sincera entre los algo más de 700 parlamentarios y cargos del partido que acudieron a escucharle. Insufla moral a las bases, y eso es de agradecer, pero deja en evidencia a Zapatero. Le necesitan, pero le deprecian.

En menos de una semana, González se ha hecho notar de nuevo con su táctica habitual de suministrar una de cal y otra de arena a su sucesor en el partido. Primero afirmó públicamente, en clara alusión a su forma de ejercer el poder, que “rectificar es de sabios, pero hacerlo todos los días es de necios”. Después, por el contrario, no ha dudado en ponerse al servicio de los suyos para lo que sea necesario aplicando la filosofía que él mismo expresó en el aniversario a Pablo Iglesias. “Distancia crítica cuando las cosas van bien. Cuando las cosas van mal, militancia pura y dura”.

Un apoyo que el PSOE no se puede negar a recibir por más que entre su actual dirección sea visto con alguna que otra reticencia por lo que genera de sentimiento de nostalgia hacia viejos liderazgos. Porque las comparaciones hablan por sí solas. La arrolladora capacidad y el intacto magnetismo de González evidencian la falta de de iniciativa de Zapatero a la hora de explicar y convencer a la opinión pública de la conveniencia de sus recortes. Como el propio ex presidente le ha reprochado, el plan de ajuste “no ha sido suficientemente explicado”.

Tampoco es plato de buen gusto en Moncloa que González comente en público cosas como que a Zapatero “le ha golpeado la realidad de la crisis” y que eso se le nota incluso en su aspecto físico, como ayer señaló en la Cadena SER. O que se muestre como un líder al cabo de la calle, que sabe anticipar crisis futuras o que conoce la receta para todos los problemas. Comentarios que hacen flaco favor al presidente del Gobierno, al igual que otras expresiones como “depresión” o “enseñar la yugular” que, en su boca, evidencian la extrema debilidad por la que atraviesa el partido y el sentimiento de inferioridad que acompleja a sus bases.

Sea como fuere y a pesar de los recelos que pueda suscitar en el círculo más próximo a Zapatero, el presidente le necesita para reforzar la unidad interna del PSOE y para movilizar a sus votantes más abstenciones. No se descarta, por ello, que Felipe y Zapatero vuelvan a protagonizar en las próximas semanas nuevos acto de partido que sirvan para frenar la sangría de votos del PSOE.
Leer más...

ELENA SALGADO Y CELESTINO CORBACHO, EN LA CUERDA FLOJA POR LA MARCHA DE LA ECONOMÍA

El equipo de Zapatero da por hecho que habrá crisis de Gobierno antes de vacaciones

El equipo de Zapatero da por hecho que habrá crisis de Gobierno antes de vacaciones

El presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero (Efe).

@José L. Lobo / Alberto Mendoza.- 15/06/2010 (06:00h)

José Luis Rodríguez Zapatero ultima una remodelación del Consejo de Ministros que dará a conocer, muy probablemente, antes del paréntesis veraniego, según han asegurado a El Confidencial fuentes muy cercanas al presidente del Ejecutivo.

Sólo Zapatero conoce el verdadero alcance, los nombres propios y la fecha elegida para esa crisis de Gobierno, pero las fuentes consultadas dan por hecho que será inminente. Y apuntan al debate sobre el estado de la Nación del próximo 14 de julio en el Congreso. "El discurso de Zapatero en ese debate", añaden, "va a marcar un punto de inflexión para abordar la segunda mitad de la legislatura con un nuevo impulso político y un nuevo equipo que pilote las reformas estructurales que están en marcha", añaden las mismas fuentes.

Zapatero siempre ha mostrado a lo largo de los últimos meses, en público y en privado, un firme rechazo a remodelar su actual equipo de Gobierno. Dar ese paso significaría reconocer el fracaso del experimento llevado a cabo en abril del pasado año, cuando se desprendió del fogueado Pedro Solbes y le relevó por una Elena Salgado sin la consistencia de aquél; se sacó de la manga una vicepresidencia política vacía de contenido para Manuel Chaves y ascendió al número dos socialista, José Blanco, a ministro de Fomento y portavoz de facto del Ejecutivo.

Las circunstancias, sin embargo, han cambiado dramáticamente en unas pocas semanas, y en las filas del PSOE, desde Ferraz al Grupo Parlamentario Socialista, nadie duda ahora de que la crisis de Gobierno es inevitable. Pero el problema para Zapatero no es tanto el calendario como el calado de la remodelación: si opta por unos cambios superficiales y cosméticos, la crisis resultará poco creíble; y si se inclina por dar entrada en su equipo a pesos pesados de prestigio, el problema al que se enfrenta es la falta de un banquillo solvente.

El pasado 9 de junio, Zapatero sorprendió a la oposición asegurando en el Congreso que no tiene "inconveniente" en abordar el debate sobre la composición de su Gabinete. El presidente del Gobierno respondió así a Mariano Rajoy, quien le había recordado que el Parlamento se ha manifestado hasta en cuatro ocasiones a favor de una reducción del número de ministerios y de altos cargos. Hasta entonces, los socialistas habían sostenido que las decisiones sobre la confección del Ejecutivo corresponden constitucionalmente al presidente, por lo que no aceptaban injerencias del poder legislativo.

Salgado y Corbacho, en la cuerda floja

El futuro de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, es una incógnita. Muchos dirigentes socialistas la dan por políticamente amortizada, pero parece que Zapatero no le ha retirado su confianza. Mucho más negra se presenta la continuidad de Salgado y del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, sobre todo teniendo en cuenta los formidables retos que aguardarían a ambos a la vuelta del parón estival: elaborar los Presupuestos Generales del Estado para 2011, aplicar el tijeretazo al gasto público, gestionar la reforma laboral, afrontar la primera huelga general de la era Zapatero y preparar el terreno para modificar el sistema de pensiones.

Algunas fuentes consultadas por El Confidencial apuntan al titular de Industria, Miguel Sebastián, amigo y estrecho colaborador de Zapatero, como futuro responsable del equipo económico del Gobierno. Y dan por segura la salida del Ejecutivo del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el cambio de cartera o el ascenso a una vicepresidencia política de Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba y la supresión de algún ministerio.

La crisis de Gobierno puede influir también en los ritmos internos del PSOE, pendiente de la elección de candidatos para los comicios municipales y autonómicos de 2011. El líder socialista aplazó ayer hasta el 17 de julio la celebración del próximo Comité Federal socialista, previsto inicialmente para el día 3, que comenzará a confeccionar las listas electorales. El objetivo del jefe del Ejecutivo es dirigirse a los suyos una vez que haya hecho frente a los principales compromisos fijados para antes de las vacaciones de agosto; es decir, el debate sobre el estado de la Nación, el balance del semestre de Presidencia española ante el Parlamento Europeo o la puesta en marcha de las reformas estructurales.

Leer más...